sábado, 12 de octubre de 2019

Reseña de la película: Joker (Todd Phillips)

Todd Phillips



Finalmente y con un poco de retraso he visto una de las películas más esperadas y de las que todo el mundo habla en estos momentos. Aunque era una película que despertaba mi interés tampoco estaba entre las que más esperaba, por lo que las expectativas no estaban tan altas. Sin más rodeos, la película me ha parecido una interesante incursión a una mente enferma que busca una idea de éxito por sus propios medios. Debo decir que por momentos me aburrí y se me hizo muy lenta y un poco floja la parte de la transformación, del génesis, o quizás porque estaba un poco cansado. Pero sí sentí que no me molestaba por lo complejo sino por lo reiterativo y enfático en uno solo de los elementos: Joaquin Phoenix, que toma muy bien la película en sus hombros y realiza un magistral recital de locura, excentricidad e histrionismo.




Joaquin Phoenix


La película es consciente desde su guión que el centro es la mente o el personaje principal, pero la narración no facilita esta exploración, sino que sigue una narración formal, con una perspectiva lejana en 3ra persona, una distancia, que quizás resta un poco de impacto a la introspección del espectador en la bajada de los infiernos del actor. Aunque él logra transmitirla muy bien, pero creo que el impacto hubiese sido distinto con alguna ayuda adicional creativa en el guión y en la producción. Variar la textura. Y no dejar todo el peso al actor.




Joaquin Phoenix


Me gustaron también las conexiones al universo de Batman, que reafirma la figura de génesis de esta producción, pues ocurren distintas cosas: trauma, inconformidad, caos, rebelión, violencia. Y así como nace un agente del caos, también nace el rencor y la venganza. El espiral del dolor.




Joaquin Phoenix


Al final, tenemos a un pobre enfermo mental, con un largo trayecto de traumas y maltratos desde la infancia que lo llevaron de adulto a esa condición en una sociedad que tampoco lo acepta y en la que tampoco recibe un trato benevolente, pero que a pesar de todo tiene el sueño de actuar como cómico frente a un público. Le resulta difícil, pero finalmente lo logra de la peor forma posible. Pero en su mente, lo consigue y también se erige como un símbolo. 




Crítica de la película Joker



Las referencias a otras películas son palpables como ya varios las han comentado, y es interesante esta adaptación libre del personaje, que permite las distintas referencias. Del resto la producción me parece impecable, con su banda sonora, su fotografía, el maquillaje, y todos esos apartados premiables me parece que cumplen con la propuesta planteada. Y Phoenix logra un gran Joker, que contiene un poco de todos los anteriores y logra uno original e inolvidable. Es una buena película pero no una obra maestra ni la mejor película de la década.

7.5/10









Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)


lunes, 16 de septiembre de 2019

Reseña de: Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese

Martin Scorsese



Desde que se anunció un nuevo documental de Scorsese sobre Dylan me emocioné enormemente. Sobre todo, luego de esa maravilla de documental "No Direction Home". Además que los documentales de Scorsese en general son brillantes, y más si son sobre la industria musical. Y Bob Dylan, creo que su sola presencia también ya da garantía a cualquier proyecto. 



Bob Dylan


El documental me pareció majestuoso, creo que cada imagen de archivo y documentada de esa particular gira "Rolling Thunder Revue", un proyecto de soñadores, esa caravana que reunió a grandes músicos que iban tocando en pequeños lugares, y que a la vez desarrollaban una aventura creativa, íntima e inolvidable entre ellos mismos, por el simple amor a la música y a la creación artística.



Bob Dylan


Desde el poeta Allen Ginsberg, Patti Smith, Joni Mitchell, Joan Baez, y las apariciones de Sharon Stone o Bette Midler, entre otros muchos talentos ya consagrados, reunidos por el gran Bob Dylan. Creo que así como Scorsese, merece el crédito Martin Von Haselberg, quien fue el que documentó toda esa gira, logrando grandes imágenes y momentos para el recuerdo.



Allen Ginsberg


Pero Scorsese le da la dinámica y el ritmo, con las entrevistas a Dylan en el presente, y a otros de los artistas involucrados, haciendo el contraste sobre cómo se ven en retrospectiva. Dentro de esa travesía, en la que sólo somos espectadores, encontramos retratos y reflexiones sobre la creación, sobre la poesía, el arte, el compromiso social y la amistad. Y también está llena de amor y nostalgia. Toda una obra de arte y pieza de museo audiovisual. De lo mejor que he visto en lo que va del año. Y en el apartado de documentales va a ser difícil desbancarla. Disponible en Netflix.


Trailer de Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story




Bob Dylan



Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)


domingo, 18 de agosto de 2019

MiniReseñas de 7 Series: Dark (S2), The OA (S2), Barry, Outlander, Killing Eve, Chernobyl y Big Littles Lies (S2)

Dark Season 2



Dark (Baran bo Odar y Jantje Friese) / Netflix - (Season 2):

La segunda temporada de Dark mantiene el interés y la propuesta de la primera temporada. Sigue siendo una serie excelente que pone cuidado a cada detalle. Paradojas, viajes en el tiempo y toda una construcción de un macro universo que se sigue desvelado poco a poco. Ya en la segunda temporada reconocemos a varios personajes en sus distintas épocas y sus funciones. También tenemos nuevas sorpresas y dudas sobre quienes son los buenos y los malos. El tiempo sigue como protagonista y ente intermedio entre las luchas de los grupos de viajeros. Creo que es de los productos audiovisuales que en realidad se preocupa desde su guión en dar coherencia al uso del recurso narrativo de los viajes en el tiempo. Y los personajes en distintas épocas siguen siendo tan increíblemente parecidos, que ayuda a facilitar la identificación. Se han ido perfilando personajes que en la primera temporada no tuvieron mucho protagonismo, y para la tercera temporada y creo que última o penúltima quedan abiertas muchas posibilidades interesantes para seguir ahondando en este universo, que a medida que avanza nos va dejando una visión, de que toda la historia pertenece a un pequeño grupo de familias, a unos nombres, a unos apellidos, a una comunidad, a una raíz. Técnicamente sigue siendo impecable y todo su reparto también. Totalmente cumplió las expectativas. De las series más interesantes de Netflix. 

Acá la reseña de la primera temporada:

Dark (Season 1)




Dark Season 2



The OA Season 2


The OA (Zal Batmanglij, Brit Marling) / Netflix - (Season 2):

Hace rato terminé de ver la segunda temporada, pero hace poco me enteré de la cancelación de la serie, osea que no habrá 3ra temporada al parecer, y me ha entristecido un poco. Especialmente, luego de ver la carta de la creadora, la talentosa Brit Marling. En fin, esto escribí en su momento de la 2da temporada: 

He terminado de ver la segunda temporada. La primera temporada (hace 3 años) recuerdo que me atrajo por su originalidad, que es un sello personal de dos de los creadores involucrados (Marling y Batmanglij), y porque en el final de su primera temporada dejó abierto al espectador la interpretación de creer o no creer. Que todo era una broma o en realidad había pasado. Afortunadamente en la segunda temporada desde muy temprano te resuelven esa duda. La serie asume la responsabilidad y sigue desarrollando una trama fascinante, un juego de portales, dimensiones, realidades alternas, sueños, almas vinculantes etc, que aunque en ocasiones se torne ambiguo o redundante, siempre sorprende y reta al espectador constantemente. La originalidad y sagacidad en la escritura también corresponde a su parte técnica y artística, en crear visualmente esos universos. Creo que se sigue cimentando como una joya contemporánea que no pierde el misterio, y que al final de la 2da temporada nos deja con un panorama más que fascinante para el reto en la 3ra temporada. Y sigo manteniendo esa sensación que me gusta, de no sé donde irá a parar, pero disfruto el recorrido. Muy bien los actores, y siempre es grato ver a la talentosa Brit Marling (The OA), que asume estos papeles tan bien, y que es creadora y escritora de la serie. Siempre atento a sus proyectos. Recomiendo ver lo que ha hecho con sus dos amigos (Mike Cahill y Zal Batmanglij). El talentoso Andrew Haigh también dirige en esta temporada.

Acá la reseña de la primera temporada:

The OA (Season 1)





The OA Season 2




Barry Season 1


Barry (Season 1):

La primera temporada de “Barry”, una comedia negra sobre un asesino a sueldo que en medio de una misión encuentra su vocación como actor de teatro fue uno de los descubrimientos más gratos del año. Y aún no empiezo su 2da temporada, ya disponible. El alma de la serie es su creador y protagonista Bill Hader, quien personifica con efectividad este personaje tan particular y complejo. La duración de cada capítulo es ideal, como en todas las comedias, y el número de capítulos también. Además de Barry, hay una gama de personajes secundarios de lujo, más situaciones tan bien construidas, que simplemente te hacen disfrutar de cada segundo. Está muy bien escrita (Hader es guionista también), y en cierta forma es original al mezclar géneros, porque en medio de la comedia negra aflora la sátira, entre ellas al mundo del entretenimiento, y contiene momentos tan hilarantes como dolorosos. Sin dudas, es una de las joyas de la televisión reciente. 



Barry Season 1




Outlander Season 1,2,3,4


Outlander (Season 1, 2, 3 y 4):

Hace años me recomendaron esta serie pero no le había prestado atención porque la sinopsis no me llamaba mucho la atención y hace años atrás no le dedicaba aún mucho tiempo a ver series. Pero me la siguieron recomendados tras varios años como otros 3 amigos más y finalmente me decidí a verla. Lo primero que me llamó la atención fue su música y la buena ambientación temporal de Escocia, la cultura celta, porque siempre me ha fascinado esa cultura y su música. Pero luego siguió la historia, que muestra a una mujer enfermera e inglesa en la segunda guerra mundial en los años 40, que es trasladada por medio de unas piedras ancestrales al año de 1743. 

Al principio seguía con resistencia pero decidí darle la oportunidad. Mientras avanzaba me iba interesando cada vez más en la historia y sus personajes. Me pareció otra pequeña joya disponible en Netflix. La serie es una adaptación de los libros de Diana Gabaldón. Es interesante el manejo histórico, el detalle y la incursión/adaptación de esa mujer del siglo XX en el siglo XVIII. Me atrapó definitivamente por el manejo histórico, y sin dudas, por la historia de amor que surge entre los personajes principales, Claire y Jamie, seres de distintas épocas, que deben aprender a entenderse, sus limitaciones, a aprender y desaprender varias cosas, eliminar prejuicios, entender algunos comportamientos conservadores, en fin, es un proceso en realidad muy bello, que logra que el espectador se una y realice con ellos ese proceso.  

La serie tiene excelentes actores, la música (que ya mencioné), su ambientación, su dirección y una excelente fotografía en todas las temporadas. En ocasiones, debo confesar, que me parece una telenovela, un melodrama al uso, pero sus otros elementos que ya mencioné, y el involucramiento que logras con los personajes hace que quieras seguir sabiendo sobre ellos. 

La primera temporada es muy buena, y tiene algunas escenas excelentes en varios de sus episodios. De la primera temporada una especialmente se me quedó marcada, porque me impresionó y me tomó por sorpresa, y porque en su momento vuelve a retomar ese tema de los viajeros en el tiempo. No sólo los retoma sino que los amplía, y los anuncia como algo muy importante para lo que sigue en la serie. 

En su segunda temporada, sigue el hilo de la primera, y seguimos con el juego del tiempo, las épocas, pero la segunda temporada por momentos se hace monótona y tiene situaciones repetitivas, o el argumento central no tiene la fuerza suficiente. Creo que es la más floja de la serie. 

En la 3ra y 4ta temporada, que me devoré en poco tiempo, creo que la historia recupera su esencia y tiene unos cambios necesarios para seguir manteniendo el interés del espectador. Ya los viajes en el tiempo adquieren más protagonismo y se hacen más relevantes y determinantes para sus personajes. Lo que también trae nuevas reflexiones. Los protagonistas pasan por todos los dramas del mundo, jeje pero su conexión y su química es tan real y palpable, que simplemente te quedas admirándolos. Jamie y su “Sassenach”, que significa forastera/extranjera, así como el mismo significado de “Outlander”. Y son palabras que también terminan determinando la esencia de la serie desde su inicio, e invitan a una serie de reflexiones muy importantes y actuales. 

En la 3ra temporada los protagonistas deben enfrentarse a un reconocimiento luego de una separación de 20 años en cada una de sus épocas, lo que trae nuevas dinámicas y dramas, por supuesto. En esta temporada hay varios capítulos que me gustaron, pero hubo uno en especial que me conmovió enormemente. Cuando lo vi escribí lo siguiente:

“El capítulo 4 de la 3ra temporada de la serie "Outlander" (basada en los libros de Diana Gabaldon), se llama: "De las cosas perdidas" es de los capítulos más bellos que he visto en alguna serie en mucho tiempo. (Disponible en Netflix). Tendrán que verla toda hasta allá, jaja”, 

porque se  enfrenta el tema de las cosas que se pierden en el tiempo. Y al final de la 3ra temporada la serie se traslada a América, al nuevo mundo, que es donde transcurrirá la mayor parte de la 4ta y más reciente temporada. Ya en América, cambian los escenarios, y es interesante ver como se mantiene la calidad en el manejo de la historia, por ejemplo en América del Norte, con toda la parte de los colonos europeos y su difícil relación con los indígenas nativos. Son detalles que te permiten, además de disfrutar de la historia, aprender y conocer un poco de la historia de la civilización. La 4ta temporada tiene otros capítulos muy buenos y emotivos, además que se nos introduce una nueva generación (personajes que crecen y cambian de actores de forma acertada) y nuevos personajes. 

Pero no son solo los cambios de época y la ambientación, sino la detallada construcción de cada personaje, porque detrás de cada uno de ellos se retrata una cultura, unas formas, un linaje, un pasado, una historia y varias al tiempo. Por eso, creo que es otra serie valiosa para descubrir. A diferencia de Dark o OA, aunque tiene viajes en el tiempo, y es un tema importante, acá las historias, el entorno y los personajes y sus relaciones a través del tiempo tienen mayor importancia. 




Outlander Season 1,2,3,4




Killing Eve Season 1,2


Killing Eve (Phoebe Waller-Bridge) – Season 1, 2:

Hace rato quería escribir algo sobre Phoebe Waller-Bridge, a la que conocí primero por su estupenda serie, “Fleabag”, que escribe y protagoniza. “Killing Eve” también fue desarrollada y escrita por la guionista inglesa, basada en las historias de Luke Jennnings. La serie cuenta la historia tantas veces contadas en el cine y en la televisión, de un asesino perseguido por un detective. Pero en esta ocasión, los roles cambian, y es una asesina perseguida por una detective, dos mujeres. Detrás de esta persecución se empiezan a crear un vínculo entre ambas mujeres, generado por un reto, un enfrentamiento, que desencadena en una obsesión de la una por la otra. La serie tiene un guión exquisito en su primera temporada, cuando se empiezan a introducir esos personajes femeninos tan ricos y tan complejos al tiempo. Eve Polastri, la detective, interpretada por una estupenda Sandra Oh, quien tiene su propia historia antes de aceptar el papel, cuando no se imaginaba que la querían para el papel protagonista. Y Villanelle, intepretada por Jodie Comer, quien logra apropiarse de un personaje siniestro, divertido y a la vez tierno. Lo interesante de la serie es que detrás de ese juego de persecución y esos juegos de ingenio entre ambas mujeres, también se van desarrollando y exponiendo los temores, las fragilidades y los deseos de éstas. 

Durante la mayoría de la primera temporada ambas mujeres interactúan desde la distancia, y cuando se encuentran físicamente son dinamita pura. Recordando además ese impresionante final de temporada. Excelentes diálogos y unos personajes tan fuertes, ambiguos, frágiles y tan bien definidos, que simplemente fascinan al espectador. Y las actrices están tan bien en sus papeles que parece que nacieron para interpretarlas. 

En su segunda temporada, la serie continúa la historia, y en cierta forma me gustó pero se nota un pequeño bajón, que entiendes cuando te enteras que la guionista y creadora original tuvo que delegar la función en la segunda temporada. Sin embargo, creo que el impacto de los personajes es tan fuerte, que podrán sobrevivir a este pequeño bajón, ahora que Waller-Bridge retome nuevamente para la 3ra temporada. De igual forma, es una serie muy recomendada, y no dejen de ver “Fleabag”, otra joya. 




Killing Eve Season 1,2




Chernobyl


Chernobyl (Craig Mazin) – Miniserie HBO:

Otra serie que terminé de ver hace semanas. Dirigida y escrita por Craig Mazin, es una adaptación del libro “Voces de Chernóbil” de la premio nobel de literatura, Svetlana Alexievich. Al principio no sabía, ni me lo imaginaba, porque el libro es una serie de relatos sobre personas que sufrieron los efectos de la catástrofe, es muy centrado en las personas y no tanto en los hechos y acontecimientos técnicos tras la tragedia. Por lo que entendí, que sirvió de inspiración para la construcción de los personajes y ciertos enfoques. La serie cuenta con detalle los acontecimientos tras la explosión de la Central Nuclear de Chernóbil (Ucrania) en el año de 1986. Una explosión que tuvo eco y liberó material radioactivo no sólo en Ucrania sino en Rusia, Bielorrusia y otros países de Europa central. La serie de 5 excelentes capítulos, documenta y retrata con sumo detalle y de forma objetiva, todo el drama desde su génesis hasta el desarrollo y posteriores efectos sociales, políticos y humanos. Claramente es una visión o perspectiva estadounidense sobre el drama, pero los hechos son mostrados bajo la documentación completa que se conoce y los resultados y efectos que quedaron registrados, y que en la Unión Soviética se intentó minimizar y ocultar. La serie se enfoca en los detalles técnicos, pero por supuesto, también en el humano. Vemos distintas perspectivas de los afectados, que iban desde los operarios de más bajo rango hasta oficiales y directivos de alto rango dentro de la planta.

Sorprende por su factura impecable y su sutileza en la narración, junto con un despliegue técnico de gran calidad, que logran trasmitir un constante estado de alerta e intriga al espectador sin abusar de los elementos, sino simplemente con el poder de las imágenes, una atmósfera opresiva, una excelente banda sonora y un brillante elenco, que encajan todas las piezas para que todo funciones a la perfección. Es muy grato ver un reencuentro entre Stellan Skarsgard y Emily Watson, quienes trabajaron muchos años atrás en la película “Rompiendo las olas” de Lars Von Trier. Y un excelente Jared Harris en el papel principal. Una joya imperdible.

Acá mi reseña del libro “Voces de Chernóbil”:
Voces de Chernóbil



Chernobyl




Big Littles Lies Season 2


Big Littles Lies (Andrea Arnold) / HBO – (Season 2):

Hace ya algunas semanas que también terminé de ver la 2da temporada de “Big Little Lies”, que trajo de gran incursión y complemento a la actriz Meryl Streep. Escribí esto: 
Ayer se trasmitió el último episodio de la 2da temporada de "Big Little Lies". Aunque desde el inicio de la temporada se sintió que la serie había perdido su norte, poco a poco se va aclarando u orientando hasta el que es quizás el mejor episodio de la temporada, el final. Porque al final la serie se desvela como una difícil y profunda reflexión sobre la maternidad, o el de ser padre o madre en general. Como pasaba en la primera temporada, donde era la historia más fascinante, la de Celeste (Nicole Kidman), en esta segunda temporada, sigue como la historia y el personaje más trabajado, y que también guía algunos hilos en las otras historias. 

El reparto, creo que es la nota alta de todos los episodios, y en el capítulo final las escenas de Nicole Kidman con Meryl Streep son simplemente estupendas, dos trabajos impecables, que increíblemente me emocionaron y me conmovieron, aparte de las falencias que pudo tener el guión y la historia en general. Porque como serie en general, contando todos los episodios, sí creo que bajó un poco, aunque Renata tuvo grandes momentos, igual Madeline, y las dos del trío que han tenido menos protagonismo, Jane y Bonnie, acá también tuvieron más atención y drama en sus historias. 

Pero nada que hacer, creo que el personaje y la historia de Celeste es la que saca la cara y guía toda la orquesta. Y hasta creo que con ese final, dan pie a una posible tercera temporada. Y estoy interesado en ello, porque ver a esas actrices semanalmente es un privilegio. Y en esta temporada ver a Nicole junto a Meryl (que habían trabajado en esa obra maestra "The Hours", pero sin interacción) ha sido totalmente glorioso.

Acá la reseña de la primera temporada:

Big Little Lies (Season 1)




Big Littles Lies Season 2





Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)

viernes, 9 de agosto de 2019

MiniReseñas de 3 Documentales: Apollo 11, Leaving Neverland y Homecoming

MiniReseñas de 3 Documentales: Apollo 11, Leaving Neverland, Homecoming



"Apollo 11" (Todd Miller):

Luego de ver el año pasado la interesante película "First Man" de Damien Chazelle, técnicamente impecable y que mostraba parte de la expedición del Apollo 11 y la llegada del primer hombre a la luna, enfocándose principalmente en la figura de Neil Armstrong; resulta muy interesante la llegada este año de este documental, "Apollo 11", en donde la misma NASA ha abierto su registro y documentación detallada de dicha misión, para que podamos ver por primera vez, el registro inédito de la misión, con las capturas de las cámaras de la nave, las de Cabo Cañaveral, con todo el proceso de despegue y fragmentación de las distintas partes en el espacio, también las cámaras ubicadas al interior y exterior del cohete, y además los registros de todas las personas que seguían la misión desde la tierra. 

Todas esas capturas, quizás casi todas las hemos visto en varias películas que han retratado el momento y otras misiones, pero a pesar de haber visto imágenes similares, y por eso mencioné "First Man", porque hay escenas de la llegada a la Luna, igual resulta increíble observar de forma íntegra el registro real y sus distintos ángulos. Incluso sientes la tensión, el miedo, la sorpresa y la felicidad de todos los implicados. Están muy bien editados los registros, musicalizados, y es un material muy valioso e importante de ver, restaurado para apreciar en alta definición.




MiniReseñas de 3 Documentales: Apollo 11, Leaving Neverland, Homecoming



"Leaving Neverland" (Dan Reed):

Trataré ser breve. Finalmente pude terminar este documental de dos partes y más de 3 horas. La primera parte es de lo más aterrador que he visto en el año, y no hay ningún monstruo... O quizás sí. Sobra decir que soy fan de Michael Jackson, y me parece un artista inigualable. Y siempre que salieron las acusaciones de abuso sexual contra menores sin saber nada a fondo, apoyaba siempre a Michael, simplemente por ser Michael (me refiero a los de después del 2.000 porque en el 93 era un bebé aún). Y esa es una de las tantas reflexiones del documental, porque no es solo el testimonio de dos víctimas que en el pasado lo apoyaron de las acusaciones dando testimonio a su favor, sino que dentro de su estructura, documentos de archivo, fotos y testimonios de familiares y de las víctimas, que dejan muy claro un patrón sistemático propio de los abusadores, y también gracias a ese material de archivo podemos ver muchas cosas más que las que dicen. 

Porque todo lo mostrado deja simplemente con escalofríos. He visto que ya salen nuevamente los siempre defensores, sin escuchar ni analizar, solo con la determinación de defender un legado, un nombre, una imagen. Porque si hay algo que queda claro, luego de ver también los dos documentales de Whitney Houston, es que nunca conocemos realmente a los seres humanos detrás de la estrella. Si el documental dice la verdad, no lo sé, y es muy difícil saberlo, pero escuchando testimonios y viendo perspectivas distintas, es una de las formas de acercarse un poco a la verdad. Porque además de los casos de los dos denunciantes del documental, hay material de muchos otros niños, e incluso un vídeo que hizo el hijo de John Lennon es aterrador. Todos sabemos que la infancia de Michael simplemente no existió, y desde niño su padre lo hizo trabajar y abusó de él. Pero creo que tenemos que ser capaces, y es parte esencial del análisis, de cuestionar todo, incluso a nuestros ídolos. Los famosos. Creo que seguiré apreciando la música y el talento de Michael, que es innegable, pero miraré su vida personal y acusaciones con otros ojos, y ya no simplemente defender por defender al individuo. Creo que vale la pena verlo y sacar sus propias conclusiones, pero es aterrador y muy perturbador.




MiniReseñas de 3 Documentales: Apollo 11, Leaving Neverland, Homecoming



"Homecoming: A Film by Beyoncé":

Estrenada en Netflix, este documental muestra la impresionante presentación de Beyoncé en Coachella en el año 2018, toda una super producción, como gran performer que siempre ha sido, y en el año en que por primera vez una mujer negra encabezaba el cartel del famoso festival. Es una oportunidad de ver el impresionante show, así no les guste la artista. Porque las imágenes del espectáculo se alternan con muchas cosas que sucedieron alrededor de esa presentación. Beyoncé estaba programada para presentarse en el 2017 pero salió embarazada y tuvo que aplazarlo un año. Tuvo gemelos, y se muestra parte de su recuperación y sentimiento de volver a empezar, luego de la maternidad. Ya veo porque se hizo tan amiga de Serena Williams, al pasar momentos similares. Pero lo más importante es la concepción del show. Como en su último álbum quiso acercarse a sus raíces y al corazón de la cultura negra y afroamericana. Inspirándose en los famosos concursos de bandas, populares en la universidades de afroamericanos en USA. Y añadiendo más detalles sobre la cultura, con la intención de que cada persona se sintiese identificada por alguno de los elementos de su escenario. Es entretenido y vale la pena ver el esfuerzo y dedicación de la artista, que entiende como desde su gran influencia puede generar efectos en otras vidas.




Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)




domingo, 30 de junio de 2019

La muerte del comendador. Libro 1 (Haruki Murakami)

Haruki Murakami



El año pasado (2018) se publicó en español el más reciente trabajo del escritor japonés Haruki Murakami, “La muerte del comendador”. Me vi atraído por su sinopsis, y porque he leído casi todos los libros de Murakami (al final encontrarán enlaces de los libros reseñados en el blog), así que vi que en esta novela se atisbaban las ambiciones que mostró en uno de sus mejores libros “1Q84”. 

“La muerte del comendador” es un libro 100% Murakami. Encontramos todas sus obsesiones, su universo y sus personajes. El protagonista principal es un hombre, un artista, específicamente un retratista, entre los 30 y 40 años, que luego de una crisis matrimonial y existencial, decide abandonar su hogar y deambular por distintos parajes, hasta asentarse en la casa deshabitada del padre de un amigo, un famoso pintor. En la casa, pronto descubrirá un misterioso cuadro y un curioso vecino, quienes serán los detontantes para entrar en una serie de eventos extraños, fantasiosos y oscuros. Todo esto, de la mano del arte de la pintura, del retrato, de la música clásica, la ópera, Don Giovanni, y de la simple pero profunda búsqueda del conocimiento y de la inspiración. 

La novela inicia con capítulos un poco pesados, donde el retratista contrariado y triste deambula y se cuestiona sobre las razones que pudieron generar el fin de su matrimonio. Es el típico personaje de Mirakami, con algunas variantes, pero siempre presente el drama, la crisis de pareja, y el drama emocional-existencial como génesis de una transición a un universo más complejo, enigmático y surrealista. 

Posteriormente, la relación del retratista con su vecino, con la casa del pintor, y el descubrimiento de un cuadro que trastorna su mundo, entre otros, van agilizando la lectura y sumergiendo al lector en esa atmosfera gris e inquietante, en la que el escritor nipón de mueve con destreza. 

Mientras leía el libro, me enteré de que era solamente el Libro 1. Y que había una continuación, un Libro 2, así como había hecho en 1Q84. Inmediatamente me asusté, porque aunque 1Q84 me gustó mucho, el Libro 1 y 2, el Libro 3 no me gustó mucho. Pero me mantuve embelesado en la prosa y la historia cada vez más inquietante del escritor.

El libro me gustó, creo que se explaya en lo que mejor sabe hacer, y con distintos elementos y su reconocible estilo, logra construir otra historia hipnótica y atrapante. Pero llegando al final del libro, me di cuenta que la historia iba a tomar un giro interesante, y la novela de repente es interrumpida de forma abrupta, para dar paso al segundo libro. No me gustó mucho eso, porque al menos en 1Q84, el libro muy bien se podía quedar con el Libro 1 y 2 (que es el mismo libro) y quedar bien, sin necesidad del 3, pero acá el corte fue muy abrupto, y pone muy en evidencia la estrategia comercial. Lo que inmediatamente me lleva a percatarme, que quizás el escritor da muchas vueltas en otros temas y giros para alargar la novela. 

Obviamente quedé con ganas de leer el segundo libro, porque dejan muchos temas en el aire, e interrumpen una escena, con la que precisamente inicia el Libro 2, que ya empecé. Apesar de todo, me gustó el Libro 1. No creo que sea de lo mejor del escritor, y le podemos encontrar diversos puntos negros, pero es una historia que atrapa, entretiene y tiene los elementos del escritor. Aunque no perdono mucho ese corte descarado, especialmente cuando se hace en un corte de escena. 

Para los seguidores de Murakami, vale la pena leerlo. Ya les contaré sobre el Libro 2. 


6/10



Fragmento del libro: 

- Me acuerdo de que estaba muy rica, pero no del sabor en concreto. Además, no encuentro las palabras para describirlo.
- ¿A pesar de que te acuerdas con tanto detalle de su aspecto?
- Eso es. Como soy pintor, las formas no me plantean ninguna dificultad. Es mi trabajo después de todo. El contenido sí se me puede escapar. Si fuera escritor, sucedería justo lo contrario.

(La muerte del comendador, de Haruki Murakami)



domingo, 16 de junio de 2019

Especial: Ulises (James Joyce). Lectura Colectiva #Joyce2019 (A.S.B)

James Joyce



Luego del éxito del reto y lectura colectiva de #Dante2018, del 1 de enero al 10 de abril del 2018, bajo el hashtag #Dante2018; y del siguiente, #Ovidio2018 para leer la famosa obra de Ovidio: Las Metamorfosis, desde el 1 de Mayo hasta el 3 de Agosto. Y del gran reto de leer “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra (que se peleó el honor de suceder a #Dante2018 junto con #Boccaccio2018 y #Ovidio2018 entre otras, al final decidimos leerlas todas), desde el 1 de Junio hasta el 06 de Octubre; y del 27 de Julio con “El Decamerón” de Giovanni Boccaccio, que iría hasta el 10 de Noviembre. Y de seguir otras lecturas “no oficiales” como #Kafka2018 y #Virgilio2018, para finalizar el año 2018 llegó la lectura colectiva de #Borges2018, con la lectura de dos de las obras más emblemáticas del escritor argentino: “Ficciones” y “El Aleph”, dos recopilaciones de relatos, que contienen varios de los cuentos más alabados de la literatura universal. Con todas estas lecturas completé casi 12 meses seguidos entre todas lecturas colectivas del 2018, leyendo a diario. En el 2019 inicié con otros dos retos mayúsculos: la “Ilíada” de Homero y el “Ulises” de James Joyce, iniciando también desde el 1ero de enero del 2019, hasta hace poco, recién mediados del mes de junio (15 de junio), que he acabado las dos lecturas. Y entre esas lecturas también estuve en la lectura adicional de “Hamlet” de William Shakespeare, bajo el hashtag de #Shakespeare2019. Pero en este post me centraré en mis textos diarios sobre el “Ulises”.   
Para los interesados, dejo el post general que hice sobre mis publicaciones diarias de #Dante2018, #Ovidio2018, #Cervantes2018, #Boccaccio2018, #Borges2018 (X2) y #Homero2019.

Especial: La Divina Comedia (Dante Alighieri) Reto #Dante2018
Especial: Las Metamorfosis (Ovidio) Reto #Ovidio2018
Especial: Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes) Reto #Cervantes2018
Especial: El Decamerón (Giovanni Boccaccio) Reto #Boccaccio2018
Especial: Ficciones (Jorge Luis Borges) Reto #Borges2018
Especial: El Aleph (Jorge Luis Borges) Reto #Borges2018
Especial: Ilíada (Homero) Reto #Homero2019

Las publicaciones diarias las hacía por mi cuenta personal de Facebook, o la página de Facebook de mi blog A.S.B Virtual Info, y el grupo de Facebook con el nombre “Homero2019 Lectura Colectiva”. Pero sobre todo, y la esencia de estos retos y lecturas colectivas nació de la interacción en Twitter, gracias a la iniciativa del escritor Pablo Maurette, donde también a diario compartía mis posts de cada lectura, y también en las historias de Instagram. Un capítulo a la semana, con algunas excepciones, como por ejemplo, en varios de los últimos capítulos, donde la extensión de algunos era mayor, y se les dedicaba 2 o 3 semanas. 

Desde #Dante2018 mi papel activo, constante y diario, fue el de realizar textos diarios en todas mis redes sociales, que muchas veces eran resúmenes, otras veces eran reseñas, otras análisis, otras selección de fragmentos, y en el mejor de los casos, una mezcla de todas las anteriores, con la intención de conformar un diario de lectura. Cada texto dependía de lo que me generara cada texto. Y en el camino me fui enterando que muchas personas seguían y esperaban atentas mis textos para seguir el ritmo de la lectura colectiva. En especial con el “Ulises”, que es un libro con cierto grado de complejidad, que exige al lector entrar en un juego y en una dinámica, que si no la acepta o la asimila, puede perderse y terminar aborreciendo el libro.



Ulises

Primera vez que leo este libro. Como muchas personas y lectores, durante muchos años fui invadido por el temor o miedo de leerlo, debido a los comentarios y experiencias de otros lectores de mayor experiencia y recorrido literario. Pero siempre tuve la curiosidad de leerlo. No me había aventurado a leerlo porque no tenía el libro en físico, y no era de los libros que precisamente tenía pensado en comprar a corto plazo. 

Hace como 2 años finalmente lo compré con la intención de aventurarme a leerlo, en una buena edición. Pero el tiempo pasada y no le encontraba el espacio para leerlo entre mis lecturas. Sólo alcancé a leer la introducción del traductor y comentarios generales de la obra. Hasta que en el segundo año de las lecturas colectivas (2019) se propuso iniciar con la lectura colectiva del “Ulises”. Al inicio no estaba muy convencido, porque también iba a empezar desde el 1ero de enero con la “Ilíada”, pero finalmente me atreví, y poco a poco fui entrando en su narrativa, en su juego, y tratando al tiempo de traducirlo y resumirlo.

No me voy a extender mucho en una explicación, porque creo que eso lo hice en detalle en los textos diarios. Pero me gustaría invitar a los lectores temerosos a que se atrevan a leerlo, porque me parece una obra excepcional. Su exploración, experimentación y libertad narrativa es simplemente alucinante. Cada capítulo es distinto, y como lo menciono en alguno o varios de los textos, me recordó en cierta forma a “Moby Dick” de Herman Melville, por la experimentación en la narrativa. En casi todos, sí prevalece, el recurso de la palabra interior, el monólogo interior, donde Joyce explora el pensamiento, y trata de trasmitirlo al papel, lo que es un reto muy difícil, pero es una muestra de la complejidad del mismo ser humano y nuestros pensamientos. 

Mientras lo iba leyendo, me fui dando cuenta de la importancia de las palabras de Borges, al resumir el “Ulises”, como la historia de un hombre que vaga por las calles de Dublín, atormentado porque su esposa le será infiel ese día. Y en realidad, eso es el “Ulises”. Ese es Leopold Bloom. Y esa idea se ve reforzada al final, cuando después de 17 capítulo, el último es dedicado completa y enteramente a Molly Bloom, la esposa. 

Las referencias homéricas son interesantes, y a veces las menciono, cuando me parece que la relación es palpable y pertinente, pero la verdad es que Joyce sí tuvo en su mente la estructura de la “Odisea” y el viaje de Ulises/Odiseo, para estructurar su propia novela. Según, la intención era trasladar al Ulises de la Odisea a las calles de Dublín. 

En fin, son muchas cosas para analizar y descubrir, que creo fui detallando y plasmando en cada uno de los textos diarios. Ojalá que este texto sirva para que se animen a leerlo o se ayuden mientras lo están leyendo. Yo a veces me veía un poco abrumado, porque tenía que leer dos o tres veces los pasajes, ya que no es tan evidente la narrativa, y los pensamientos vuelan mucho y se van de un lado a otro. Pero afortunadamente logré seguir el hilo, y por momentos también simplemente me dejé llevar por la libertad de la narración, y seguía los hilos de pensamiento como si estuviese leyendo los pensamientos de otras personas a través de la telepatía. Un caos. Pero un caos a la vez entretenido y fascinante.  

Y publico este post, hoy 16 de Junio que se celebra el Bloomsday, el día dedicado al "Ulises" y a James Joyce en Irlanda, y que se extiende a todos los que quedaron fascinados por la obra y sus personajes. ¡Feliz Bloomsday! Me parece fascinante que un día nacional sea dictado para homenajear una obra literaria. Pero ya entramos en materia. 

Son 18 capítulos distribuidos en días. Voy indicando el número y cuando se acaba un capítulo, debajo de cada texto. 

¡Disfrútenlo!

A.S.B








ULISES

JAMES JOYCE



Día 1: El Ulises, obra aclamada y temida al mismo tiempo, es una obra donde prima el detalle. La descripción de cada detalle es crucial, los personajes, los diálogo, el subtexto tras los diálogos y las palabras, los objetos, el clima, los elementos, Dublín, y los recuerdos. Toda esos elementos son material de narración, y en un mismo momento y descripción puede utilizar al tiempo varios de esos elementos. Por eso hay que tener paciencia y sumergirse en su lectura y cada rama que Joyce nos va lanzando. El Ulises inicia con 3 jóvenes amigos que conviven en una habitación: Stephen Dedalus (protagonista de Retrato del artista adolescente), Malachi (Back Mulligan) y Haines, cada uno de ellos estudiantes, profesores o artistas. En su inicio se presenta una conversación entre ellos de cosas cotidianas. Uno de ellos se afeita y tiene su respectiva descripción del proceso. Mulligan le recuerda a Stephen su negación a cumplir los deseos de su madre moribunda, que le pedía arrodillarse a rezar. El tema religioso prevalece y elementos de la cultura irlandesa. Y acá un ejemplo de la descripción Joyciana (Stephen piensa los siguiente luego de la mención sobre su madre):
"Stephen, con un codo apoyado en el granito rugoso, apoyó la palma de la mano en la frente y se observó el borde deshilachado de la manga de la chaqueta, negra y lustrosa. Un dolor, que no era todavía el dolor de amor, le roía el corazón. Silenciosamente, ella se le había acercado en un sueño después de morir, con su cuerpo consumido, en la suelta mortaja parda, oliendo a cera y palo de rosa: su aliento, inclinado sobre él, mudo y lleno de reproche, tenía un leve olor a cenizas mojadas. A través de la bocamanga deshilachada veía ese mar saludado como gran madre dulce por la bien alimentada voz de junto a él. El anillo de bahía y horizonte contenía una opaca masa verde de líquido. Junto al lecho de muerte de ella, un cuenco de porcelana blanca contenía la viscosa bilis verde que se había arrancado del podrido hígado en ataques de ruidosos vómitos gimientes".

#Joyce2019 #Ulises C1


Día 2: “Mírate a ti mismo –dijo-, bardo asqueroso.
Stephen se inclinó a escudriñar el espejo que le ofrecía, partido por una raja torcida, y se le erizó el pelo. Como me ven él y los demás. ¿Quién eligió esta cara para mí? Este cuerpo de perro que limpiar de gusanera. Todo esto me pregunta también a mí.”
El burlón de Mulligan apartó el espejo de Stephen, quien dijo a la vez: “Es un símbolo del arte irlandés. El espejo partido de una criada”. Y confronta a Stephen diciendo que se sincera con él y le manifieste por qué está tan raro con él. Stephen le preguntó si recordaba la primera vez que había ido a su casa luego de la muerte de su madre. Buck dice no recordar y se aterra de pensar lo que pudo haber dicho y enojado a su amigo. Entonces le recuerda una conversación de Buck con su madre, donde le decía que la madre de Stephen había muerto como una bestia. Buck se impresiona de que lo haya escuchado y trata de justificarse, restando importancia a las palabras. 
“¿Y qué es la muerte –preguntó-, la de tu madre o la tuya o la mía? Tú sólo has visto morir a tu madre. Yo los veo reventar todos los días en el Mater y Richmond, y cómo les sacan las tripas en la sala de autopsia. Es algo bestia, y nada más”. Y le vuelve a recordar, lo que le parecía que más le atormentaba, que no quiso arrodillarse a rezar cuando su madre se lo había pedido. 

#Joyce2019 #Ulises C1


Día 3: En plena discusión entre Mulligan y Stephen, dos personalidades contrastadas que le interesan a Joyce exponer: el cínico/ciencia y el artista sentimental e idealista. Mulligan le invita a bajar porque el desayuno está listo y ha llegado Haines. En la conversación sale que a Stephen le pagan ese día y quedan en reunirse al medio día en un bar. Vale recordar que son apenas un poco más de las 8 a.m del 4 de junio de 1904. Mulligan sirve el desayuno y realiza otra parodia a la religión y la liturgia en la forma en que reparte los alimentos, unas tortillas. Haines avisó que llegaba la señora que trae la leche. "In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti", seguía burlándose Mulligan.

#Joyce2019 #Ulises C1


Día 4: Mientras la señora de la leche les servía el blanco líquido a los jóvenes, Mulligan intercambiaba palabras con ella, hablando de los valores de la buena nutrición para la salud pública. La señora se sorprendió del idioma extraño que hablaba, y le preguntó si era francés. Mulligan respondió por él y le dijo que era irlandés y lo que hablaba era gaélico. Haines dijo que era inglés, y creía que en Irlanda deberían hablar irlandés. E inicia una discusión sobre el idioma y la lengua. Lograron pagarle parte de la cuenta a la señora. Y le dijeron a Stephen que fuese a cobrar pronto para ir al bar. Salen todos juntos mientras hablan y se hacen chistes culturales e incluso con el tema de Hamlet, que Mulligan hace que Haines le pregunte en broma a Stephen. Y siguen analizando la distintas ideas sobre Hamlet y la idea del Padre y el Hijo. Mulligan empezó a cantar la Balada del jovial Jesús, que Stephen ya estaba harto de oír.

#Joyce2019 #Ulises C1


Día 5: 
- Tú no eres creyente, ¿verdad?, preguntó Haines a Stephen. Creyente en el sentido estricto de la palabra. "La creación desde la nada, los milagros y un Dios personal". 
"- No hay más que un sentido en esa palabra", dijo Stephen.
Stephen camina y entonces se utiliza la famosa figura del monólogo interior o voz en off, donde se narran los pensamientos de Stephen, que va enojado por las preguntas de Haines, y el patrocinio de Mulligan.
Stephen dijo finalmente que servía a dos amos, una italiana y un inglés. Haines confundido indagó más allá. "El estado imperial británico y la santa iglesia católica, apostólica y romana", respondió. 
"Puedo entender eso muy bien. Un irlandés tiene que pensar así... En Inglaterra nos damos cuenta de que os hemos tratado de un modo bastante injusto. Parece que la culpa la tiene la historia", dijo Haines.

#Joyce2019 #Ulises C1


Día 6: Además del monólogo interior, en este primer capítulo también nos introducen en la descripción de la mente y las emociones de Stephen. No está pensando nada, pero sus emociones son minuciosamente descritas. En unos segundos, mientras habla con Haines, su mente se eleva y escucha campanas, revive recuerdos litúrgicos e incluso Mulligan aparece fugazmente, como siempre, burlándose. Inmediatamente vuelve al presente y retoma la conversación con Haines. Llegan a una ensenada donde Mulligan y Haines se quedan a nadar mientras Stephen sigue a su escuela.
"He perdido la duodécima costilla. Soy el Uebermensch. El desdentado Kinch y yo, los superhombres". Decía Mulligan mientras se desvestía para meterse al agua. Pidió a Stephen que antes de irse le dejara las llaves y echara dos peniques junto la ropa. Stephen lo hizo. "Aquel que robare al pobre prestará al Señor. Así hablaba Zaratustra", siguió Mulligan con inspiración Nietzscheana.
Stephen escucha una voz dulce desde el mar que lo llamaba (seguirán alusiones a la Odisea) y piensa en la actitud molesta de Mulligan. Que debería pronto abandonar la torre ese "Usurpador".

#Joyce2019 #Ulises C1








Capítulo 2


Día 7: Una hora más tarde en el mismo día, Stephen se encuentra de mala gana dando clases de historia en el colegio. Se describe la clase y como pone a prueba a varios estudiantes. Con malos resultados. Y describe a los chicos, uno de ellos se quedó mirando la ventana ante la pregunta, otro no recordó el lugar, y otro que de vez en cuando comía de la bolsa de higos que tenía. Eran chicos ricos. 
"Algunos se volvieron a reír: sin regocijo pero con intención. Dos en el banco del fondo cuchichearon. Sí. Sabían: nunca habían aprendido ni habían sido nunca inocentes. Todos. Con envidia observó sus caras. Edith, Ethel, Gerty, Lily. Sus parecidos: sus alientos, también, endulzados con té y mermelada, sus pulseras riendo en la pelea". 
"Para ellos también, la historia era un cuento como cualquier otro, oído demasiadas veces, y su país era una almoneda".

#Joyce2019 #Ulises C2


Día 8: Siguieron en la clase, leyendo a Aristóteles, repasando la historia, y Stephen soportando a los niños ricos. Joyce se detiene tanto en Stephen, como en describir la distracción y abstracción de algunos chicos. “Pensamiento es el pensamiento del pensamiento. Tranquila luminosidad. El alma es en cierto modo todo lo que es: el alma es la forma de las formas. Tranquilidad súbita, vasta, incandescente: forma de las formas”, repetía Talbot, uno de los chicos. Hasta que cerró el libro bruscamente en medio de la lectura y lo guardó en su bolso. Stephen le preguntó si ya había terminado. Talbot dijo que sí, y que tenían hockey a las 10. “Media fiesta, profesor. Es jueves”. 
“¿Quién sabe contestar adivinanzas”, preguntó Stephen a sus alumnos. “Retiraban sus libros en montones, chascando los lápices, sacudiendo las páginas. Apiñados, pasaron las correas y cerraron las hebillas de las carteras, charloteando alegremente todos”. Describe perfectamente la situación, cuando los alumnos quieren salir a su hora. Pero aún así le respondieron que si respondían adivinanzas. 
Stephen les dijo: “El gallo canta, el sol se levanta: las campanas del cielo están tocando a duelo. Es hora de que esta pobre alma se vaya al cielo”. 
Todos estaban desconcertados, pidieron que se las repitiera, y todos se dieron por vencidos, y pidieron la respuesta a Stephen, que dijo: “El zorro enterrando a su abuela bajo una mata de acebo”. “Se levantó y lanzó una risotada nerviosa ala que ellos hicieron eco con gritos de consternación”. Pero un palo golpeó la puerta para indicar que era hora de hockey. 

#Joyce2019 #Ulises C2


Día 9: Los estudiantes abandonarlo el salón, sólo uno se había quedado. "Sargent, el único que se había rezagado, se adelantó despacio, enseñando un cuaderno abierto. Su pelo enredado y su cuello descarnado daban testimonio de impreparación, y, a través de sus nebulosas gafas, unos débiles ojos levantaban una mirada suplicante". En el cuaderno estaba la palabra Operaciones, y varios ejercicios matemáticos. Pidió ayuda a Stephen. "A través de la página los símbolos se movían en grave danza morisca, en la mascarada de sus letras, con raros gorros de cuadrados y cubos". Siguió Stephen explicando matemáticas al joven hasta que pudo resolver los ejercicios, no sin cierta inseguridad en sus trazos. Stephen se vio a sí mismo reflejado. "Cómo él fui yo, esos hombros caídos, esa falta de gracia. Mi niñez se inclina a mí lado. Demasiado lejos para que yo apoye una mano en ella por una vez o ligeramente. La mía está lejos y la suya secreta como nuestros ojos. Hay secretos, silenciosos y pétreos, sentados en los oscuros palacios de nuestros dos corazones: secretos fatigados de su tiranía: tiranos deseosos de ser destronados". 
Sargent hizo la operación correctamente y Stephen le animó a salir con sus amigos al hockey con su palo.

#Joyce2019 #Ulises C2


Día 10: Stephen se dirige luego al despacho del señor Deasy, el director de la escuela. Deasy le da su paga, y le da un discurso con varios puntos en cuanto al dinero, y le da recomendaciones para guardarlo, y ahorrar. "Porque no ahorra. Todavía no sabe lo que es el dinero. El dinero es poder, cuando haya vivido tanto como yo. Ya sé, ya sé. Si la juventud supiera. Pero ¿qué dice Shakespeare? <Basta que metas el dinero en tu bolsa>". "Iago", adivinó Stephen. "Él sabía lo que era el dinero. Poeta, pero también inglés. ¿Sabe usted qué es el orgullo inglés? ¿Sabe cuáles son las palabras más orgullosas que oirá usted salir de la boca de un inglés?", preguntó Deasy. "Que sobre su imperio nunca se pone el sol", se atrevió Stephen. "Eso no es inglés. Eso lo dijo un celta francés. Se lo diré yo <He pagado siempre>". 
"He pagado. Nunca he pedido prestado un chelín en mi vida. No debo nada". ¿Lo puede sentir usted?
Stephen se quedó pensando en su vida crediticia un momento. Recordó la lista, y dijo que no podía decirlo. El señor Deasy se rió con placer. "Sabía que no podía. Pero algún día tiene que sentirlo. Somos un pueblo generoso, pero también debemos ser justos".

#Joyce2019 #Ulises C2


Día 11: "Me dan miedo esas grandes palabras que nos hacen tan infelices", dijo Stephen. Siguiendo la conversación con el señor Deasy. Hablan de linajes, y finalmente Deasy le pide a Stephen que le ayude a terminar una carta para la prensa, y le ayude a publicarla con sus amigos literarios. Stephen se sentó a esperar y se distrajo viendo los cuadros en las paredes, en donde se erguían homenajes en imágenes de desaparecidos caballos de aristócratas. Entonces como ocurre en la Iliada #Homero2019 en el catálogo de naves, va describiendo el nombre de los caballos y sus dueños. En las referencias homéricas, se dice que en este capítulo la figura de Deasy se compara con la del sabio Néstor, el consejero... Alusión polémica jeje. Deasy le dice que su escrito es sobre la glosopeda (enfermedad que afecta al ganado) y pide a Stephen que lo lea. Y sigue un estudio y descripción de Joyce sobre el mercado vacuno en Irlanda jeje

#Joyce2019 #Ulises C2


Día 12: Sigue la conversación de Stephen con Deasy, hablando de los judíos en Inglaterra, sobre la religión, sobre Dios y sus manifestaciones. 
"Yo soy más feliz que usted. Hemos cometido muchos errores y muchos pecados. Una mujer trajo el pecado al mundo. Por una mujer que no era ninguna modelo, Helena, la escapada esposa de Menelao, los griegos hicieron la guerra a Troya durante diez años. Una esposa infiel fue la primera que trajo a los extranjeros aquí a nuestra orilla... (...) Muchos errores, muchos fallos, pero no el pecado único. Yo soy ahora el luchador hasta el fin de mis días. Pero lucharé por la justicia hasta el final".
Terminó la incómoda conversación, Deasy diciendo a Stephen que no iba a durar mucho en la escuela. Porque no había nacido para enseñar. "Para aprender, más bien" dijo Stephen. "Para aprender hay que ser humilde. Pero la vida es la gran maestra". Deasy le dio las hojas para publicar en el diario. Cuando ya parecía haberse librado del hombre, éste corrió detrás y le preguntó si sabía que Irlanda tenía el honor de ser el único país que nunca persiguió a los judíos. Y le preguntó si sabía por qué. Stephen se mostró interesado. "Porque nunca los dejó entrar".

#Joyce2019 #Ulises C2








Capítulo 3


Día 13: De 10 a 11 am de ese mismo día, Stephen se encuentra absorto entre distintos pensamientos caminando del colegio hacia Dublín por la playa de Sandycove. Todo el contenido del capítulo ocurre entre los pensamientos de Stephen, nuevamente la figura del monólogo interior, y dentro de ese estilo utiliza al curioso narrador en segunda persona, y distintas mezclas de narrador que pueden confundir a los lectores. Los pensamientos son sueltos, sin aparente relación, y maleables como son en realidad. También son poéticos, los versos bailan al compás de las olas de la playa. Los pensamientos se mezclan con descripciones de lo que ve en realidad mientras camina. Cuando ve a dos comadronas en la playa, sus pensamientos se dirigen a temas como el nacimiento, Adán y Eva, y la creación divina. También piensa en ir a visitar a su tía Sara, e inmediatamente sus pensamientos se dirigen hacia la exploración de su árbol familiar, revive conversaciones familiares, recuerdos, que se olvida finalmente de llegar. Pero los recuerdos son tan vividos que parece que ya hubiese llegado y partidos. El lenguaje y el monólogo interior en este capítulo logra cumbres muy altas. Siguen sus pensamientos, donde pasa el espíritu santo y su época en París. 

"Tócame. Ojos suaves. Mano suave suave suave. Estoy muy solo aquí. Ah, tócame pronto, ahora. ¿Cuál es esa palabra que saben todos los hombres? Estoy quieto aquí solo. Triste también. Toca, tócame".

Sentado en una piedra observa y recorre todo si alrededor. Detalles minuciosos. Ve y se detiene en la imagen de una pareja y la del cadáver de un perro. Desde donde salen más pensamientos, frases, versos y reflexiones eróticas. Desde donde está ve su torre a los lejos y piensa que no debe volver. Siente necesidad de escribir y arranca parte de la carta del señor Deasy. Siente que hay alguien detrás de él, pero no es nadie. Sólo un velero llegando al puerto.

#Joyce2019 #Ulises C3

Monólogo de Stephen Dedalus en la playa. Capítulo 3 de "Ulises" de James Joyce. #Joyce2019 Magistral.
https://www.youtube.com/watch?v=Uo4rVbxUXm4&feature=share







Capítulo 4


Día 14: En el capítulo 4 del Ulises de James Joyce hace otra gran muestra de estilo narrativo. Porque con Stephen Dedalus ya habíamos avanzado hasta las 11 de la mañana. En el capítulo 4, que es como un retroceso temporal, nos devolvemos a las 8 am donde se nos presenta otra personaje e importante protagonista de la novela: Leopoldo Bloom. Bloom se encuentra en la cocina de su casa. En este capítulo, además de ese retroceso temporal también vuelve la herramienta narrativa favorita de Joyce, el monólogo interior. Todo ocurre en los pensamientos de Leopoldo Bloom. En donde se nos va presentando a sí mismo... "El señor Leopoldo Bloom comía con deleite los órganos interiores de bestias y aves. Le gustaba esa sopa de menudillos, las mollejas, de sabor a nuez, el corazón relleno asado, las tajadas de hígado rebozadas con migas de corteza, las huevas de bacalao fritas. Sobre todo, le gustaban los riñones de cordero a la parrilla, que daban a su paladar un sutil sabor a orina levemente olorosa".
Y acá uno de los fragmentos, llamados grotescos de Joyce, que le valió censura en varios lugares. Y repulsión del público. Para mí es genial y muy hiperrealista. En esa primera parte sigue con la descripción detallada de la comida, los riñones, y hasta se mete en el subconsciente de la gata de Bloom. Preguntándose lo que pensará su gata de él... 

Bienvenido Mr. Bloom.

#Joyce2019 #Ulises C4


Día 15 y 16: Sigue Leopold Bloom en su cocina, probando sus vísceras y analizando el comportamiento de su gata. Y Leopold sigue haciendo una abstracción de su entorno y su familia. Su padre, Rudolf Virag, que al llegar a Irlanda adaptó el apellido Bloom (flor). Su abuelo, Lipoti Virag, pionero de la fotografía. Menciona algunos trabajos que hacía su padre, y luego como él (Leopold) tuvo varios empleos, dedicando espacio en su paso como agente de publicidad del diario Freeman. Y por supuesto, habla de Marion Bloom, la misma Molly Bloom, su esposa. De la que también recuerda un poco sobre su historia y la de sus padres. Para terminar en la misma Molly, como cantante profesional, y sus andares en el medio, como su affaire con su promotor artístico Hugh (Blazes) Boylan. Bloom regresando a su presente, se encuentra vestido de negro para asistir a un funeral, y en la cocina degustando sus deliciosas vísceras. Se encuentra preparando el desayuno para él y su esposa. Mientras calienta el agua sale a comprar un riñón de cerdo, y al tomar su sombrero, descubre una tarjeta con un nombre falso con el que se comunica a veces con una desconocida, y lleva también su talismán (una patata arrugada heredada de su madre). Sale a hacer la compra a la calle y sus pensamientos siguen dirigiendo la trama, deteniéndose en todos los detalles que ve. Como un anuncio de plantaciones en Palestina, que lo lleva a hacer una bella y poética reflexión:
"... Una tierra baldía, pelado yermo. Lago volcánico, el mar muerto: nada de peces, sin algas, hundido en lo profundo de la tierra. Sin viento que levante esas olas, metal gris, venenosas aguas neblinosas. Azufre llamaban a lo que llovía: las ciudades de la llanura: Sodoma, Gomorra, Edom. Nombres muertos todos. Un mar muerto en una tierra muerta, gris y vieja. Vieja ahora. Parió a la más vieja raza, la primera. Una bruja encorvada cruzó desde Cassidy agarrando por el cuello una botella de una pinta. La gente más vieja. Se fue errante muy lejos por toda la tierra, de cautiverio en cautiverio, multiplicándose, muriendo, naciendo en todas partes. Ahora yacía ahí. Ahora ya no podía parir más. Muerto: el hundido coño gris del mundo. 
Desolación".

#Joyce2019 #Ulises C4


Día 17: Al volver a la casa, Leopold se encuentra en el correo, una carta de su hija Milly; y para Molly, una postal de su hija y una carta, que más adelante sabrá que es de su amante, donde anuncia su visita para llevarla a un concierto proyectado, y quizás para algo más. Bloom pone a asar el riñón y lleva el té a Molly, quien le pregunta sobre una palabra que encontró en un libro: Metempsicosis. Bloom dice que quiere decir transmigración de las almas. "Alguna gente cree que seguimos viviendo en otro cuerpo después de la muerte, y que hemos vivido antes. Eso lo llaman reencarnación. Que todos hemos vivido antes en la tierra, hace miles de años, o en algún otro planeta. Dicen que lo hemos olvidado. Algunos dicen que se acuerdan de sus vidas pasadas". "Es como lo llamaban los antiguos griegos. Creían que uno de podía cambiar en un animal o en un árbol, por ejemplo. Lo que llamaban ninfas, por ejemplo". Había un ejemplar del libro "El Baño de la Ninfa" sobre la cama, en otra de las referencias homéricas hacia la Odisea. De repente olía a quemado, y Bloom corrió a salvar su riñón. Logró salvarlo, y quitó la parte medio quemada y se la dio a la gata. Luego empezó a leer la carta de su hija Milly.

#Joyce2019 #Ulises C4


Día 18: La carta de su hija Milly, lo deja pensando en muchas cosas, y de otro cumpleaños lejos de ella. Seguía pensando mientras devoraba el riñón. La estructura narrativa que siguen estos hilos de pensamientos es muy poética y particular, porque rememora una frase de la carta e inmediatamente separa por dos puntos aparte su reacción o emociones particular y en singular de esa noticia. "Perdona la mala letra. Prisa." Terminó de leer y volvió a leer la carta de nuevo. Recuerda a su niña pequeña y se sumerge en ideas, recuerdos y pensamientos. Lo interesante de Joyce, sin dudas, es la narración en tiempo real de los pensamientos, la sustancia de los pensamientos, que siempre es caótica, abundante y variada; junto con el juego de la sustancia del tiempo, que puede ser infinito en cada pensamiento. Luego Leopold toma una revista y va al retrete del jardín, donde lee un cuento premiado publicado, "El golpe maestro de Matcham", mientras lo va criticando al tiempo. Y usa el mismo cuento para limpiarse... 
"Siguió leyendo sentado en calma sobre su propio olor que subía. (...) Arrancó bruscamente la mitad del cuento premiado y se limpió con él. Luego se ciñó los pantalones, se puso los tirantes y se abotonó. Tiró de la puerta del retrete, agitada en sacudidas, y salió de lo sombrío al aire". 
Y se alista para salir a la calle, pensando en el entierro, mientras se escuchan las campanas de una iglesia cercana... "Ay-oh, ay-oh".

#Joyce2019 #Ulises C4






Capítulo 5


Día 19: El señor Bloom camina por las calles y se describe muy detalladamente su recorrido y su ruta. Atención al nombre de las calles que pasa, a los objetos que se encuentran alrededor, o a una niña que lo mira al pasar. Mientras se describe lo que observa, también sigue, como siempre, con la figura del monólogo interior, comentando todo lo que observa, juzgando y reflexionando sobre el mundo. La conversación y el diálogo con su propia consciencia es fascinante. Se queja por el calor, y realiza una reflexión sobre las inclemencias de la vida tropical. Fue a la estafeta a recoger el correo que recibía bajo el nombre de su seudónimo Henry Flower, con el que ya mencioné anteriormente que mantenía correspondencia con otra persona. Otra mujer. Martha. Con la que había contactado a través de anuncios del periódico. Cuando sale de la estafeta ansioso de leer su correspondencia anónima, tocándola con sus dedos y sintiendo algo sobre la superficie de la carta, hasta que se encuentra con un conocido impertinente. “M´Coy. Quítatele de encima deprisa. Me desvía de mi camino. Me fastidia estar acompañado cuando uno”. M´Coy interrumpe su confrontación mental, y Bloom se ve obligado a contarle el por qué está de luto, y hacía donde se dirigía… le dice que al entierro de un amigo en común, Dignam.Y mientras lo distrae su amigo, Bloom observa a una atractiva señora a lo lejos… y nuevamente se abstrae en sus pensamientos: “Ella estaba quieta, esperando, mientras el hombre, marido, hermano, parecido a ella, buscaba suelto en el bolsillo. Muy elegante ese abrigo de cuello redondeado, caliente para un día como éste, parece tela de manta. Descuidada postura de ella con las manos en esos bolsillos de parche. Como aquella altiva criatura en el partido de polo. Las mujeres, todas espíritu de casta hasta que tocas el sitio. Bien está lo que bien parece. Reservada a punto de rendirse. La honorable Señora y Bruto es un hombre honorable. Poseerla una vez le quita el almidonado”. 

#Joyce2019 #Ulises C5


Día 20: Bloom sigue tratando de quitarse de encima a su amigo M'Coy, que le habla del fallecido Dignam y que de paso le comenta sobre un viaje que va a hacer si esposa, una gira (también cantante como la de Bloom), y Bloom inmediatamente se percata que le va a pedir las maletas prestadas nuevamente. Finalmente se libra de su amigo, sin promesa de la maleta, y empieza a conjeturar mentalmente sobre sus dos esposas. Se sigue narrando con un narrador muy mínimo en tercera persona el recorrido por las calles de Bloom, y ve los carteles de un teatro donde observa que anoche se había presentado Hamlet. Lo que le lleva a pensar súbitamente en su padre, suicida, entre otras obras e imágenes. 
"¡La voz de Natán! ¡La voz de su hijo! Oigo la voz de Natán que dejó morir a su padre de dolor y pena en mis brazos, que dejó la casa de su padre y dejó al Dios de su padre". 
Finalmente llega a una calle solitaria y abre su carta. La de Martha. Empieza a cantar "La ci darem la mano..." de la ópera de Don Giovani, seguramente que la esposa ha interpretado, y se describe las imágenes alrededor para dar a entender lo solo que estaba. Dentro de la carta había una flor amarilla... En la carta Martha inicia irritada por algún malentendido en la forma como se llamaban mutuamente. Le pregunta si no es feliz en su casa. Que si piensa en ella, porque ella sí mucho en él y su nombre. Que cuando se van a encontrar. Que le escriba una carta larga, sino lo iba a castigar. Que quiere conocerlo pronto. Súplica. Y espera anhelosa su respuesta. Y en una P. D al final le pregunta sobre el perfume que usa su mujer. Firma, Martha. 
Bloom guardó la carta en su corazón, y la volvió a leer varias veces. El alfiler en la carta le recordaba a la rosa con espinas. Bloom se siente atraído por el fresco de una iglesia, donde realizan la comunión. Y su mente empieza a volar y a reflexionar sobre la liturgia y la teología, siempre recordando su infancia en el colegio religioso. Escuchando el coro recuerda a su esposa cantando, y recuerda que le pidió una loción. Mira la hora y falta aún para el entierro, así que va donde el farmacéutico de siempre. Que prepare la loción. 
"Una vida entera en una noche. Poco a poco te cambia el carácter. Viviendo todo el día entre hierbas, pomadas, desinfectantes", reflexiona sobre la farmacia. Los olores lo llevaron a pensar en los perfumes, en el de su esposa y el suyo. Encargó un jabón de limón para tomar un baño turco cerca. Había tiempo. Tenía que hacer la loción. Dijo que después pasaba por la loción y pagaba todo. Saliendo de la farmacia se encuentra con su amigo Bantam Lyons, quien le pide prestado el periódico para ver sobre la carrera de caballos. Bloom le deja el periódico entero para no distraerse y va hacia los baños. Hay pensamientos varios sobre deportes y carreras. Y aparece ya sumergido en una tina de agua. "Preveía su pálido cuerpo reclinado en él del todo, desnudo, en un útero de tibieza, aceitado por aromático jabón derretido, suavemente lamido por el agua". "Veía su tronco y sus miembros cubiertos de oliolitas y sosteniéndose, subiendo levemente a flote, amarillo limón: el ombligo, capullo de carne: y veía los oscuros rizos enredados de su mata flotando, flotante pelo de la corriente en torno al flojo padre de millares, lánguida flor flotante".

#Joyce2019 #Ulises C5







Capítulo 6


Día 21: "Todos observaron durante un rato por las ventanillas las gorras y sombreros levantados por los transeúntes. Respeto. El coche se desvió de las vías del tranvía a un camino más liso, después de Watery Lane. El señor Bloom en observación vio a un joven delgado, vestido de luto, sombrero ancho". 
"Ahí ha pasado un amigo suyo, Dedalus. Su hijo y heredero".
Son ya las 11 am y los tiempos de ambos personajes parecen coincidir por primera vez. Porque es la hora del entierro de Paddy Dignam. Bloom está en un coche, acompañado de Simon Dedalus (padre de Stephen, nuestro personaje introductorio), y de Jack Power y Martin Cunningham. La primera conversación sucede en el carruaje, cuando le dicen a Simon que acaban de ver pasar a su hijo Stephen. Al parecer estaba con su amigo Mulligan, al que llaman bribón. Pero Bloom dice que estaba solo. Pero empiezan a hablar de las amistades de Stephen. Mientras hablan Leopold se sumerge en sus pensamientos... Al ver a Stephen, recordó a su propio hijo, Rudy, que había muerto hace pocos días. 
"Quedó embarazada entonces. Tuvo que renunciar al concierto de Greystones. Mi hijo dentro de ella. Yo podía haberle ayudado a salir adelante en la vida. Podía. Hacerle independiente. Aprender alemán también".
Mientras tanto, los caballeros comentan que van tarde. "Dos minutos" dice Cunningham.

#Joyce2019 #Ulises C6


Día 22: Los caballeros siguen parloteando en el coche, mientras que Leopold naufraga en sus pensamientos. De repente ve pasar a Blazes Boylan (el amante), los otros hombres hablan de él. Y Bloom piensa con dolor que esa tarde visitará a su mujer Molly, y le dedica otros pensamientos. Luego le siguen preguntando sobre la gira de conciertos de su mujer. Y terminan hablando de música. Luego comentan la historia de un prestamista, Reuben J. Dodd, y su acto de tacañería, al solo ofrecer 2 chelines a quien salvó la vida de su hijo. Pero se acuerdan del recién muerto y se lamentan de la burla. 
"Tuvo una muerte repentina, pobre hombre" dijo Power. 
"La mejor muerte" dijo Bloom. "Sin sufrir". Todos quedaron en silencio.
Siguen en camino y ven a una manada de ganado lista para exportar. "Emigrantes" dijo Power. A continuación, se vuelve a tratar el negocio del ganado. Bloom comenta que el ayuntamiento debería mejorar el sistema de transporte para los animales. También piensa en que mañana sería día del matadero para los pobres animales. Y repasa mentalmente las funcionalidades del ganador después de muerto. Desde la carne hasta los subproductos como el jabón o margarina. Los caballeros le dan la razón en poner la línea de tranvías desde la puerta del parque a los muelles. Bloom de paso comentó que esa misma idea se le había ocurrido para los muertos. Tranvías fúnebres hasta las puertas del cementerio. Todo un negocio. Los caballeros apoyaban sus propuestas.

#Joyce2019 #Ulises C6


Día 23: Seguían en camino, ya en el cementerio y Leopold piensa en hacer un viaje, una excursión a pie siguiendo el canal para ver a su hija Milly. O quizás en bicicleta. Y se plantea más opciones. Al llegar al cementerio, se nota aún más la referencia homérica del capítulo a la Odisea, con la comparación con el Hades, el inframundo al que el mismo Ulises bajó. Acá Bloom llega al cementerio. 
"El terreno del cantero a la derecha. Última etapa. Agolpadas en la franja de tierra aparecieron figuras silenciosas, blancas, apenadas, extendiendo manos tranquilas, arrodilladas en dolor, señalando. Fragmentos de figuras, esbozadas. En blanco silencio: suplicantes. Lo mejor a disposición".
Se describen todos los detalles del cementerio, que son intercalados, como siempre, con comentarios y pensamientos de Bloom. Hablan de un famoso viejo asesinato, el lugar del crimen, la guarida del asesino... El misterio sin resolver. Además del Hades, parece alguno de los recovecos del Infierno de Dante. 
"Mezquino entierro: coche fúnebre y tres coches de duelo. Da lo mismo. Cordones de féretro, riendas doradas, misa de réquiem, salvas de cañonazos. Pompa de la muerte. Detrás del último coche, había un vendedor ambulante junto a su carrito de bollos y fruta. ¿Quién los comía? Los del duelo al salir". Hablan de la situación familiar y económica de los familiares del muerto. Cunningham le dice a Power, aprovechando que Bloom se ha alejado, que se angustió cuando habló del suicidio frente a Bloom. "¿Por qué?" preguntó Power. "Su padre se envenenó" respondió Martin. La escena se traslada enseguida a otra conversación que está teniendo Bloom. Hablan del muerto y la familia que dejó. Al parece en penosa situación. Una esposa y cinco niños. 
"Ella le había sobrevivido a él, perdido su marido. Más muerto para ella que para mí. Uno tiene que sobrevivir al otro. Dicen los sabios. Hay más mujeres que hombres en el mundo. Condolerse con ella. Su terrible pérdida. Espero que usted le seguirá pronto. Para las viudas hindúes sólo. Ella se casará con otro. ¿Con él? No. Sin embargo ¿quién sabe después? La viudez no está de moda desde que murió la vieja reina. Transportada en una cureña. Victoria y Alberto. Funerales conmemorativos en Frogmore. (...) Algo nuevo en que tener esperanza no como el pasado que ella quería recobrar, esperando. Nunca llega. Uno tiene que partir primero: solo bajo el suelo: y no volver a yacer en el tibio lecho de ella".

#Joyce2019 #Ulises C6


Día 24 y 25: Siguen hablando los caballeros en distintos grupos. Llegando a la capilla mortuoria el señor Bloom se queda mirando al chico con la corona. Al parecer uno de los hijos del muerto. 
"¡Pobre chico! ¿Estaba allí cuando el padre? Los dos inconscientes. Reanimarse en el último momento y reconocer por última vez. Todo lo que habría podido hacer. Le debo tres chelines a O'Grady. ¿Comprendería? Los ayudantes trasladaron el ataud a la capilla. Qué lado es la cabeza".
Se traslada el ataud a la fosa, y en ese trayecto Bloom piensa acerca de la muerte, la putrefacción... El Hades. "Et ne nos inducas in tentationem", decía el cura. Dos de los presentes, Menton y Lambert hablaban sobre Bloom y su esposa. Los chismes se elevan y aparecen como fragmento dentro de la narración como esbozos de palabras en el aire. Mencionan un tema que se comenta muy a menudo en la sociedad. Sobre cómo un hombre tan simple como Bloom logró casarse con la bella y talentosa Molly, además de buena familia. Luego el mismo Bloom empieza a pensar y analizar a varios de los presentes. Habla de la muerte, de Hamlet y del humor. Compara el sepulcro con los Idus de Marzo de Julio César.

#Joyce2019 #Ulises C6


Día 26: "El ataúd se zambulló perdiéndose de vista, dejado resbalar por los hombres, con las piernas abiertas en las tablas de alrededor de la tumba. Se incorporaron con fatiga y se retiraron, y todos se descubrieron. Veinte". 
Sigue Bloom presenciando el entierro y haciendo sus reflexiones existenciales sobre la muerte. 
"Se fue por fin. La gente habla de uno un poco: se olvidan. No os olvidéis de rezar por él. Recordadle en vuestras oraciones. Incluso Parnell. El día de la Hiedra se está extinguiendo. Luego siguen ellos: cayendo en un agujero uno tras otro". "Rezamos ahora por el descanso de su alma. Con esperanzas de que estés muy bien, no en el infierno sino en el Edén. Buen cambio de aires. De la sartén de la vida al fuego del purgatorio". Más referencias homéricas al Hades y a La Divina Comedia. "¿Piensa alguna vez en el agujero que le espera? Dicen que eso pasa cuando uno tirita al sol. Alguien cruza por encima de él. El aviso del traspunte. Cerca de ti. La mía por ahí hacia Finglas, el terreno que he comprado. Mamá pobre mamá y el pobrecillo Rudy". Sigue describiendo como los sepultureros echan tierra al ataúd en el agujero. Reflexiona y se pregunta si el muerto estaría vivo bajo tierra. Un pensamiento que le atormenta. 
"El barro caía más blandamente. Empezar a ser olvidado. Ojos que no ven corazón que no siente". El gerente del cementerio saluda a los presentes y un periodista anota los nombres de los presentes. Parece saberlos todos pero se acerca a Bloom a preguntarle el suyo. Leopold, dijo, y pensó poner el de M'Coy que le había pedido el favor de anotarlo. Hynes el periodista reconoció su nombre y en efecto dijo que antes trabajaba en el Freeman. El diario. Anotó su nombre y el de su amigo ausente. Pensó: "Ya me ocupé de eso, M'Coy. Gracias, viejo: muy agradecido. Hacerle quedar agradecido: no cuesta nada".

#Joyce2019 #Ulises C6


Día 27: Hynes, el periodista, le pregunta si conoce a un hombre. Y Bloom se refiere a él como el señor MacIntosh, pero se le ha perdido de la vista. Luego, el grupo se va dispersando y se dirigen a ver otras tumbas. Entre ellos, los caballeros se dirigen a la tumba de Parnell, reconocido autonomista irlandés. Y comentan sobre el personaje y las estatuas en otras tumbas. "El señor Bloom avanzó junto a un seto sin ser observado, entre ángeles entristecidos, cruces, columnas rotas, panteones familiares, esperanzas de piedra que rezaban con los ojos elevados, viejos corazones y manos de Irlanda". 
Bloom viejo las tumbas y estatuas, imagina que sería mejor conservar discos de gramófono con la voz de los difuntos. "Además, ¿cómo podría uno recordar a todo el mundo? Ojos, andares, voz. Bueno, la voz, sí: un gramófono. Tener un gramófono en cada tumba o guardarlo en casa. Después de la comida, el domingo... Recordar la voz como la fotografía recuerda la cara. Si no uno no podría recordar la cara al cabo de quince años, digamos". Seguía pensando hasta que observa una obesa rata gris trotando al lado de la tumba. Desaparece entreas tumbas. Se alimenta de cadáveres. Imagina los nombres de los devorados muertos.
"Dejan los huesos limpios sin importar quién era. Carne corriente para ellas. Un cadáver es carne echada a perder. Bueno ¿y qué es el queso? Cadáver de leche". 
"Verás mi fantasma después de la muerte. Mi fantasma te perseguirá después de la muerte. Hay otro mundo después de la muerte llamado infierno. No me gusta el otro mundo escribió ella". Recuerda la carta de Martha al final. 
Camina con los otros caballeros a la salida. Le hace notar al abogado Menton la abolladura en su sombrero y éste lo recuerda por su admiración por Molly. Luego de aleja un poco de los caballeros para no escuchar su conversación. Y se pierde en sus pensamientos mientras abandonan el Hades.

Fin Cap. 6
#Joyce2019 #Ulises C6







Capítulo 7


Día 28: "En el corazón de la metrópoli hiberniana" 
"El mensajero de la corona" 
"Esos señores de la prensa" 
"El caballero William Brayden, de Oaklands, Sandymount".
Así inicia el capítulo 7 de Ulises, con diversos titulares de prensa esparcidos entre los párrafos. Me recordó a "Moby Dick", donde también se experimenta mucho en la narración. En este momento, en el tiempo de la novela son ya las 12 del medio día. Bloom se encuentra en el edificio del periódico Freeman. Bloom pide en la oficinas del diario el recorte de un anuncio que quiere llevar también a las oficinas del Telegraph, otro diario. Bloom ve caras y las relaciona con otros personas, también habla con Nannetti, el administrador, en medio del sonido de las máquinas y las imprentas. Aparece el periodista del entierro, Hynes, e imagina el titular y la forma en que se describe el entierro. Y piensa en la rata gris también. Luego intercambia palabras de Hynes, y sigue a la oficina de Nannetti, al que Hynes llama concejal. Bloom explora la vida del administrador y finalmente le muestra el recorte con el anuncio de "La casa de las llaves", y el nombre de Alexander Llaves. Comercio de té, vino y bebidas. Nannetti le pregunta si tiene un dibujo. Bloom dice que lo va a buscar porque estaba publicado en otro diario. Nannetti acepta y dice que deben renovar por tres meses.

#Joyce2019 #Ulises C7


Día 29: Bloom se quedó observando el trabajo del tipógrafo, muy pendiente de la ORTOGRAFÍA, que aparece como otro titular de prensa. Y empieza a pensar en el señor Cunningham y sus adivinanzas de ortografía, que hicieron falta en el cementerio. Mientras empieza a imaginar algunas adivinanzas y chistes. Bloom sale en busca del dibujo que va a ilustrar el anuncio. De camino ve al señor Monks, un Conista en Jefe, y piensa en todo el material que ha debido pasar por sus manos en su larga vida laboral. También en el camino ve a otro tipógrafo, distribuyendo limpiamente los tipos. "Los lee primero hacia atrás". Lo que le trajo el recuerdo de su padre leyendo hebreo. "El pobre papá con su libro de la Hagadah, leyéndome con el dedo marcha atrás. Pessach. El año que viene en Jerusalén". Y siguen sus recuerdos de su padre y sus rituales. Le molesta el olor a grasa de las imprentas y se mete la mano al bolsillo por su pañuelo, y se encuentra con el olor a Citrón-Limón. Ah, el jabón. Recordó. Recordó enseguida la carta de Martha donde le preguntaba sobre el perfume de su mujer. Pero pronto aparte ese pensamiento. Escucha una carcajada desde la oficina del Evening Telegraph. Reconoce la risa. Es Ned Lambert. También está el profesor MacHugh y Simon Dedalus. Se ríen de un discurso publicado por el Freeman. Entran también J. J O'Molloy y luego Myles Crawford, el director del diario. Entre todos forman una algarabía que incómoda un poco a Bloom, quien pide permiso para telefonear desde el despacho interior.

#Joyce2019 #Ulises C7


Día 30 y 31: Bloom sale en busca de su anunciado a la sala de subastas, al enterarse por la llamada. Al salir, los otros caballeros lo observaron y comentan sobre los vendedores de periódicos que se burlaban detrás de Bloom. "Un desfile por la vía pública", otro anuncio, "Los dos sonrieron por encima de la persiana a la fila de vendedores que iban haciendo piruetas detrás del señor Bloom, el último de ellos llevando en la brisa una cometa de broma, en zizagueos blancos, con una cola de nudos de mariposa". 
El señor Dedalus y Lambert van a tomar un trago, mientras la conversación sigue con J. J O'Molloy y el profesor MacHugh, hablando sobre Irlanda y su posición frente a ese imperio romano que es Inglaterra. "Aquella grandeza que fue Roma", otro anuncio. Siguieron hablando de Roma, cuando de repente entra Stephen Dedalus a escena nuevamente. Le dijeron que su padre acababa de irse. Stephen le entrega al director la carta de Deasy sobre la glosopeda (que vimos en los primeros capítulos, cuando Stephen estaba en su escuela). Vemos un nuevo cruce entre las narraciones entre los dos tiempos de dos de los personajes principales. Aunque ya Bloom había visto a Stephen desde el carruaje en camino al cementerio. Stephen explica que la carta no es suya sino de Deasy, el director de la escuela. Y empiezan a hablar chismes sobre Deasy, su fama y algún evento bochornoso en un restaurante y con su esposa. Siguen divagando sobre distintos temas, siempre con la tensión entre Irlanda e Inglaterra. El profesor cuenta como varios irlandeses históricamente salvaron a nobles y reyes ingleses. "Siempre fuimos leales a las causas perdidas. El éxito para nosotros es la muerte del intelecto y de la imaginación. Nunca fuimos leales a los que tuvieron éxito. Les servimos. Yo enseño la resonante lengua latina. Hablo la lengua de una raza cuya mentalidad tiene su cima en la máxima: el tiempo es dinero. Dominación material. Dominus! ¡Señor! ¿Dónde está la espiritualidad?".

#Joyce2019 #Ulises C7


Día 32: Myles Crawford, el director del diario, pone una mano sobre el hombro a Stephen y lo invita a escribir en el periódico. "Quiero que escribas algo para mí. Algo con garra. Puedes hacerlo. Te lo veo en la cara. En el léxico de la juventud". ¡Tú Puedes Hacerlo! Otro anuncio. Siguieron hablando en bandada, sobre otros periodistas del diario y divagaciones generales, hasta que sonó el teléfono. Bloom estaba al teléfono, quien se ve obligado a volver al diario, ante la respuesta del director que se fuera al demonio. Luego de más divagaciones, y charlas distintas del periódico, periodistas y antiguas noticias, llega nuevamente el imprescindible tema de Irlanda e Inglaterra. Se compara el destino de Irlanda con el de la raza judía. "¿Por qué los judíos no aceptáis nuestra cultura, nuestra religión y nuestra lengua? Vosotros sois una tribu de pastores nómadas: nosotros somos un pueblo poderoso. No tenéis ni ciudades ni riqueza: nuestras ciudades son colmenas de humanidad, y nuestras galeras, trirremes y cuatrirremes, cargadas con toda clase de mercancía, surcan las aguas de todo el globo conocido. No habéis más que emergido de condiciones primitivas: nosotros tenemos una literatura, un sacerdocio, una historia secular y una organización política". Y sigue el manifiesto de John F. Taylor. Stephen hizo una propuesta. Levantar la sesión. Ir por un trago. Son las 12:30m y no ha ido a la cita con Mulligan en el bar.

#Joyce2019 #Ulises C7


Día 33: Stephen junto a O'Madden Burke, Lenehan y los otros caballeros del diario deciden ir por un trago. "Mooney", el lugar. En la salida se encuentran con varios vendedores de periódicos que gritan sobre las carreras. Stephen les va contando sobre una historia de dos solteronas que subieron a la columna de Nelson, en Dublín. De repente llega Bloom, y alcanza a llegar antes que se fueran, aprisionado en un remolino de salvaje vendedores de periódicos. Los vendedores gritaban los titulares de las noticias en la cara de los posibles clientes. Las más populares y sensacionalistas. "Extraordinario de las carreras", "Terrible tragedia en Rathmines". Bloom corriendo detiene a Crawford, el director, y le dice la contrapropuesta del comerciante anunciante, Llavees, que hará la renovación en el diario, pero por dos meses (no por 3). Y le explica nuevamente las características del anuncio y la relación con el nombre del cliente. Crawford no queda muy contento con la contrapropuesta.

#Joyce2019 #Ulises C7


Día 34: Crawford enojado con la contrapropuesta de Bloom sobre el anuncio de su comerciante, le manda a decir: “¿Quiere decirle que me bese el culo?”. Lo dijo extendiendo el brazo para dar énfasis.  Pasa la escena a los pensamientos de Bloom: “Un poco nervioso. Cuidado con la tormenta. Todos van a beber. Del brazo. La gorra del marino de Lenehan allá atrás a ver quién paga. El jaleo de costumbre. No sé si es el joven Dedalus el espíritu animador. Llevaba hoy puestas unas buenas botas. La última vez que le vi  enseñaba los talones al aire. Había andado por el barro no sé dónde. Tipo descuidado. ¿Qué hacía en Irishtown?”. Finalmente, volviendo de sus pensamientos, Bloom responde el insulto de Crawford, diciendo que le pasará el mensaje al comerciante. “Me puede besar mi real culo irlandés”, seguía repitiendo Crawford. Seguían caminando, con dirección a tomarse unos tragos, mientras divagaban de temas varios, artículos que habían salido en el diario, periodistas nuevas, relaciones con filósofos y escritores clásicos, y hasta una estatua que les lleva hacia el tema religioso.  

Fin Cap. 7

#Joyce2019 #Ulises C7







Capítulo 8


Día 34 y 35: Inicia el Cap. 8. De 1 a 2pm Bloom se dirige a almorzar pero cambia de idea y se va por unos postres. "Roca de piña, limón escarchado, caramelos blandos. Una niña pegajosa de azúcar paleando cucharonadas de helado para un Hermano de las Escuelas Cristianas. Algún convite escolar. Malo para sus barriguitas. Proveedores de confites y caramelos para Su Majestad el Rey. Dios. Salve. A. Nuestro. Sentado en su trono, chupando chupachups rojos hasta dejarlos blancos". 
Esa es una pequeña muestra del resto del capítulo, que transcurre todo, nuevamente, en la cabeza y los pensamientos de Bloom. Y los cambios de pensamientos son tan acelerados y caóticos que pueden confundir al lector. Pero ya llegados a este capítulo debemos estar ya acostumbrados al monólogo interior. Entre todas las cosas que se le pasan por la cabeza, además de los dulces, por el lugar donde se encuentra, piensa y recuerda, como es reiterativo también en él, por su infancia, el tema religioso, la eucaristía, la sangre del cordero. "Todos están lavados en la sangre del Cordero. Dios quiere víctimas de sangre. Nacimiento, himeneo, martirio, guerra, fundación de un edificio, sacrificio, ofrecimiento de riñón quemado, altares de los druidas. Elías viene. El Dr. John Alexander Dowie, restaurador de la Iglesia de Sión, viene".
Entre los pensamientos religiosos, observa a la hermana de Stephen Dedalus, delante de la sala de subastas de Dillon. "Debe estar rematando algunos muebles viejos. Le conocí los ojos enseguida por su padre. Dando vueltas por ahí esperándole. La casa siempre se deshace cuando desaparece la madre. Quince hijos tuvo él. Un nacimiento casi cada año. Eso está en su teología o el cura no le dará a la pobre mujer la confesión, la absolución".
"Creced y multiplicaos. ¿Se ha oído nunca semejante cosa? Te comen vivo hasta dejarte sin casa ni hogar. Ellos mismos no tienen familias que alimentar. Viviendo de la sustancia de la tierra. Sus despensas y bodegas. Me gustaría verles hacer el ayuno negro del Yom Kippur. Panecillos con la cruz. Una comida y una colación por temor a que se desmayara en el altar. Una ama de llaves de uno de esos tipos, si se le pudiese hacer desembuchar. Nunca se les saca nada. Como sacarle cuartos a él. Se conserva bien. Nada de invitados. Todo para el número uno. Observando su orina. Traiga su propio pan con mantequilla. Chitón".

#Joyce2019 #Ulises C8


Día 36 y 37: Sigue Bloom con sus pensamientos. Entre los pensamientos sucesivos, que van desde el agua, las gaviotas, los anuncios, los médicos, la orina, el paralaje, la metempsicosis, que Molly no entendía. Llegó a Molly, su esposa, y su hija Milly. Se detiene un poco la cascada caótica de imágenes. "Milly era una chiquilla entonces. Molly tenía aquel vestido gris elefante con pasamanería trenzada. Traje sastre con botones forrados de tela. No le gustaba porque me torcí el tobillo el día que lo estrenó en el pícnic del coro en el Pan de azúcar". 
Siguen los bellos recuerdos de su hija Milly en su infancia. También recuerda a Molly y su lista de admiradores. Y cuando murió su hijo Rudy. Y como Molly después de eso no quiso más tener sexo con él. Lo interrumpe la señora Breen, antiguo amor suyo. Le pregunta por el traje de luto, Y Bloom cuenta sobre la muerte de su amigo Dignam.
"Tu entierro será mañana
cuando pases por el centeno. 
Tralarala tururum 
Tralarala..."
Luego del pensamiento nostálgico, le preguntó a la señora por su marido. Y la señora Breen suspiró desesperada por ese chiflado. De repente abre el bolso y Bloom empieza a describir y comentar sobre cada objeto que alcanza a ver dentro del bolso. "Enredado. Abierto. Dinero. Por favor tome uno". Y mientras ella le cuenta la última gracia de su marido que la despertó la pasada noche para contarle un sueño. Una pesadilla. Indigestión.

#Joyce2019 #Ulises C8


Día 38: "El mismo traje de lana azul que llevaba hace dos años, con el pelo destiñéndose. Ya han pasado sus mejores días. El pelo en mechones sobre las orejas. Y ese sombrerito cursi, con tres uvas viejas para que parezca menos mal. Miseria decorosa. Solía vestirse con gusto. Arrugas alrededor de la boca. Sólo un año o dos más que Molly". Seguía Bloom en su descripción de la señora Breen, un antiguo amor. "Fíjate la mirada que le ha lanzado esa mujer, al pasar. Cruel. El sexo nada gentil". 
"Siguió mirándola, escondiendo su descontento detrás de la mirada. Picante cabeza de ternera rabo de buey sopa al curry. Yo también tengo hambre. Migas de repostería en la pechera de su vestido: un toque de azúcar harinosa pegado a su mejilla. Pastel de ruibarbo con abundante relleno, rico interior de fruta. Josie Powell era. En Luke Doyle hace mucho, Dolphin's Barn, las charadas. V. E.: ve. Cambiar de tema". 
Jaja es genial esa seguidilla de los pensamientos de Bloom. En efecto cambia el tema de conversación con Breen, y hablan de otra conocida. Llega el esposo. Se despiden. Le manda saludos a Molly. Bloom salió también del lugar y siguió caminando. Pasa por delante del Irish Times, por el que se escribe con Martha. Y sigue su hilo de pensamientos mientras camina y lo relaciona con todo lo que ve. Recuerda crónicas del diario, y un especial sobre mujeres fuertes. Recuerda otras mujeres.

#Joyce2019 #Ulises C8


Día 39: Sigue la travesía de Bloom en las calles y los pensamientos volando de un lado a otro. "La sonrisa se le desvaneció mientras seguía andando", Bloom se deprime y se pone nostálgico. Pero es solo parte de la sucesión de sentimientos, emociones y pensamientos. Hace analogías con la muerte y la muerte de los niños, en clara referencia a la de su pequeño. "Nadie es nada. Esta es realmente la peor hora del día. La vitalidad. Apagada, sombría: odio esta hora. Me siento como si me hubiesen comido y vomitado". Reaparece el solo y ve al hermano de John Howard Parnell. Y los pensamiento se dirigen a la vida del personaje. Recuerda la luna llena de hace 15 días, y un vivo recuerdo: Molly, Boylan (el amante) y él paseaban juntos. Pero él notaba todo: "Ella canturreaba: Está brillando, amor, la primera luna de mayo. Él al otro lado de ella. Codo, brazo. Él. La lu-uz de la luciérnaga está brillando, amor. Tocar. Dedos. Pregunta. Respuesta. Sí". 
También ve a Bob Doran, antiguo amigo, y recuerda mejores épocas. Su juventud. "Yo era entonces más feliz. ¿O era yo eso? ¿O soy yo ahora yo? Veintiocho años tenía. Ella tenía veintitrés cuando dejamos la calle Lombard West (Molly). No le puedo gustar otra vez después de Rudy (vuelve recuerdo de su hijo). No se puede volver atrás el tiempo. Como sujetar agua en la mano. ¿Volvería atrás entonces? Sólo empezando entonces. ¿Volverías? ¿No eres feliz en tu casa pobrecito niño? Quiere coserme los botones. Tengo que contestar. Escribiré en la biblioteca".

#Joyce2019 #Ulises C8


Día 40: Le da hambre a Bloom y va almorzar. Va al restaurante Burton. Bloom describe el restaurante, las personas comiendo, los camareros, los platos, la comida. E incluso de los animales que son la comida que sirven en los platos. "Dolor para el animal también. Desplumar y vaciar pollos. Las desgraciadas bestias ahí en el mercado de ganado esperando a que el hacha les parta el cráneo". "Cabeza pelada y huesos sangrientos. Desolladas ovejas de ojos vidriosos colgando de las piernas, hocicos de ovejas empapelados en sangre moqueando jalea de nariz en serrín. Fuera desechos y riñonadas. No destroces esos cortes, muchacho". Ve entrar a David Byrne y los pensamientos se dirigen sobre él... "Taberna decente. Él no charla. De vez en cuando convida a un trago. Pero en bisiesto una vez de cada cuatro. Una vez me aceptó un cheque". También se le acerca Nosey Flynn y le pregunta sobre su vida. Se eleva en los pensamientos a pensar y hacer alusiones con comidas en relación a Flynn, quien le pregunta por su esposa Molly. Hablan sobre su próxima gira de conciertos y Flynn le pregunta quién lo organiza. Bloom se pone nervioso. Intenta cambiar de tema llamando al mozo de la barra. Flynn insiste en la pregunta. Cómo no le contesta, se contesta a sí mismo... "¿No anda Blaze Boylan (el amante) metido en eso?". 
"Un caliente golpe de aire calor de mostaza mordió el corazón del señor Bloom. Levantó los ojos y encontró la mirada fija de un reloj bilioso. Reloj de taberna cinco minutos adelantado. El. Tiempo que pasa. Las manecillas se mueven. Las dos. Todavía no". "Su diafragma anheló entonces hacia arriba, se hundió dentro de él, anheló más largamente, ansiosamente. Vino".
Tal parece, como dice Borges, con respecto al Ulises, es el recorrido de un hombre en un día, quien recorre las calles pensando y mortificado porque sabe que su esposa le será infiel ese día. Sabe incluso el día, la hora y el lugar. Todo lo demás son artificios.

#Joyce2019 #Ulises C8


Día 41: Siguen Flynn y Bloom hablando sobre Boylan, el amante de Molly, ante la incomodidad de éste último. "No hay miedo. No tiene cabeza", piensa. David Byrne salió detrás del mostrador y se unió a la charla. Bloom respira. Cambio de tema. Hablan de apuestas, licores y otras cosas. Mientras vemos los pensamientos internos de Bloom ante cada intervención de los presentes. Las ostras y su carácter afrodisíaco, los chinos y sus huevos azules. Sigue la comida, tan abundante e importante en el capítulo, según esa es la referencia homérica, Los Lestrigones. Mientras entran más amigos, saludan. Bloom va al baño y Flynn había hablando sobre él con Byrne. Bloom sale y se despide de sus amigos. 
"El señor Bloom salió hacia la calle Dawson, restregándose los dientes con la lengua. Algo verde tendría que ser: espinacas por ejemplo". Observa en la calle a un perro terrier vomitando con esfuerzo una asquerosa mascada de huesos en las piedras del pavimento y la lamió con nuevo celo. Sobrante. Devuelto con agradecimiento una vez digerido plenamente el contenido. Primero el dulce después lo salado. El señor Bloom se desvió cautamente. 

Entre el pensamiento de la comida empieza a canturrear una melodía de Don Giovanni:
"Don Giovanni, a cenar teco
M'invitasti"
Piensa en el significado de "teco". Esta noche, quizá.
"Don Giovanni, tú me has invitado 
a venir a cenar esta noche, 
tralará laralá".

Piensa en Llavees, y la negociación con el anuncio. Que Hynes le debe. Piensa en comprarle una enagua de seda a Molly. "Hoy. Hoy. No pensarlo". Sigue mortificado. Pero camina, por donde el pastelero, por la librería. Caminar le hace olvidar lo que no quiere pensar. Los pensamientos surgen y se multiplican mientras camina y ve otras caras y espacios. Ve a un muchacho ciego queriendo cruzar, golpeando con su bastón el bordillo. Bloom se ofrece a ayudarlo. No contesta. Bloom insiste. "Sí" finalmente contestó. "Le tocó suavemente el flaco codo: luego le tomó la floja mano vidente para guiarla adelante". Pensó en decirle algo, pero se abstuvo. No sonar condescendiente. Imagina en ese lapso la vida que puede llevar el joven. Sensitiva. Su nombre. Lo alimentaron con cuchara de niño. Llegaron. Libres. "Gracias, señor" le dice. "Sabe que soy un hombre. La voz". Siguió su camino con el bastón. "El señor Bloom caminó detrás de los pies sin ojos, un traje demasiado ancho de paño en espiguilla". 

"¡Pobre muchacho!" pensó. Esquivó un carro y pensó en cómo se había dado cuenta. Lo sintió. Sigue pensando en la forma en que sentiría el ciego. Es fascinante esa indagación de los sentidos. Los sentidos tan importantes para Bloom. Tan importantes para Joyce. 
Sigue indagando en la vida del ciego. Todo lo que puede hacer, leer con los dedos, afinar pianos. Y piensa en los desafortunados en general. 

"El sentido del olfato debe ser muy fuerte también. Olores por todas partes en gavilla. Cada calle un olor diferente. Cada persona también. Luego la primavera, el verano: olores. Sabores. Dicen que no se pueden saborear los vinos con los ojos cerrados o con un resfriado. También fumar en la oscuridad dicen que no da gusto".
Siguió indagando, en cómo sería con las mujeres, la formación en la mente del placer. "La temperatura de la voz cuando él la toca, con los dedos deben casi ver las líneas, las curvas. Las manos de él en su pelo, por ejemplo". Magistral.

Siguió caminando, pasa por la taberna de Doran, y sigue pensando en el ciego. Tiene que pensar. Quería probar sentir ver en la oscuridad. "¿Qué sueños tendrá, no viendo?" se preguntó. "La vida es sueño para él" (¡Ay Calderón de la Barca!). "¿Dónde está la justicia de que haya nacido así?". Hila esos pensamientos con los quemados, los ahogados. El Holocausto. Hasta en el Karma piensa. Luego cambia a los masones y sigue con la justicia. Llega a la calle Kildare y piensa qué hacer. Biblioteca. Museo. Diosas. Se siente mareado por el vino. Se desvía. Son más de las dos. El tiempo. Pasa. Camina. Debe seguir caminando. Y pensando. Su corazón. "Deprisa. Andar tranquilamente. Un momento más". Se busca en el bolsillo y siente el jabón loción que había comprado y su talismán. "¡A salvo!". No puede dejar de pensar.

Fin Cap. 8. Magistral.

#Joyce2019 #Ulises C8








Capítulo 9



Día 42: Inicia el capítulo 9.
"¿Ha encontrado a esos seis valientes estudiantes de medicina para dictarles el Paraíso perdido? Las penas de Satán lo llama él". Dice John Englinton con bilis de anciano. Son las 2 p.m y la narración de devuelve al personaje y la perspectiva de Stephen Dedalus. Se encuentra en el despacho del director de la Biblioteca Nacional. Stephen estuvo en el bar con sus amigos a la hora acordada, horas antes. Ahora se encuentra en la biblioteca compartiendo sus teorías de Shakespeare ante un grupo. El capítulo pertenece a Stephen y a Shakespeare, tendremos mucho teatro, drama, teorías y diálogos.
"Nuestros jóvenes bardos irlandeses todavía no han creado una figura que el mundo ponga junto a Hamlet del sajón Shakespeare, aunque yo le admire, como el viejo Ben, sin llegar a la idolatría", dijo Englinton. Russell, uno de los presentes, contestó que todo eran cuestiones académicas, si Hamlet era Shakespeare o Jacobo o Essex. "El arte tiene que revelarnos ideas, esencias espirituales sin forma. La cuestión suprema sobre una obra de arte es desde qué profundidad de vida emerge. La pintura de Gustave Moreau es la pintura de ideas. La más profunda poesía de Shelley, las palabras de Hamlet ponen a nuestra mente en contacto con la sabiduría eterna, el mundo de las ideas de Platón. Todo lo demás es la especulación de escolares para escolares".
"Los escolásticos fueron los primeros escolares. Aristóteles fue un tiempo escolar de Platón", dijo e interrumpió Stephen cortésmente.

#Joyce2019 #Ulises C9


Día 43 y 44: Sigue la discusión sobre Shakespeare, que durará durante todo el capítulo. Llega Best, el bibliotecario. John Eglinton sigue enojado con la comparación entre Aristóteles y Platón: “Palabra de honor que me hierve la sangre cuando oigo a alguien comparar a Aristóteles con Platón”. “¿Cuál de los dos me habría desterrado de su república?, preguntó Stephen. Sigue la discusión sobre Hamlet. Poesía. Fantasmas. 
“¿Qué es un fantasma? Uno que se ha desvanecido en la impalpabilidad a través de la muerte, a través de la ausencia, a través de un cambio de modos. El Londres elisabetiano estaba tan lejos de Stratford como el corrompido París lo está de la virginal Dublín. ¿Quién es el fantasma que viene del limbo patrum, regresando al mundo que le ha olvidado? ¿Quién es el rey Hamlet?”, dijo Stephen con emoción y energía.
Joyce también expone sus propias teorías y relaciones sobre Hamlet y la obra de Shakespeare, con respecto a la obra en general y como inspiración de algunos de sus personajes. “Hamlet, soy el fantasma de tu padre, mandándole prestar atención. A un hijo habla, el hijo de su alma, el príncipe, el joven Hamlet y al hijo de su cuerpo, Hamnet Shakespeare, que ha muerto en Stratford para que su homónimo viva para siempre”.  Acá con una clara relación al personaje de Bloom y su pequeño hijo Rudy. Pero además, añade, con respecto a la esposa, “Ann Shakespeare, de soltera Hathaway”, que le fue infiel con los hermanos del poeta… alusión a Molly. 
Eglinton afirma que el mundo cree Shakespeare cometió un error, y salió de él lo antes y mejor que pudo. “¡Bah! Un hombre de genio no comete errores. Sus errores son voluntarios y son los pórticos del descubrimiento”. 

#Joyce2019 #Ulises C9


Día 45: Best, el bibliotecario felicita a Stephen por sus ideas iluminadoras sobre Shakespeare. Le pregunta nuevamente sobre Ann y si realmente le fue infiel. Lo que da pie para un nuevo diálogo sobre las mujeres. Pero no tardan en regresar a Shakespeare. Englinton expone que era enigmático, quizás más que todos. No se sabe realmente mucho sobre su vida. 
"Estaba preparado para cualquier paradoja por lo que nos dijo Malachi Mulligan pero me permito advertirle también que si quiere destruir mi creencia de que Shakespeare es Hamlet, tiene por delante una tarea difícil".
Siguió Stephen con su teoría: "Tal como nosotros, o la madre de Dana, tejemos y destejemos nuestros cuerpos, con sus moléculas de acá para allá en lanzadera, así el artista teje y desteje su imagen. Y tal como la verruga en mi tetilla izquierda está donde estaba cuando nací, aunque todo mi cuerpo se ha tejido de nuevo material una vez y otra, así a través del padre inquieto resplandece la imagen del hijo que no vive. En el intenso instante de la imaginación, cuando la mente, dice Shelley, es un ascua que se extingue, eso que era yo es lo que soy y lo que en posibilidad puedo llegar a ser. Así en el futuro, el hermano del pasado, me puedo ver a mí mismo tal como estoy sentado aquí pero por reflejo desde eso que seré entonces". 
Best anotó: "Sí, noto que Hamlet es muy joven. La amargura podría venirle del padre pero los pasajes con Ofelia son sin duda del hijo".
De medio a medio. Está mi padre. Yo estoy en su hijo.
Las obras de Shakespeare de sus últimos años alimentan otro espíritu. "Reconciliación" dijo Best. "No puede haber reconciliación si no ha habido separación" nuevamente dice Stephen, que ya lo había comentado en referencia a Ann.
"Sí quiere sabes cuáles son los acontecimientos que proyectan su sombra sobre el infierno del tiempo del Rey Lear, Otelo, Hamlet, Troilo y Crésida, mire a ver cuándo y cómo se levanta la sombra. ¿Qué ablanda el corazón de un hombre, Naufragando en crueles tormentas, Puesto a prueba, como otro Ulises, Pericles, príncipe de Tiro?"
Best invitó a que Stephen elaborará esa teoría para la ilustración del público. Y menciona que deberían mencionar otro comentador irlandés, George Bernard Shaw.

#Joyce2019 #Ulises C9


Día 46 y 47: Mientras siguen hablando de las teorías sobre Shakespeare, entra nuevamente a escena uno de los amigos de Stephen, Buck Mulligan. Stephen piensa en el telegrama que le escribió excusándose de no asistir a la cita a las 12. Mulligan, quien se burla constantemente de Stephen, adivinó del tema que hablaba y fue dispuesto a burlar todas sus teorías. Siguieron hablando sobre Oscar Wilde y su obra Retrato de W. H. Mulligan volvió a restregarla la plantada y el telegrama enviado. Vuelven a Hamlet y analizan escenas, versos, palabras. Hablan de Santo Tomás, de la poesía, de teorías sobre el padre y las tradiciones judías y cristianas. 

"La historia muestra que eso es cierto - inquit Eglintonus Chronolologos -. Las edades se suceden unas a otras. Pero sabemos por elevada autoridad que los peores enemigos de un hombre serán los de su propia casa y familia". 
"Un padre - dijo Stephen, batallando contra la desesperación- es un mal necesario". Y sigue explicando su teoría sobre el padre en general. "La paternidad quizás sea una ficción legal. ¿Quién es el padre de cualquier hijo para que cualquier hijo tenga que amarle, ni él a cualquier hijo?".

"El hijo no nacido estropea la belleza: nacido, trae dolor, divide el cariño, aumenta la preocupación. Es un macho: su crecimiento es la decadencia de su padre, su juventud la envidia de su padre, su amigo el enemigo de su padre". 
Joyce nos da atisbos de la influencia de Shakespeare en el psicoanálisis, además del de la misma mitología. Y sigue el dilema de Padre-Hijo en el análisis de Hamlet. Dentro de ese análisis Stephen da pistas de su relación con su propio padre,el Sr. Dedalus.
"Él mismo su propio padre. Espera. Estoy preñado. Tengo en mi cerebro un hijo por nacer. ¡Palas Atenea! ¡Un drama! ¡El drama es la realidad! ¡Permitidme parir!", dijo Mulligan burlándose.

Luego la conversación entre los personajes es estructurada como de un guión o una obra de teatro. Con cada intervención acompaña de descripción y sonidos. Shakespeare en la práctica. Joyce lo acoge y lo emula. En los diálogos siguen analizando las obras de Shakespeare y sus interpretaciones diversas. "¿Qué hay en un nombre? Eso es lo que nos preguntamos en la niñez cuando escribimos el nombre que nos dicen que es el nuestro. Una estrella, una estrella diurna, un meteoro surgió en su nacimiento", sigue Stephen en su monólogo, que en esta ocasión no es interno.

Siguieron analizando los temas del hermano, el hermano falso, el usurpador y el adúltero en las obras de Shakespeare. Analizan a Iago y finalmente llegan a una cuestión. John Englinton llama "fraude" a Stephen y le preguntó si él creía sus propias teorías. "No", dijo Stephen tranquilamente. Best le apoyó a que las escribiese. Mulligan siguió burlándose de Stephen. Al final ven a Bloom. "El Judío errante" lo llamó Mulligan e insinuó a Stephen que lo vio con lujuria.

#Joyce2019 #Ulises C9







Capítulo 10


Día 48: Inicia el Cap. 10, otro capítulo especial en el Ulises, porque se describen 19 personajes, cada uno en su espacio y su ruta a través de Dublín, en donde a veces se cruzarán. El primero es el Padre Conmee, quien se encuentra caminando y va pensando en lo que tiene que hacer. Sabemos que va a hablar sobre uno de los huérfanos de Dignam, el del entierro. Y sabemos por medio de sus pensamientos detalles de su vida. El padre va saludando a todos los conocidos y fieles mientras camina. Pasa frente a una iglesia protestante y la ve donde desdén, recordando al reverendo encargado, "El incumbente, le llamaban. Entendía que le incumbía decir unas pocas palabras. Pero había que tener caridad. Ignorancia invencible. Actuaban conforme a sus luces". Siguió caminando y subió al tranvía, en donde sigue pensando sobre las almas de negros, pardos y amarillos, sobre su sermón de San Pedro Claver, las misiones en África, y la humanidad. En el tranvía también lo saludaban. Ve a una mujer y le recuerda a una reciente confesora, culpable de adulterio y "eiaculatio seminis inter vas naturale milieris" con el hermano de su marido. 
"El Padre Conmee pensó en esa tiránica incontinencia, necesaria sin embargo para la raza de los hombres en la tierra, y en que los caminos del Señor no eran nuestros caminos".
El padre Conmee al parecer fue un personaje real, rector del colegio Belvedere, a donde fue Joyce. Y al final, en el campo ve a una pareja de enamorados y los bendice: "Un joven sofocado salió de una grieta en un cercado y tras de él salió una joven llevando en la mano margaritas silvestres que asentían. El joven se levantó la gorra bruscamente: la joven se inclinó bruscamente y con lento cuidado se quitó una ramita agarrada a su falda clara. El Padre Conmee los bendijo a los dos gravemente y pasó una fina página de su breviario. Sin: Principes persecuti sunt me gratis: et a verbis tuis formidavit cor meum".

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 49: El segundo personaje es Corny Kelleher, el funerario del entierro de Dignam. Describe como se encuentra contemplando la tapa del ataúd de pino y sus adornos de latón. Mientras tanto, el Padre Conmee subía al tranvía del Dollymount. Volviendo a la funeraria, uno de los guardias saluda a Corny e intercambian algunas palabras. El guardia le dice que vio a una persona anoche.
La acción se interrumpe y se traslada a la siguiente escena, el siguiente personaje. Un marinero inválido que camina en las calles sobre sus muletas. Adelanta a Katey y Boody Dedalus, las hermanas de Stephen y las asusta. Gritaba: "Por Inglaterra... El hogar y la belleza". Le decía a todos. Mientras pasaba por un edificio, aparece el brazo de una mujer y lanza una moneda al inválido que cae en la acera. Era Molly Bloom. Alguien recoge la moneda y se la da al inválido.
Nuevo cambio de escena. Las hermanas de Stephen, Katey y Boody llegan a casa. Otra hermana, Maggy, se encuentra ante el fogón. Traen malas noticias al parecer. Mientras tanto, al mismo tiempo el Padre Conmee camina por el campo Clongowes. Regresa la escena a las hermanas Dedalus, no vendieron los libros, y la otra se encuentra lavando camisas en el fogón y dice que no tienen nada para comer. Sólo una sopa de guisantes de la hermana Mary Patrick. Se la repartieron. Preguntan por Dilly. Otra hermana. Fue a buscar a su padre. "Padre nuestro que no estás en los cielos", alude Boody en reproche a su padre. Mientras tanto el barquito que Bloom había tirado por ahí, aparece navegando bajo el puente.
Y así siguen los próximos pasajes dentro de este capítulo. Cada personaje se entrecruza con otro y otros más. El divino caos.

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 50: Aparece otro personaje y en otro lugar. Un viejo conocido: Blazes Boylan, el amante de Molly Bloom, quien se encuentra en una tienda comprando frutas y vino para enviarlas a Molly. Preparando su visita. 
"Blazes Boylan paseaba de un lado para otro, con zapatos claros nuevos, por la tienda olorosa a fruta, levantando frutas, jóvenes tomates rojos jugosos arrugados y gordos, olfateando olores". También escribió una nota, mientras coquetea con la chica rubia de la floristería.
Cambio de escena, ahora con Stephen, quien se encuentra conversando con un maestro de música. Intercambian varias palabras en italiano. El maestro intenta convencerle de que estudie canto. Toma su mano y le habla en italiano. Luego Almidano Artifoni, el maestro se describe caminando a tomar el tranvía.
La escena cambia nuevamente a Boylan, quien se encuentra en su oficina. Pero la atención se centra en su secretaria, la señorita Dunne. Se encuentra leyendo un libro mientras simula trabajar. Piensa en la trama. Romance. Interrumpe y escribe en el teclado sobre un documento que adelanta. El ruido del teléfono interrumpe su concentración en dos actividades. Toma la llamada. Grita a Boylan para dale el recado. "El señor Lenehan dijo que estará en Ormond a las cuadro. No, señor. Sí, señor. Les llamaré después de las cinco". Era la hora del encuentro con Molly.

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 51: Sigue otro personaje en otra escena. Ned Lambert, quien se encuentra en la abadía de Santa María mostrando una antigua cámara a un clérigo, y haciendo un recorrido general. Se despide del visitante y luego aparece J. J. O'Molloy y camina con Lambert. Por otro lado, Tom Rochford se encuentra enseñando a sus amigos una máquina de música que muestra el número de reproducción. Pasa Richie Goulding desde la oficina general de impuestos al tribunal Nisi Prius llevando la bolsa de Goulding, Collis y Ward. Sigue Rochford mostrando su music-hall. 
"Deslizó un disco por su cuenta y lo observó dispararse, tambalearse, quedarse mirando elocuentemente: cuatro. Número En Curso". 
Los amigos empiezan a hablar de otros temas y salen del diario. Caminan y se va describiendo las calles que transitan. Lenehan empieza a contar un chisme sobre Bloom y su esposa Molly. Un restaurante. Cuando salieron Bloom estaba hablando con Chris Callinan, mientras Lenehan estaba con Molly cantando serenatas dentro del carro. Cuenta de forma picaresca como Molly se le iba arrimando cada vez más a cada sacudida del coche.
"A cada sacudida que daba el coche ya la tenía viniéndoseme encima. ¡Placeres del demonio! Tiene ese buen par que Dios le dio. Así de grandes".
Luego dijo que Bloom estaba pendiente y mientras le mostraba las estrellas a Callinan. M'Coy, que escuchaba el chisme se puso serio, y Lenehan enseguida hizo un cumplido sobre Bloom.
"Es un hombre muy completo, de mucha cultura, ese Bloom... No es uno de esos corrientes, un cualquiera... Ya comprendes... Tiene algo de artista, ese viejo Bloom".

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 52: Cambio de escena y se vuelve con el personaje de Bloom, que se encuentra buscando un libro para regalar a Molly. Hojea varios: "Las terribles revelaciones", "Obra maestra" de Aristóteles; y va comentando cada título. "Relatos del ghetto", "Bellas tiranas": "Ya sé de qué clase es. ¿Lo he leído? Sí. Lo abrió. Ya me parecía. Una voz de mujer tras la sucia cortina. Escucha: el hombre. No: a ella no le gustaría mucho ése. Se lo llevé una vez. Leyó el otro título: Las dulzuras del pecado. Más en su línea. Vamos a ver", pensaba Bloom. 
Lee unos fragmentos de "Las dulzuras del pecado": Todos los dólares que le daba su marido eran gastados en los grandes almacenes en suntuosos tocados y en las más caras ropas interiores. ¡Para él! ¡Para Raoul! ". Y siguió leyendo otros fragmentos más picantes. Definitivamente fue el libro elegido para Molly.
Pasa a otras escenas. El portero de la sala de subastas Dillon que agita dos veces una campanilla. Y nuevamente una de las hermanas de Stephen, Dilly Dedalus. Escucha la campana y la subasta desde afuera. De repente aparece su padre. "El señor Dedalus, tirándose de los largos bigotes, dobló la esquina de William's Row. Se detuvo junto a su hija". El señor Dedalus discute con su hija, quien le riñe por estar ebrio. Dilly le pregunta si logró conseguir algo de dinero, y él lo niega, pero ella sabe que miente. Le da un chelín. Siguen discutiendo y el portero vuelve a tocar la campana, enfureciendo al señor Dedalus.

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 53: En otra escena y con otro personaje, se encuentra Tom Kernan, un comerciante, quien repasa mentalmente la conversación que tuvo con un amigo sobre sus éxitos profesionales. Mientras tanto Simon Dedalus, padre, se encuentra con el padre Cowley. Pero la escena regresa nuevamente a Kernan, quien se detiene ante un espejo a contemplarse y queda mirando una chaqueta que le llama la atención. Nos enteramos por sus pensamientos que se encuentra buscando el cementerio donde está enterrado Dignam, y se describe su caminata. La escena cambia y volvemos a encontrarnos con Stephen Dedalus, quien se encuentra observando la vitrina de una joyería. Sigue caminando y una escena fugaz describe al padre Conmee caminando por la aldea Donnycarney. Regresa nuevamente a Stephen, quien caminando se encuentra con su hermana Dilly, que esconde un libro que estaba leyendo. Stephen le pregunta qué escondía, y ella le mostró un “Prontuario de francés”, que había comprado por un penique. Stephen se mostró interesado en que su hermana estuviese aprendiendo francés. Stephen le devolvió el libro diciendo que cuidara que Maggy no se lo empeñara, como seguro ya había hecho con sus libros. “Algunos. No tuvimos más remedio”, dijo Dilly. Stephen siente remordimiento al no ayudarla y verla tan mal, desnutrida y  con mala ropa. Piensa, “Se está ahogando. Remordimiento. Salvarla. Remordimiento. Todos contra nosotros. Me ahogará con ella, ojos y pelo. Lánguidos rizos de pelo de algas en torno a mí, mi corazón, mi alma. Verde muerte salada. Nosotros. Remordimiento de conciencia. Mordisco en la conciencia. ¡Desdicha! ¡Desdicha!”.
Mientras tanto, se retoma la fugaz escena donde Simon Dedalus, padre, se encuentra con el padre Cowley, quien le dice que está esperando a Ben Dollard. Antes de que Simon se empezara a lamentar por las deudas, llega Dollard y los interrumpe. Simon mira con desprecio la ropa de Dollard, que sobresale sobre la suya, y dice algo a Cowley que es escuchado por Dollard. Envidia. “Vaya, que Dios maldiga eternamente su alma. He tirado en mis tiempos más ropa que la que usted ha visto nunca”, dijo Dollard enojado.  Luego conversan y Dollard los lleva a mostrarles algo, y Simon los sigue. 

#Joyce2019 #Ulises C10


Día 54: Nueva escena y personajes inteactuando: Martin Cunningham y Jack Power, del diario, hablan sobre temas varios, entre ellos sobre la difícil situación de la familia del fallecido Dignam. Mencionan el tema del hijo con el padre Conmee y hablan de la generosidad de Bloom, que aportó 5 chelines a la causa. "Hay mucha bondad en el judío". 
En una escena alterna y fugaz, Blazes Boylan se encuentra en la cita pendiente con el cuñado de Jack Mooney. 
Y regresando con Cunningham, siguen hablando sobre Dignam. Y ven pasar la comitiva del Virrey, el Lord Lugarteniente General y Gobernador de Irlanda.
Cambia de escena y personajes. Regresamos después de varios capítulos con Back Mulligan y Haines, los compañeros de torre de Stephen. Hablan sobre Stephen. Mulligan le dice que se perdió ver a Stephen hablando sobre Hamlet. Burla. "Shakespeare es el feliz coto de caza de todas las mentes que han perdido el equilibrio". Siguieron hablando y tomando el té.
Cambio de escena. Aparece nuevamente el maestro de música de Stephen. Va caminando y se encuentra con un hombre y el joven ciego que ya habíamos visto ayudado por Bloom. El hombre choca con el ciego, quien lo insulta.

Cambio de escena y personajes. Patrick Aloysius Dignam, huérfano de Dignam, se encuentra caminando y viendo vitrinas. Se pregunta constantemente si la gente nota que está de luto. Recuerda a su padre, quien parecía tener problema con la bebida. "Nunca le veré más. La muerte, es así. Papá está muerto. Mi padre está muerto. Me dijo que fuera un buen hijo con mamá. No oí lo demás que me dijo pero vi la lengua y los dientes que trataban de decirlo mejor. Pobre papá. Era señor Dignam, mi padre. Espero que esté en el purgatorio porque se confesó con el padre Conroy el sábado por la noche".
Cambio de escena. Salen todos los personajes del capítulo. Va pasando la comitiva del Virrey, recorriendo Dublín, y se muestra como todos los personajes lo miran y algunos lo saludan. "Thomas Kernan saludó desde lejos. Goulding lo ve con sorpresa. La, señorita Kennedy y Douce admiraron desde el Hotel Ormond. Simon Dedalus se quita el sombrero al pasar. El Virrey devuelve el saludo. Lenehan y M'Coy observaron pasar. Wyse Nolan sonríe con frialdad. Marie Kendall sonreía. Mulligan y Haines miraron pasar desde la D. B. C. Dilly Dedalus levanta la vista del libro de francés. Blazes Boylan observaba junto al muro de Provost. El señorito Dignam envió saludos. Y siguió el desfile de saludos y personajes. El Virrey, William Humble iba con su esposa y otros personajes.

Fin Cap. 10 (Magistral cierre)

#Joyce2019 #Ulises C10







Capítulo 11


Día 55: Inicia el capítulo 11, que será muy particular y musical. Así como en Moby Dick, la estructura de Ópera en un capítulo. Con la clara referencia homérica de las Sirenas y su canto.
"Bronce junto a Oro, oyeron los herrados cascos, resonando aceradamente.
Impertintín tntntn. 
Astillas, sacando astillas de pétrea uña de pulgar, astillas. 
¡Horror! Y Oro se ruborizó más. 
Una ronca nota de pífano sopló. 
Sopló. Bloom, flor azul hay en el. 
Pelo de oro en pináculo. 
Una rosa brincante en sedoso seno de raso, rosa de Castilla. 
Trinando, trinando: Aydolores. 
!Cu-cú! ¿Quién está en el... cucudeoro? 
Tinc clamó a Bronce compasiva. (...)
Son las 4 p.m y en este musical capítulo, que inicia con esta obertura de sonidos, palabras y acciones, se irán desarrollando en el resto del capítulo. Como cualquier ópera. 
Sigue la obertura, que también refleja parte del estilo narrativo de Joyce, en la economía de palabras y síntesis de frases. Con varias referencias a mismo Bloom y lo que le sucederá en el capítulo. Retomando el final del capítulo anterior, se muestra a las señoritas Douce y Kennedy en el bar del hotel Ormond, desde donde vieron al Virrey. Trabajando. Y se describe sus impresiones del desfile, la caravana y los protagonistas. "El limpiabotas, hacia ellas, hacia las del bar, hacia las chicas del bar, se acercó. Para ellas, desatentas a él, hizo retumbar en el mostrador su bandeja de china charladora". 
Atención. Ruido. Sonidos. Apenas inicia.

#Joyce2019 #Ulises C11


Día 56: Siguen las señoritas Douce y Kennedy en el bar con el limpiabotas. Y Bloom aparece de vez en cuando entre los textos, siguiendo la estructura musical del capítulo. Ven a Bloom pasar y empiezan a hablar de él. Hablar mal. "Ojos grasientos" "nariz grasienta", ninguna se veía casada con el pobre Bloom. "Grasiensientobloom". 
Bloom vagaba por detrás de las oficinas de Cantwell y miraba un escaparate con imágenes de la virgen. Entra Simon Dedalus al bar y pide un whisky. Saluda a las damas. A Douce apretando la mano de más. Entra Lenehan al bar. A esperar a Boylan. Saluda al señor Dedalus y le da saludos de su hijo Stephen. 
"Con paciencia Lenehan esperaba a Boylan con impaciencia, el tinteante calesín de Blazes Playboylan".
"A las cuatro ella. Seductoramente sonrió a Blooaquelque. Bloo sonr depr se mar. Tardes. ¿Te crees la única en el mundo? Lo hace con todos. Para hombres". En silencio amodorrado Oro se inclinaba sobre la página. 
Mina leía un libro, mientras Lenehan intentaba coquetearle. 
Sonidos. Más sonidos. Una llamada. Repite la llamada. Cuernos zumbando. Y la llamada de nuevo disminuida. 
Un canto. 
"Los elegantes zapatos claros de Blazes Boylan crujieron en el suelo del bar al pasar". Lenehan lo reconoció. 
Bloom observa que Boylan entra al bar y se pregunta qué hace en ese lugar. Entra al bar también con Goulding. Observa cómo Boylan coquetea con las meseras. Sabe que no debería estar allí. Va tarde.
Boylan pregunta "¿Qué hora es ésa? ¿Las cuatro?". En punto. Le contestaron.
"A las cuatro. ¿Se le ha olvidado? Quizás un truco. No ir: aguza el apetito. Yo no podría. Atención, atención". Pensaba Bloom. Sabía que iba con retraso a su cita con Molly, su mujer.

#Joyce2019 #Ulises C11


Día 57: "Boylan observaba, observaba. Vertió su cáliz en gruesos labios, apuró el diminuto cáliz, chupando las últimas gruesas gotas violeta. Con ojos hipnotizados siguió su cabeza deslizándose por el bar a lo largo de los espejos, arco dorado para la gaseosa, fulgurantes vasos de clarete de Rhin, una caracola con pinchos, donde se concertaba, se espejeaba bronce con bronce más soleado".
"Me marcho", dijo Boylan con impaciencia. Lenehan intentó detenerlo pero Boylan no hizo caso. Entran el padre Cowley y Ben Dollard, quienes se unen a Dedalus y le piden cantar. 
Bloom se encontraba absorto en sus pensamientos en el comedor. Pero se dio cuenta. "Se ha marchado. Leve sollozo de aliento. Bloom suspiró sobre silenciosas flores de matiz azul. Tintineo. Se fue. Tintineo. Escucha".
Dedalus y los recién llegados hablando de música recuerdan a Marion Bloom. Molly. Ignorando que Bloom se encuentra cerca. Pero Bloom no escucha. Está atormentado por sus pensamientos. "Tintineo de calesín por los muelles abajo. Boyles arrellanando sobre gomas rebotantes".
"Pat sirvió platos destapados. Leopold cortó tajadas de hígado. Como se dijo antes, comía con deleite los órganos interiores, las mollejas, de sabor a nuez, las huevas de bacalao fritas, mientras Richie Goulding, Collins, Ward comía filete y riñón, filete y luego riñón, bocado tras bocado de pastel comía Bloom comía ellos comían". Imaginaba a Boylan camino a ver a su esposa. "Soltero, soleado, encelado, la reluciente anca de la yegua al trote, con sacudida de fusta, sobre gomas rebotantes: arrellanado, sentado en caliente, boylando de impaciencia, osadoasado. Cuerno. ¿A dónde? Cuerno. ¿A dónde? Concuerno".

#Joyce2019 #Ulises C11


Día 58 y 59: Bloom sigue comiendo su hígado, y en la mesa con Ben Dollard, pero su mente sigue atormentada por el encuentro de Boylan con Molly. Mientras Simon Dedalus y los otros amigos se preparan para escucharlo tocar y cantar. El Padre Cowley le pide cantar "M'appari" de la ópera Martha de Flotow. La música y los sonidos siguen presentes en el capítulo. Con los intermedios de Bloom y su mortificación mental de la inevitable infidelidad... Y la comida. "Filete, riñón, hígado, puré de yantar digno de un príncipe, estaban sentados los príncipes Bloom y Goulding". 
Sigue la conversación sobre música. Richie habla sobre la más hermosa aria de tenor: Sonnambula. Y pasa enseguida a Bloom y su plato y su mente. La sinfonía y el drama fluyen con mucha cadencia. Casi que se puede escuchar la música del capítulo, y las partes de Bloom, se puede sentir el peso y el dramatismo de la melodía. Joyce habla de música, compone música, la traslada al capítulo y a sus personajes, y que el lector escuche, lea, relacione y sienta.
¿Qué aria es ésa?, pregunta Leopold Bloom. "Todo está perdido ya", responde Richie.
"Richie empujó los labios en hocico. Una nota baja incipiente dulce hada murmuraba todo. Un tordo. Un tordo cantor. Su aliento, dulce de ave, buenos dientes de que está orgulloso, flautearon con quejumbrosa aflicción. Está perdido. Sonido lleno. Dos notas en un ahí. El mirlo que oí en el valle del espino. Tomando mis melodías las entrelazaba y cambiaba. Todo clamor nuevo todo está perdido en todo. ¿Cómo se hace eso? Todo perdido ya. Fúnebre silbaba. Caída, rendición, caída". Bloom seguía y se mezclaba con la letra y la melodía. "Sí: todo está perdido".
Simon empezó a cantar. "Los sesos excitados, las mejillas tocadas de llama, escucharon sintiendo esa corriente seductora corriente sobre piel miembros corazón humano alma espinozo". Bloom en su monólogo interior seguía todo.
"Ternura rebosaba: lenta, creciente. A todo latir. Así es la cosa. ¡Ah, dale! ¡Toma! Late, un latir, un pulsar orgulloso erecto. ¿Palabras? ¿Música? No: es lo que hay detrás".

#Joyce2019 #Ulises C11


Día 60: Bloom en el bar, seguía comiendo y mortificado por el inminente encuentro de Boylan con Molly. "Bloom. Inundación de caliente jaleojalea lámelotodo secreto fluía para fluir afuera en música, en deseo, flujo oscuro para lamer, invasor. Tocarla toparla tentarla tirarla. A tope. Poros a dilatar dilatándose. Top. El gozo el tocar el calor el. Top. Derramar sobre compuertas chorros derramados. Inundación, chorro, flujo, chorro de gozo, latido top-top. ¡Ahora! Lenguaje de amor". 
Escucha que Dedalus canta la ópera "Martha", y piensa en su Martha. Piensa en escribirle. Mientras el público presente deleitado escuchaba. 
Cambio de escena, que muestra a Blazes Boylan caminando hacia su cita, mientras en el bar siguen cantando canciones. Bloom hablaba con Goulding. El Padre Cowley cantaba. Dollard con Simon. Se recuerda al sordo Pat. Incluso en este capítulo de sonidos, los sentidos por los que se perciben son protagonistas. 
"Números es. Toda la música, si vamos a pensarlo. Dos multiplicado por dos dividido por la mitad es dos veces uno. Vibraciones: los acordes son eso. Uno más dos más seis es siete. Se hace lo que se quiera con cifras en juegos de manos. Siempre se encuentra que eso es igual a eso, simetría bajo una valla de cementerio. Él no ve que estoy de luto. Encallecido: todo para sus tripas. Músimatemáticas. Y te crees que escuchas las etéreas. Pero supónte que dijeras algo así como: Martha, siete por nueve menos X igual a treinta y cinco mil. Sería un fracaso. Es por causa de los sonidos, es lo que pasa".
Bloom sigue con el análisis musical de las interpretaciones de los presentes. Sabemos que debe pensar. Sino camina, piensa. Sobre piensa. Para no pensar. En lo que no quiere pensar. Y escribir. Fingía escribir a Martha. "Demasiado poético eso de lo triste. Culpa de la música. La música tiene encantos dijo Shakespeare. Citas para cada día del año. Ser o no ser. Sabiduría en conserva". 
Lydia Douce saca una caracola que trajo de sus vacaciones y se la da a Lidwell para que la escuche. Bloom recuerda una canción sobre el mar de Boylan. El Padre sigue y toca el minuet de Don Juan, mientras en la mente de Bloom con el monólogo interior, todos los sonidos se encuentran, chocan y generan el ruido que él quiere. También suena el ruido de los zapatos de Boylan y el ruido de Molly en el baño. Y el sonido de una puerta: toc toc.

#Joyce2019 #Ulises C11


Parte de la banda sonora del musical Cap. 11 de #Ulises #Joyce2019 

- Juan Diego Florez - La Sonnambula (Aria): https://www.youtube.com/watch?v=jz58sT7KbLw
- Luciano Pavarotti-M'appari tutt'amor (ópera Martha): https://www.youtube.com/watch?v=csU-VcWofJ4
- W. A. Mozart - Don Giovanni Menuett: https://www.youtube.com/watch?v=rda6qVAR0Sg


Día 61: "Mi mujer y tu mujer. Gata maullante. Como desgarra nada. Cuando ella habla como el mango de un fuelle. No pueden arreglárselas para las duraciones de los hombres. Un agujero también en sus voces. Lléname. Estoy caliente, oscura, abierta. Molly en el Quist est homo: Mercadante. Mi oreja contra la pared para oír. Hace falta una mujer que sepa cumplir".
Sigue Bloom en el bar, pensando en Molly y Boylan. Y sigue la comida... Y por supuesto, la música. Mientras Cowley, Dedalus, Kernan y compañía seguían tocando y cantando. Bloom hace una reflexión sobre la música:
"¿En qué piensan cuando oyen música? Manera de cazar serpientes de cascabel. La noche que Michael Gunn nos dio el palco. Le recuerda hogar dulce hogar. Se sonó la nariz también en una cortina. Costumbre de su país quizá. Eso es música también". "La belleza de la música hay que oírla dos veces. La naturaleza y las mujeres, media mirada. Dios hizo el campo y el hombre la melodía. Métense cosas. Filosofía. ¡Ah, diablos!". 
Y piensa en sus hijos, en Milly y Rudy. "Odio. Amor. Esos son nombres. Rudy. Pronto seré viejo".
Bloom se prepara para irse. "Tac. Tac. Tac". El sonido de la puerta que suena retumba en los pensamientos de Bloom. Interrumpen cada vez. En la calle sigue escuchando el estruendoso sonido del "Tac. Tac. Tac. Tac". Ve en la calle a una prostituta conocida que viene hacia él. Y mira hacia un escaparate de antigüedades para que no lo vea. El muchacho ciego se encontraba cerca. En el escaparate ve la figura de un mártir que muere por su causa. Bloom caótico sigue sumergido en sus pensamientos. Y no deja de sonar el "Tac. Tac. Tac".

#Joyce2019 #Ulises C11







Capítulo 12


Día 62: Inicio del Cap. 12, que sorprende abriendo con un narrador en primera persona. Un narrador distinto al que habíamos visto hasta ahora en la novela, y además no sabemos quién es, no tiene nombre. Se encuentra hablando con Joe Haynes, cobrador de deudas imposibles y dudosas, con quien se encuentra en la calle. Le dice que anda detrás de un ladrón. Se describe parte del proceso de compra y venta de mercancía de productos como té y azúcar, poniendo el ejemplo de dos personas a las que también se refieren con los nombres de Comprador y Vendedor. 
Al parecer los nombres no son realmente muy importantes en el capítulo. Y más adelante, además del Narrador, también aparece la figura sin nombre del Ciudadano. Lo que indica y refuerza la idea de lo que Joyce intenta hacer en este capítulo: describir las dinámicas sociales de Dublín, y el espíritu nacionalista de los irlandeses. 
Joe le pregunta al Narrador que vayan a la taberna de Barney Kiernan, porque quiere ver al Ciudadano. Dice que quiere hablarle al Ciudadano sobre la trata de ganador (lo que amplía en espectro y análisis general de estudio en el comercio de Dublín, hacia una perspectiva del mercado general).
El Narrador, que será nuestro hilo conductor en el capítulo, también tiene sus momentos de monólogo interior, en donde analiza a Joe Hynes. Y atentos que lo que viene son un sucesivo desfile de personajes, cada uno caracterizando algún aspecto de la sociedad irlandesa.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 63: El Narrador prosigue con una narración que evoca a la literatura antigua, las epopeyas con guerreros, príncipes y doncellas. Cuando en realidad está describiendo la misma Dublín. Como cuando están apunto de entrar a la taberna donde está el Ciudadano bebiendo:
"Y allí se yergue un refulgente palacio cuyo chispeante techo cristalino es observado por los navegantes que atraviesan el ancho mar en embarcaciones construidas expresamente para ese fin, y allá acuden todas las manadas y reses cebadas, y las primicias de esa tierra, pues O'Connell Fitzsimon recibe diezmos de ellas, caudillo descendiente de caudillos". 
Encontraron al Ciudadano con su perro. El Narrador y Joe llegan donde él. "¿Qué piensan de cómo están los tiempos?", pregunta el Ciudadano. Joe dice que el mercado está en alza. "Las guerras extranjeras tienen la culpa", remata el Ciudadano.
Sigue con la descripción de epopeyas antiguas, específicamente epopeyas célticas, para describir a los personajes como el Ciudadano, que es visto como un mítico gigante heroico. Lo describe muy detalladamente. "Vestía un largo ropaje sin mangas de piel de buey recién desollado que le llegaba a las rodillas en amplia falda e iba ceñido en torno por un cinturón de paja y juncos trenzados. Debajo de eso llevaba bragas de piel de ciervo, toscamente cosidas con tripa".
Describe su cinturón, que tenía grabados con arte tosco las imágenes tribales de numerosos héroes y heroínas de la antigüedad. Y sigue una lista de todos los nombres que figuraban. Entre los que estaban: Dante Alighieri, Cristóbal Colón, Cuchulon, Conn el de las cien batallas y una serie de personajes diversos.
Aparece Bloom, que sin perder la narración épica, y como la perspectiva sigue siendo del Narrador, lo describe como O'Bloom.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 64: "Por la vieja de la calle Prince, el órgano subvencionado. El partido juramentado en la Cámara de Diputados. Y miren el maldito papelucho. Mírenlo. El Irish Independent, nada menos, fundado por Parnell para ser el amigo de los trabajadores. Escuchen los nacimientos y muertes en el Irlandés, todo por Irlanda independiente, y muchas gracias, y también las bodas", suelta en un arenga el Ciudadano al llegar Bloom... O'Bloom. Se encuentra enojado porque en el periódico hay muchos nombres no irlandeses, en la parte de nacimientos y fallecimientos. Sigue la sátira al nacionalismo irlandés. Y el ciudadano lee los nombres en voz alta: Gordon, Barnfield, Redmayne... Etc. Como cualquier sección social de cualquier diario. 
Luego entra a la taberna el pequeño Alf Bergan. El Narrador describe su entrada de dos formas, como ya hemos venido en este capítulo, con la parodia y jerga de epopeya y luego una en jerga local.

1. "Y he aquí que mientras ellos apuraban su cáliz de alegría, entró un mensajero divina, radiante como el ojo del cielo, un joven apuesto, y tras de él un anciano de nobles andares..." 
2. "El pequeño Alf Bergan se metió de un salto por la puerta y se escondió ena trastienda de Barney, doblado en dos de la risa..."
El pequeño Alf llega donde ellos y saca unas cartas. Se reía de Breen que tenía un drama con una postal. Le pregunta por Will Murray, y Alf responde que acababa de verlo con Paddy Dignam. Todos se sorprenden. Joe le dice que Dignam está muerto. Alf cree que entonces ha visto su espíritu. 

El Narrador al escuchar hablar de muertos y espíritus. Se mete dentro de un tema metafísico y espiritual, donde la narración inicia con un toque espiritista muy serio hasta llegar a la parodia épica que seguirá estando presente en todo el capítulo.
"En la tiniebla se sintieron aletear manos de espíritus y cuando se hubo dirigido la oración según los tantras en la dirección conveniente, una leve pero creciente luminosidad de luz rubí se hizo visible poco a poco. (...) Se estableció comunicación mediante la glándula pituitaria y también por medio de rayos de ardiente anaranjado y escarlata que emanaban de la región sacra y el plexo solar. (...) Se interrogó entonces si había algunos deseos especiales por parte del difunto y la respuesta fue: Os saludamos, oh amigos de la tierra que todavía estáis en el cuerpo. Cuidado con C. K. que no se aproveche demasiado. (...) He partido de las moradas de los mortales: O'Dignam, sol de nuestra mañana".
Se interrumpe el hilo esotérico. "Ya está ahí ése otra vez" dice el Ciudadano. ¿Quién? Pregunta el Narrador. "Bloom".

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 65: Siguen en la taberna. Ven llegar a Bloom, y empiezan a recordar al fallecido Dignam. Bob Doran empezó a llorar y decía: "El hombre mejor que ha habido, el mejor carácter, el más puro". Mientras el Narrador comenta en su mente sobre Doran y sus palabras. Bloom daba vueltas en la puerta hasta que el Ciudadano lo llama, y llega preguntando por Martin Cunningham. Joe Hynes empieza a leer una carta de verdugo barbero, confesando su crimen. Invitan a Bloom a sentarse y tomar algo, y empiezan a discutir sobre la carta y sobre el ahorcamiento o degollamiento. 
"Son todos barberos, que vienen de esa región tiznada, y ahorcarían a su padre por cinco pavos al contado y gastos de viaje", dijo Alf, contando la historia de un conocido caso, donde un ahorcado condenado aparentemente se salva. Bloom interrumpe y dice que ese caso se puede explicar científicamente, e inicia un trabalenguas sobre el fenómeno, ciencia y más fenómenos. Acá en la jerga científica se parodia todo ese estilo y lenguaje. Y dentro de su explicación añade el caso de la erección por estrangulamiento. Teniendo mucho que ver el flujo de la sangre en ciertas partes del cuerpo. 
Hablando de ahorcados, pronto el Ciudadano empieza a hablar de los mártires independentistas y juegan con el perro. 
El Ciudadano hace su discurso con evidente disgusto con Bloom, por ser judío. El Narrador sigue la discusión y recuerda también y hace evidente su desprecio por Bloom, al recordar cuando éste vivía en hotel City Arms Pisser, al parecer de mala muerte, donde también vivía una vieja que Bloom intentó enamorar para pescar su herencia. Pero finalmente el Ciudadano propone un brindis por la memoria de los caídos interrumpiendo los pensamientos del Narrador. Y sin dejar hablar a Bloom. Remata el Ciudadano:
"Sinn Fein amhain (Nosotros mismos uno)! Los amigos que amamos están a nuestro lado y los enemigos que odiamos están frente a nosotros".

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 66 y 67: Sigue la discusión entre Bloom y el Ciudadano. 
"Así que entonces el Ciudadano empieza a hablar de la lengua irlandesa y la reunión del consejo municipal y todo lo demás y los anglófilos que no saben hablar su propia lengua y Joe metiendo baza porque le ha dado a alguien un sablazo de una guinea y Bloom metiendo la jeta con el caruncho de dos peniques que le había sacado a Joe y venga a hablar de la liga gaélica y de la liga contra convidar a beber y la bebida, la maldición de Irlanda. Contra los que convidan a beber, ese es el asunto". 
Bloom propone la Liga de templanza, con la bandera de disuadir la bebida. El Narrador observa al perro del Ciudadano, y piensa en cómo lo domesticaría a punta de patadas. 
Ofrecen nuevamente a Bloom beber algo, pero se niega y recuerda que sólo había ido a buscar a Martin Cunningham, por lo del seguro de Dignam.
Hablando de Dignam entra en conversación el tema de la viuda. Doran hace una parodia de cómo Bloom debería darle el pésame a la viuda de Dignam. Hay un nuevo juego con el lenguaje épico. 
Bloom se entera de que Nannetti se va a Londres con Field, pensando en el del anuncio que tenía pendiente.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 68: "¿Qué programa tienes hoy? Eso. Métodos humanitarios. Porque los pobres animales sufren y los expertos dicen y el mejor remedio conocido que no causa dolor al animal y administrarlo suavemente en la parte afectada". 
Hablan de política y de los tradicionales juegos irlandeses, que reúne animales también. Y el Narrador muestra y piensa en su desprecio a esos juegos.
Joe Hynes elogio al Ciudadano por contribución a los tradicionales juegos irlandeses y le pregunta acerca de la prohibición de hacerlo en los parques. Entonces inicia una especie de diálogo donde intervienen "Sr. Vaca Conacre", "Sr. Cuatropatas", entre otros, en otra evidente parodia.
"Conque allá que arrancaron con el deporte irlandés y los juegos anglófilos como el tenis, y los de hockey irlandés y el lanzamiento del peso y el sabor de la tierruca y edificar una nación una vez más y todo eso". Y claro que Bloom tuvo que decir lo suyo también sobre si uno tiene el corazón deformado el ejercicio violento es malo, dice el Narrador. Y Bloom reafirma su tesis del peligro en el exceso de ejercicio. 
Al hablar del tenis, Alf menciona a Blazes Boylan, y Bloom cambia rápidamente la conversación. Alf recuerda un famoso enfrentamiento de boxeo entre Myler y Percy. Al final se dirige nuevamente a la conversación evitada por Bloom y pregunta sobre la próxima gira conciertos organizada por Boylan, y por supuesto con Molly de estrella.
"¿Mi mujer? Sí que canta, sí. Creo que será un éxito, además. Él es un organizador excelente". Dijo Bloom en referencia a Molly y Blazes.
Y se vuelve a parodiar ese último momento como una epopeya antigua.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 69: La situación sigue perfectamente descrita por el Narrador : "Y Bloom fingiendo estar terriblemente interesado en nada, una telaraña en el rincón detrás del barril, y el Ciudadano poniéndole caras feroces y el viejo perro a sus pies mirándole a ver a quién morder y cuándo".
El Ciudadano sigue lanzando improperios contra los inmigrantes, diciendo que venían a Irlanda a llenarla de chinches. Bloom hacía como el que no escuchaba. Y terminó con:
"Una esposa deshonrada: esa es la causa de nuestras desgracias", tiró vehementemente el Ciudadano.
Siguieron discutiendo de temas varios, geo políticos y de la apuesta por la carrera que perdió Lenehan. 
"Y J.J y el Ciudadano venga a discutir de derecho y de historia con Bloom metiendo de vez en cuando alguna palabra".
"Algunos ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio", soltó Bloom dirigido claramente al Ciudadano, quien no demoró en responder. 
"No hay peor ciego que el que no quiere ver, ya comprenden lo que quiero decir. ¿Dónde están los 20 millones de irlandeses que nos faltan, los que deberían haber hoy en vez de 4, nuestras tribus perdidas?".
Y siguió el discurso hablando del comercio y más diatribas anti inglesas. Y anti Bloom. El Ciudadano también menciona adulterios históricos y fatales de la historia irlandesa. El Ciudadano se vuelve a enojar cuando escucha sobre un debate municipal sobre el uso de la lengua irlandesa.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 70: El Ciudadano sigue con las diatribas anti-inglesas. Hablan de las noticias en los periódicos, especialmente de una noticia sobre el linchamiento de un negro en Georgia. 
"Esa es la gloriosa armada británica que tiraniza la tierra. Los tíos que nunca serán esclavos, con la única Cámara hereditaria que ha quedado en todo el santo mundo y su tierra en manos de una docena de cerdos cebado y de barones de la bala de algodón. Ese es el gran imperio de que presumen, un imperio de esclavos y siervos azotados", decía el Ciudadano. 
"Creen en el bastón, azotador todopoderoso, creador del infierno en la tierra, y en Jack Marino, su ilegítimo hijo, que fue concebido por obra de un espíritu de espanto, y nació de la marina horrible, sufrió en pompa los palos, fue castigado, abierto y desollado, aulló con los demonios del infierno, y al tercer día se levantó de la litera, llegó al puerto y está sentado en sus posaderas hasta nueva orden, que vendrá a pringar ni vivo ni muerto".
Bloom le responde inmediatamente la diatriba al Ciudadano. "¿No sería lo mismo aquí si se opusiera fuerza contra fuerza?". Lo que generó otro discurso del Ciudadano sobre Irlanda y los pieles rojas de América. Ned se mete en la discusión y se mete a los turcos y los franceses. Nacionalismos. 
"¡Los franceses! ¡Pandilla de maestros de baile!? ¿Se dan cuenta de lo que es? Nunca han valido un pedo podrido para Irlanda. ¿No están tratando ahora de hacer una entente cordiale con la pérfida Albión en ese banquete de T. P.? Los incendiarios de Europa, han sido siempre". Remató el Ciudadano. Mientras Bloom hablaba aparte con John Wyse sobre los mismos tenas. La nación. Persecución.
"¿Sabe qué quiere decir una nación? Preguntó Wyse a Bloom. 
"Sí" dijo Bloom. "Una nación es la misma gente viviendo en el mismo sitio". 
"Sí eso es una nación yo soy una nación porque llevo 5 años viviendo en el mismo sitio". Rieron. 
"O también viviendo en diferentes sitios" dijo Bloom saliendo de lío.
Todos rieron, y el Ciudadano que atento escuchaba lanzó a Bloom la pregunta. "¿Cuál es su nación?" 
"Irlanda. Yo nací aquí. Irlanda". Dijo Bloom.

#Joyce2019 #Ulises C12


Día 71 y 72: Siguen los jaleos entre el Ciudadano y Bloom. 
"Y yo pertenezco a una raza, también, que es odiada y perseguida. También ahora. En este mismo momento. En este mismo instante... Una raza robada. Saqueada. Insultada. Perseguida. Quitándonos lo que es nuestro por derecho. En este mismo momento, vendidos en subasta en Marruecos como esclavos o ganado". Decía Bloom.
"¿Habla usted de la nueva Jerusalén?" preguntó el Ciudadano. "Hablo de la injusticia" contestó Bloom.
Wyse interrumpió el intercambio y cambió de tema. Bloom siguió con su discurso apelando a lo que es realmente importante en la vida: el amor.
"Un nuevo apóstol para los gentiles. El amor universal", se burló el Ciudadano. Mientras ataca el amor cristiano y los acusa de ladrones y estafadores. 
Como Cunningham tarda en llegar, Bloom que no aguanta más al Ciudadano, sale a buscarlo. Todos empiezan a hablar de él y su padre estafador. Finalmente llega Martín Cunningham con Jack Power y un protestante. Quienes brindan con los presentes en una larga ceremonia de bendiciones y santos.
Vuelve Bloom, y Cunningham sale con sus acompañantes y con él. El Ciudadano entra en discusiones religiosas y persigue a Bloom y lo insulta desde fuera. Se suben al carro y Bloom abandona el sitio con una descripción bíblica:"Y me vieron, a Él, a Él en persona, Ben Bloom Elías, entre nubes de ángeles, ascender hacia la gloria de la claridad, con un ángulo de cuarenta y cinco grados, por encima de Donohoe, la calle Little Green, como disparado de una paleteada.

Fin Cap. 12

#Joyce2019 #Ulises C12







Capítulo 13


Día 73 y 74: "El atardecer estival había comenzado a envolver el mundo en su misterioso abrazo. Allá lejos, al oeste, se ponía el sol, y el último fulgor del, ay, demasiado fugaz día se demoraba amorosamente sobre el sol y la playa, sobre el altivo promontorio del querido y viejo Howth... " Así inicia otro particular capítulo del Ulises de Joyce, que deja también sorprendido y desubicado al lector desprevenido. ¿WTF? 
Joyce en la primera parte del capítulo parodia otro tipo de literatura, una literatura sentimental, rosa y preciosista. Con tres amigas sentadas en las rocas. Gerty Mac Dowell con sus amigas Cissy Caffrey y Edy Boardman. Además de tres hermanitos de Cissy y Edy respectivamente. La historia de estas chicas, hasta ahora sin presencia en la narración, se entremezcla con la de los personajes ya conocidos. Siguiendo el tema de los distintos planos en la lectura y en la realidad de cada personas. Las múltiples historias que suceden al mismo tiempo de una escena, como el recorrido de Bloom por la playa, etc.
La descripción de los sentimientos, los espacios, el melodrama característico de este tipo de literatura es trasladado y adaptado de gran forma por Joyce.
"Una chica de corazón sincero como no se ha visto otra, siempre con risa en sus ojos gitanos y unas palabras de broma en sus labios rojos como cerezas maduras, una chica que se hacía querer de cualquiera". Otro ejemplo. 
Gerty se encuentra pensando, y entre sus pensamientos aparece la imagen de un joven que estaba en su corazón. Un aficionado al ciclismo: "Poco le importaba quizá a él lo que ella sentía, ese sordo vacío doloroso en su corazón, algunas veces, traspasándolo hasta lo más íntimo. Pero él era joven y acaso llegaría a amarla con el tiempo. Eran protestantes, en su familia, y claro que Gerty sabía Quién venía primero y después de Él la Santísima Virgen y luego San José. Pero no se podía negar que era guapo, con esa nariz exquisita, y era lo que parecía, un caballero de pies a cabeza, la forma de la cabeza también por detrás sin la gorra, que ella la reconocería en cualquier sitio tan fuera de lo corriente y la manera como giraba en la bicicleta alrededor del farol sin manos en el manillar y también el delicioso perfume de los cigarrillos... ". Luego se describe el aspecto de Gerty, hasta su ropa interior. Pero también la expresión tensa en su rostro... Un dolor devastador que no cesa. Matrimonios arreglados. Desamor. Problemas familiares. Padre alcohólico. La acción ocurre dentro de la cabeza de Gerty, su monólogo interior, es como esas novelas rosas que lee. Es su vida.

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 75: Sigue la exposición de la novela rosa de Joyce. 
"Él no creía en el amor, ese derecho de nacimiento de la mujer".
"¡Qué impulsivo! La energía de carácter nunca había sido el punto fuerte de Reggy Wylie y el que cortejara y conquistara a Gerty Mac Dowell tenía que ser un hombre entre los hombres". 
También hay un repaso por los pensamientos de las amigas de Gerty, quienes también piensan en el amor, e imaginan su hombre ideal. Los niños jugaban y peleaban por la pelota. 
Uno de los niños lanza la pelota, que robota sobre un caballero enlotado que se encuentra también en la playa sentando en una roca: es Bloom. Éste observa a Gerty y sus amigas, sintiéndose ésta halagada por la admiración del misterioso hombre.
Cissy dijo algo poco elegante y Gerty se sintió avergonzada de que el misterioso señor enlotado las hubiese escuchado. "Que lo oiga", dijo Cissy.
En medio de las escenas del presente en la playa, la narración se sumerge en los monólogos interiores de las chicas. Turno para Cissy, quien recuerda su infancia. También entre los pensamientos de Gerty y Cissy aparece la figura del fallecido señor Dignam, que solía ser amigo de uno de sus padres. Amigo de bebidas, de cantos. "Ahora descansaba para siempre. Y su madre le dijo a él que eso debía servirle de aviso para el resto de sus días y él ni siquiera pudo ir al funeral por culpa de la gota".
Nuevo intercambio de miradas entre Gerty y Bloom: "... No era nada más para llamar la atención teniendo en cuenta al caballero de enfrente que miraba. Ella sintió el cálido sofoco, siempre una señal de peligro en Gerty, subiendo y ardiéndole en las mejillas. Hasta entonces sólo habían intercambiado ojeadas del modo más casual pero ahora bajo el ala de su sombrero nuevo ella se atrevió a mirarle y la cara que se ofreció a su mirada allí en el crepúsculo, consumida y extrañamente tensa, le pareció la más triste que había visto jamás".

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 76: Sigue el juego de miradas entre Gerty y Bloom en la playa, mientras las amigas y los niños se distraen en lo suyo. Y sigue el juego de Joyce con la narración rosa... "Gerty se quitó un momento el sombrero para arreglarse el pelo y jamás se vio sobre los hombros de una muchacha una cabellera más linda, más delicada, con sus rizos castaños, una breve visión radiante, en verdad, casi enloquecedora de dulzura". "Se puso el sombrero para poder mirar por debajo del ala y balanceó más rápido el zapato con hebilla pues se le cortó el aliento al captar la expresión de sus ojos". 
"Él la observaba como la serpiente observa a su víctima. Su instinto femenino le dijo que había provocado un tumulto en él y al pensarlo un ardiente escarlata la invadió desde el escote a la frente hasta que el delicioso color de su rostro se convirtió en un glorioso rosado".
Edy Boardman se dio cuenta del intercambio y bromeó con Gerty, que se vio inesperadamente sorprendida. Luego llegó Cissy y Edy preguntó la hora. Cissy dijo que iría a averiguar con el hombre que estaba cerca. Gerty observaba, y algo de encanto había perdido la visión, pero le vio sacar su reloj. Bloom se sorprende al encontrar su reloj parado, y se pone nervioso porque recuerda la fatal hora. Ya debió Boylan haber ido a su cita con Molly. 4:30. Pero dijo que debían ser más de las 8 de la noche porque ya se había puesto el sol. "Su voz tenía un tono de hombre culto y aunque hablaba con mesurado acento había una sospecha de temblor en su suave entonación". El recordatorio de la hora fatal.
Cissy dio las gracias y volvió con las chicas diciendo que tenía malo el reloj. Gerty lo seguía mirando y analizando. Se imaginó distintos futuros. "Ella le había amado más de lo que él nunca imaginó". "Jamás comprendería lo que había significado para ella, y por un instante en sus ojos azules hubo un vivo escozor de lágrimas". Se preparaban para marcharse, y Gerty aprovechaba los minutos restantes y se acomodaba en su misma posición. Se arrastraba porque Gerty ocultaba un secreto. "si no fuera por ese defecto que ella sabía que no tendría por qué temer a ninguna competidora y eso fue un accidente bajando la cuesta de Dalkey y siempre trataba de ocultarlo". Pensaba, y le interesaba saber si era casado o viudo. Se ven juegos artificiales y todos se detienen a observar. Bajaron por la playa para verlos mejor. Cissy llamó a Gerty, quien se resistió a levantarse y perder la ensoñación del momento. Intercambió más miradas con Bloom, y en su interior la pasión se desbordaba. Ambos temblaban. Gerty intentó doblar para ver los fuegos desde su sitio, moviendo las piernas y finalmente revelando más de lo que quería a Bloom, que seguía mirando.
La narración interrumpe el ensoñamiento interior de Gerty para mostrar también el monólogo de Bloom. Pero antes analizar la posición de ambos. Bloom impotente se lamentaba de no tomar la iniciativa. "¡Qué bruto había sido!". Ambos seguían envueltos en sus pensamientos y deseos, que cada vez más eran uno solo.
Cissy volvió a llamar a Gerty. Ya se iban. Gerty sacó un algodón perfumado, lo agitó y lo dejó en el lugar donde estaba. Un mensaje. Un adiós. Un hasta luego. Gerty se levantó, "sus almas se unieron en una última ojeada demorada, y los ojos de él alcanzándole el corazón, llenos de fulgor extraño, quedaron flotando en arrebato en torno a su dulce rostro floreal". Sonrió con tristeza, una sonrisa de perdón, al borde de las lágrimas, y se separaron. Se levantó y caminó sin mirar atrás. Estaba oscuro pero se veía que caminaba con dificultad y dignidad... Porque Gerty MacDowell era... ¿Botines estrechos? No. ¡Es cojita! ¡Oh! Pensó Bloom... Y la narración vuelve a su pensamiento... Bloom la vio alejarse cojeando.
Al parecer una lección de Joyce es que la vida misma está llena de todos los géneros literarios. Enaltece lo rosa y lo dignifica, así como el espíritu de Gerty.

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 77: Nuevamente la narración y el monólogo interior pasa a Bloom, luego que Gerty se aleja cojeando. "¡Pobre chica! Por eso la dejan plantada mientras las otras corrían tanto. Me parecía que debía haber algún problema por su aire. Belleza plantada. Un defecto es diez veces peor en una mujer. Pero las hace corteses. Me alegro de no haberlo sabido cuando se estaba exhibiendo. De todas maneras un diablillo caliente. No me importaría".
Y empieza a imaginar sobre las mujeres con discapacidad o alguna represión... La monja, la negra, la chica con gafas, la bizca... "Las vírgenes acaban por volverse locas supongo". Piensa en la carta. En Martha. Mujeres. Mujeres. Imagina el orden de los estados de menstruación de la mujer. La Luna. Nuevamente en Gerty. En su ropa interior que le mostró accidentalmente. Pasión. Bloom termina con el "diablillo caliente" (se masturba) pensando en todo lo anterior.
"Ah, él sí lo hizo. Dentro de. Ella. Ella hizo. Hecho. 
¡Ah! 
El señor Bloom, con mano cuidadosa, volvió a poner en su sitio la camisa mojada. Ah señor, esa diablilla cojeante. Empieza a notarse frío y pegajoso. Consecuencia nada agradable. Sin embargo de algún modo hay que quitárselo de encima. A ellas no les importa. Halagadas quizá. A casita a su panecito con leche y a rezar las oraciones de la noche con los niñitos". Y sigue con su gráfica y detallada descripción post onanista.

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 78: Luego del onanismo, Bloom sigue reflexionando sobre las mujeres. E inconscientemente piensa en el adulterio, sin dar vueltas enseguida a su caso personal. "Me alegra quitarme de encima a la mujer de otro tío. Comer de las sobras de su plato".
"El primer beso es lo que hace todo. El momento propicio. Algo se dispara dentro de ellas. Ablandadas, se nota por sus ojos, a escondidas. Los primeros pensamientos son los mejores. Lo recuerdan hasta el día de su muerte. Molly, el teniente Mulvey que la besó debajo de la muralla mora junto a los jardines. A los quince me dijo. Pero tenía los pechos desarrollados. Luego se durmió".
Piensa también, aún en la playa, sobre los niños que acompañaban a las chicas." Y los niños, gemelos deben ser, esperando a que pase algo. Quieren ser mayores. Vestidos con la ropa de mamá. Hay tiempo de sobra, comprender cómo es el mundo".
Piensa en que Gerty no se volvió a mirarlo cuando se levantó. Decepción. "No quiso dar esa satisfacción".
Sigue pensando y sumergido en su monólogo. La referencia homérica de este capítulo, al parecer son las Nausicaa, la princesa de Feacia que, yendo a la playa a lavar sus ropas, encontró a Ulises, náufrago y desnudo, y le llevó a su palacio. Un episodio sentimental de la Odisea. Quizás el homenaje romántico de Joyce a Homero.

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 79: Sigue el monólogo de Bloom en la playa. "Estaba un poco dewencajad después de lo de Kiernan y Dignam. Por este alivio, gracias a ti (a Gerty, la musa, protagonista e impulsora de su masturbación). Es de Hamlet eso. ¡Señor! Han sido todas las cosas reunidas. La excitación. Cuando se echó atrás sentí un dolor en la raíz de la lengua. Le hierve a uno la cabeza. Tiene razón".
Recuerda sus épocas en la escuela, su infancia. "Lavar niños, lavar cadáveres. Dignam. Las manos de los niños siempre alrededor de ellas". La vejez. La muerte. Las relaciones de pareja. "Sin embargo, también es cosa del destino, el enamorarse. Tener sus propios secretos entre ellos. Tíos que se echarían a perder si no los tomara una mujer entre manos".
"A veces los hijos salen bastante bien. Cero más cero igual a uno. O un viejo rico de setenta años y la recién casada toda ruborosa. Casarse en mayo y arrepentirse en diciembre. Esta mojadura es muy desagradable. Pegada. Bueno el prepucio no ha vuelto a su sitio. Mejor separar".

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 80: "Vida, amor, viaje en torno a tu propio mundillo. ¿Y ahora? Lástima que sea cojita claro pero hay que estar en guardia y no sentir demasiada compasión. Se aprovechan".
Seguía Bloom introspectivo, pensando en muchas cosas, y recordando a Gerty y su cojera.
"Cansado me siento ahora. ¿Me levanto? Ah espera. Me ha vaciado toda la hombría de dentro, esa granujilla. Me besó. Mi juventud. Nunca más. Llega sólo una vez. O la suya. Tomar el tren mañana allí. No. Volver no es lo mismo. Como de pequeños la segunda visita a una casa. Lo nuevo quiero yo. Nada nuevo bajo el sol".

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 81: Bloom sigue reflexionando y pensando sobre muchas cosas en la playa. Sobre animales, sobre marineros, sobre su fallida carrera de escritor y sobre la gente que pasa y le hace reflejarse a sí mismo. “Ahí está ese noble que pasó antes. Lo ha traído el viento de la bahía. Sólo llegó hasta allí y vuelta atrás. Siempre en casa a la hora de la cena. Tiene la cara hinchada: ha debido atracarse. Disfrutando la naturaleza ahora. Acción de gracias después de las comidas. Después de cenar andar una milla. Seguro que tiene una cuentecita en el banco por ahí, funcionario del gob. Andar detrás de él ahora ponerle en ridículo como esos vendedores de periódicos hoy conmigo. Sin embargo se aprende algo. Vernos a nosotros mismos como nos ven los demás”.
“<El hombre misterioso de la playa>, cuento premiado, por el señor Leopold Bloom”.
Los murciélagos. Las golondrinas. “¿Qué es lo que vuela por ahí”. “¿No tienen olfato los pájaros”. El gato esa mañana en la escalera. “¿Insectos?”. “Los pájaros también nunca se averigua qué dicen. Como nuestro charloteo… Qué valor tienen para volar sobre el mar y vuelta. Muchos de ellos deben morir en tormentas, cables de telégrafo. Vida terrible también la de los marineros”. “¿Se marean los peces alguna vez?”. 
Todos estos hilos de pensamientos hacen parte del monólogo interior de Bloom, y sus reflexiones  contemplativas. Pero en donde nos va dejando pistas de sus más hondos temores. 
“Y luego viene una hermosa calma sin una nuble, mar liso, plácido, la tripulación y la carga hechos picadillo, en el fondo del mar. La luna mirando desde arriba. No es culpa mía, mi viejo”.  
“La hora del pastor: la hora de los abrazos: la hora de la cita (Pum)”…  La cita que rodea la cabeza de Bloom y lo lleva mortificando desde temprano.  

#Joyce2019 #Ulises C13


Día 82: Sigue Bloom en sus pensamientos sumergido. Piensa en los faros de Irlanda. En los guardacostas. Un viejo viaje de excursión. "Una excursión sucia. Borrachos saliendo a remover el hígado. Vomitando sobre la borda para alimentar a los arenques. Náusea. Y las mujeres, el temor de Dios en la cara. Milly, ni señal de mareo". Piensa en la infancia. En la niñez. En la juventud.
"No saben lo que es la muerte a esa edad". Y además tienen limpio el estómago. "Pero de perderse sí tienen miedo".
Los niños jugando. A la guerra. Muy en serio. "Te voy a matar". "¿Cómo puede la gente apuntarse con fusiles unos a otros? A veces se disparan. Pobres chicos". Nuevamente piensa en su hija Milly. Ser padre. La fragilidad. "Queridísimo papi". "Todo lo que dice la mano cuando uno toca". Despertar en la noche. Los gritos. Luego creció. Su primera faja. Sus pechitos creciendo. "Sus dolores de crecimiento por la noche, llamando, despertando". "Asustada que estaba la primera vez que le vino lo que era natural. ¡Pobre chica! También momento extraño para la madre. Le trae otra vez cuando era muchacha".
Molly pensaba casarse con un lord o un caballero. "¿Por qué a mí?" pregunta Bloom. "Porque tú eras tan diferente de los demás", le dijo Molly.
Bloom piensa y sale de sus pensamientos. Piensa que ya debe regresar. Es tarde. Deben ser casi las 9 p.m Por la luz. Repasa su día. Muy largo: Martha, baño, funeral, Casa de Llaves, museo, la canción de Dedalus, el matón Kiernan, y recuerda su disputa con él. Dignam, la viuda, la otra viuda que lo miró... Y esquiva el tema de Molly... Y finalmente Gerty. "Esa hembra me ha dejado agotado. Ya no soy tan joven. ¿Vendrá mañana aquí? Esperarla en algún sitio para siempre. Debe volver. Los asesinos vuelven. ¿Volveré yo?".
Bloom mira arena en sus pies y piensa dejar un mensaje a Gerty. ¿Durará? Unos pies planos lo borrarán. O el agua.
"Soy S", alcanzó a escribir. Pero lo borró con la bota. "No volveremos a encontrarnos. Pero ha sido estupendo. Adiós, guapa. Gracias. Me ha hecho sentir muy joven".
Piensa en la ropa interior de Gerty y cómo le hizo hacer el amor pegajoso. "Un murciélago voló. Aquí. Ahí. Aquí. Lejos en lo gris repicó una campana. El señor Bloom con la boca abierta, la bota izquierda hundida en la arena de medio lado, se inclinó, respiró. Sólo unos pocos. Cucú. Cucú. Cucú. En otra escena, un reloj en la casa del cura y suenan los 3 Cucú de nuevo. Y finalmente en la casa de Gerty, un pequeño canario dando la hora mientras pensaba en el caballero extranjero sentado en las rocas... Cucú. Cucú. Cucú.

Fin Cap. 13

#Joyce2019 #Ulises C13







Capítulo 14


Día 83: Inicia el Cap. 14: El Parto.
"Deshil Holles Eamus. Deshil Holles Eamus. Deshil Holles Eamus. 
Envíanos, tú luminoso, tú claro, Horhorn, fecundación y fruto del vientre. Envíanos, tú luminoso, tú claro, Horhorn, fecundación y fruto del vientre".
A las 10 p.m se encuentran en un hospital de maternidad, por eso la introducción. 
"Para no hablar de hospitales, leproserías, cámara de sudores, tumbas de epidemia, sus mayores médicos, los O'Shiel, los O'Hickey, los O'Lee, establecieron cuidadosamente los diversos métodos por los cuales los enfermos y los recaídos volvían a hallar salud, lo mismo si su enfermedad había sido el baile de San Vito, o la consunción o el flujo amarillo".
Sigue un discurso sobre la maternidad, el vientre y el parto. Preciso, luego de hablar de la menstruación a finales del capítulo anterior, Joyce explora otro tema de vital importancia femenina. 
"Setenta camas tiene él allí donde las madres fecundas suelen acudir a yacer para sufrir y dar a luz a sus retoños recios así el ángel de Dios anunció a María. Custodias son las que allí andan, blancas hermanas en insomne hospital".
"Así pues, hombre, quienquiera que seas, mira ese último fin que es tu muerte y el polvo que se adueña de todo hombre que haya nacido de mujer pues así como salió desnudo del vientre de su madre también desnudo volverá a marcharse como vino".
Un caballero caminante estaba en el hospital. Bloom. "El caminante Leopold le era amigo desde que había acontecido que tuvieron que ver uno con otro en la casa de la misericordia donde ese caballero de estudios estaba por razón de que el caminante Leopold llegó allí a ser curado pues estaba dolientemente llagado en el pecho por un dardo con que un horrible y temeroso dragón le había herido". Por lo cual Dixon le ayudó a sanar. Se seguirá retomando por momentos el tono épico.

#Joyce2019 #Ulises C14


Día 84: Siguiendo el estilo épico en la prosa en medio del hospital de maternidad, y viendo como el lenguaje empieza y sigue siendo el protagonista en el capítulo, podemos decir que la relación del parto, del nacimiento y la maternidad, sirve de excusa para relacionar con la lengua materna de los ingleses e irlandeses. La prosa inglesa y su desarrollo y avance. Así como el feto que se desarrolla.
"Y el caballero de estudios escanció a Don Leopold un trago y se lo sirvió en tanto todos los que estaban allí bebían cada cual. Y Don Leopold levantó su celada para complacerles y gustó abiertamente de ello por amistad pues él nunca bebía manera alguna de hidromiel que dejó a un lado y pronto muy a escondidas vació la mayor parte en el vaso de su vecino y su vecino no se apercibió de su maña".
Además de Don Leopold, se le llama Sir Leopold. "El más digno compañero que jamás se sentó en los palacios de los estudiosos y que era el hombre más mesurado y más manso" ... Sigue el lenguaje floritado, de muchas de las clásicas novelas inglesas.
Estaban también en el hospital unos estudiantes de medicina. "Escolares". Entre ellos nuestros otros protagonistas que se vuelven a unir nuevamente con la historia de Bloom: Stephen Dedalus y Back Mulligan. Junto a ellos Dixon junior, Lynch, Madden y Lenehan. Con la intención de embriagarse, si pudiesen, estaban.
"Y Sir Leopold siguió sentado con ellos pues tenía firme amistad con Sir Simon y con este hijo suyo el joven Stephen y pues su languidez le retenía allí después de larguísimo errar tanto más que le festejaban en la ocasión en la manera más honorable".

#Joyce2019 #Ulises C14


Día 85: Sigue el juego con el lenguaje, al mismo tiempo que los personajes rodean a la embarazada y el tema de la maternidad. El dolor. Parir. "Lilith, patrona de los abortos, de la preñez producida por el viento con semillas de esplendor o por potencia de vampiros boca a boca o, como dijo Virgilio, por el influjo del occidente o por el olor de la flor de luna o si ella yace con una mujer con quien su marido acaba de yacer, effectu secuto, o por ventura en su baño según las opiniones de Averroes y Moisés Maimónides".
Sigue sobre la filosofía de la maternidad. La aparición del alma humana al segundo mes. Varias referencias religiosas. Bloom y Stephen hablan de la iglesia, el riesgo de la vida. La muerte. Bloom además recuerda el parto de su esposa, "que le había dado un solo hijo varón que en su onceno día de vida había muerto y ningún hombre de artes pudo salvarle, tan negro es el destino".
A las puertas del nacimiento de una nueva vida, Bloom recuerda la muerte y pérdida de su hijo pequeño. Pero también proyecta su ansia de paternidad sobre Stephen Dedalus. "ahora Sir Leopold que no tenía de sus lomos hijo varón por heredero miró ante él al hijo de su amigo y se cerró en dolor por la pasada dicha pero por triste que estuviera de que le faltara un hijo de tan gentil ánimo en no menor medida le afligía el joven Stephen pues vivía crapulosamente con aquellos pródigos y disipaba sus bienes con rameras".

#Joyce2019 #Ulises C14


Día 86: "Sabed los hombres todos, dijo, que las ruinas del tiempo edifican las mansiones de la eternidad. ¿Qué quiere decir esto? El viento del deseo asola al espino pero después en el lugar del matorral nace una rosa sobre la cruz del tiempo. Estadme atentos ahora. En vientre de mujer la palabra se hace carne pero en el espíritu del Hacedor toda carne que pasa se hace la palabra que no pasará. Esa es la postcreación. Omnis caro ad te veniet".
Sigue el juego entre la maternidad, la creación y el lenguaje. Como termina el fragmento anterior con reiteradas frases en latín. Estilo latinizante.
En la traducción de Valverde, hace referencia en este capítulo a una carta del gran amigo de Joyce, Frank Budgen, con quien discutió muchos aspectos de sus libros, referencias estilísticas, entre otras. De hecho hay un solo libro dedicado al Ulysses. Dentro de esta carta dice que el episodio se divide en 9 partes sin divisiones, introducido por un preludio a lo Salustio-Tácito (el óvulo sin fecundar). Habla del anglosajón y el más antiguo inglés aliterativo y monosilábico ("Aún no nacido niño nadaba ventura"). Luego también se identifica la manera de Mandeville ("Y allí se entró al sitio que estaban un joven caballero de estudios"). También entre las referencias se encuentra el "estilo de crónicas" elisabetiano ("Para aquel tiempo el joven Stephen llenó todas las copas"). Luego de paisajes solemnes que evocan a Milton, Taylor y Hooker. Incluso hasta un cotilleo latino. Y muchas más referencias literarias y a escritores específicos. El juego. La raíz. La creación. El lenguaje. La maternidad.
Pero las referencias son utilizadas en medio de la narración. La narración y la historia está al servicio del lenguaje. Joyce, como ya viene haciendo desde capítulos atrás, da una muestra magistral de estilos, repasando casi toda la literatura universal en su novela, sin alterar en lo más mínimo su historia. Sino al contrario alimentarla, dinamizarla y elevarla.
Los jóvenes se ven hablando de prostitutas, de sexo, de amor, de virginidad. "El joven Stephen dijo que en efecto, si él no recordaba mal, no tenían más que una misma fulana para todos y era una sacada de un burdel para solazarse en placeres amorosos pues en aquellos tiempos la vida estaba muy animada y tal era la usanza aprobada del país. Mayor amor que ése, dijo él, no tiene un hombre sino dar su querida por un amogo".

#Joyce2019 #Ulises C14


Día 87: "Eso era lo que toda aquella compañía sentada allí en la mesa de la Mansión de las Madres deseaba con más afán y si se encontraban con la puta Pájaro-en-mano (que por dentro era toda sucia pestilencia, monstruos y un demonio maligno) se esforzarían hasta las últimas con tal de llegarse a ella y conocerla. Pues tocante a Cree-en-Mí decían que no era nada sino imaginación y que no podían concebirlo ni en pensamiento, pues, primero, Dos-en-las-Matas, a donde ella les atraía, era la más placentera gruta y allí había cuatro almohadas que tenían cuatro rótulos con estas palabras estampadas en ellos, Acaballo y Patasarriba y Metelengua y Mejillaconmejilla... ".
Sigue el juego con el lenguaje de Joyce. Pero la trama sigue. Todos siguen en el hospital, esperando el parto de la señora Purefoy. Todo el capítulo es su proceso de parto. El dolor. El nacimiento. Y por supuesto, la lengua, el lenguaje, la literatura.
"Allí Leop. Bloom de la gaceta de Crawford sentado muy a gusto con una banda de gente alegre, jóvenes pendenciero, Dixon Jun., escolar en Nuestra Señora de la Misericordia, Vin. Lynch, un tipo escocés, Will. Madden, T. Lenehan, muy triste por un caballo de carreras que se le antojó y Stephen D. Leop. Bloom allí por un mal que había tenido pero ya mejor, habiendo soñado esa noche una extraña fantasía de su consorte Mrs Moll con babuchas rojas y unos calzones turcos lo que se cree por los que entienden que significa algún cambio y Madama Purefoy allí, que entró alegando su barriga, y ahora en el lecho del dolor, pobre de ella dos días pasado su momento, las comadronas desesperadas en ello y sin poder dar a luz, ella nauseada por un cuenco de agua de arroz que es sutil desecadora de sus entrañas y su aliento muy pesado mucho más de los conveniente y debería ser un mocito por los golpes, dicen, pero que Dios le dé su alivio".

#Joyce2019 #Ulises C14


Día 88 y 89: Siguen los juegos de lenguaje y con la maternidad. Hay que decir que con la traducción al español, el Ulises fue escrita en inglés de forma original, las referencias a los cambios de lenguaje en este capítulo pierden bastante. Pero siempre uno puede tomar referencias e identificar cambios. Pero la gracia está en inglés, donde se nota de forma más clara el juego de estilos. Aunque incluso hay un juego con la prosa española, el latín o algunos dichos latinos.

La referencia homérica de este particular capítulo, corresponde a "Los Bueyes al Sol". "Ulises, en la isla del Sol, advierte a sus compañeros que no maten y se coman las terneras sagradas, símbolos de fecundidad: ellos le desobedecen, y Júpiter hundirá su nave con un rayo, pereciendo todos menos Ulises". Algunas referencias siempre me parecen un poco rebuscadas.

"Pero volcamos al señor Bloom, que, tras de su primera entrada, había sido consciente de algunas desvergonzadas burlas, las cuales, sin embargo, había soportado como frutos de esa edad a la que suele comúnmente acusarse de no conocer piedad". En contraste con las charlas de los jóvenes presentes, entre ellos Mulligan y Stephen, "llenos de extravagancia como niños demasiado crecidos".

Pronto las contracciones se acrecentaron y el drama del nacimiento y el dolor se apoderaba de los espectadores. "Todas las fases de la situación fueron desentrañadas una tras otra: la repugnancia prenatal de los hermanos uterinos, la sección cesárea, la postumidad respecto al padre, y, forma más rara, respecto a la madre, el caso de fatricidio conocido como el crimen Childs... Las ventajas de la anestesia o sueño crepuscular, la prolongación de los dolores de parto, la descarga prematura del líquido amniótico con el consiguiente peligro de sepsis para la matriz". Y siguen las especificaciones médicas del parto, del embrión, face antecedente a la humana.

"¿Cuál es la edad del alma del hombre?" Igual que tiene la virtud del camaleón de cambiar de matiz a cada nuevo encuentro, de ser alegre con los regocijados y triste con los abatidos". Rumiaba Bloom en sus pensamientos del heno de la reminiscencia. Y se recuerda a sí mismo. El joven Leopold. Pero también se ve paternal frente a los chicos que lo acompañan. Y luego sigue con la especulación científica acerca del sexo de los bebés. Mulligan hace su aporte como estudiante de medicina.

"El fin llega de repente. Entrad en esa antecámara del nacimiento donde están reunidos esos estudiosos y fijaos en sus rostros". Bloom se queda con la enfermera un instante para enviar una afectuosa palabra a la feliz madre y al recién nacido. Y como no pueden faltar referencias al nacimiento, también se menciona al "Übermensch" (el superhombre) de Nietzsche, y "¿Cómo habló Zaratustra?".

Fin Cap. 14

#Joyce2019 #Ulises C14







Capítulo 15


Día 90: Inicia el capítulo 15, que tiene alrededor de 110 páginas, por lo que se le extenderá más de la semana hasta casi un mes de lectura.
De 12 a 1 de la madrugada. Nuevo escenario. Los personajes han abandonado el hospital de maternidad, y ahora se encuentran en el barrio de los prostíbulos. Como en una estructura de guión, el capítulo inicia describiendo la escena y la localización.
"La entrada al barrio de los burdeles, por la calle Mabbot, ante la cual hay una extensión desempedrada de agujas de carriles de tranvías, con esqueletos de vías, fuegos fatuos rojos y verdes y señales de peligro. Hileras de casas endebles con puertas entreabiertas. Muy de vez en cuando, faroles con pantallas débilmente irisadas. Alrededor del carrito de helados de Rabaiotti, parado, se pelean hombres y mujeres raquíticos".
Y como todo guión (Int.) le siguen diálogos entre "Las Llamadas", "Las Respuestas", "El Idiota" y "Los Niños". Y poco a poco se van uniendo al elenco nuestros ya conocidos personajes. En medio del barrio de los burdeles.
La Alcahueta, una de las prostitutas, se acerca a los jóvenes. Están los estudiantes de medicina; Mulligan, Stephen, Lynch y Haines. "¡Chsst! Ven aquí que te cuente. Una virginidad en el interior. Chsst. (Escupe tras ellos su chorro de veneno) Estudiantes de medicina de Trinity. Trompa de Falopio. Todos polla y ni un penique".
Stephen dice palabras en latín, y luego empieza a filosofar sobre los olores, y la música del particular barrio. "Filosofía pornosófica" dice Lynch. "Metafísica en la calle Mecklenburg". Stephen rememora a Shakespeare y Sócrates, y sigue en su cuento.
"¿A dónde vas?" pregunta Lynch. "Lúbrico lince, a ver a la belle dame sans merci, Georgina Johnson, ad deam qui laetificat juventutem meam".

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 91: "En el lado de allá, bajo el puente del ferrocarril, aparece Bloom, sofocado, jadeante, encajándose pan y chocolate en un bolsillo de la chaqueta".
Bloom está desesperando y perdido. Al parecer trató de seguir a los jóvenes estudiantes de medicina desde el hospital, luego de que lo imbadiera el espíritu paternal con Stephen Dedalus, pero al parecer los perdió, y está en otro lugar y no en el barrio de las prostitutas. Igual se pone a buscarlo.
"No le voy a encontrar. Corre. Deprisa. Mejor cruzar aquí. (Cruza disparado la calle. Unos golfillos gritan)". "¡Cuidado, señor!". Los golfillos ciclistas y un tranvía están apunto de atropellarlo.
La narración se intercala entre el formato de guión, con las descripciones de escena y los diálogos, pero también dentro de los espacios de diálogos vuelve el siempre presente monólogo interior. Asustado Bloom recuerda otros momentos cercanos a la muerte. Llegan a su cabeza rápidamente. Pronto, ve a una figura siniestra con las piernas cruzadas apoyada a una pared. "La figura le observa lanzándole el mal de ojo". 
Bloom le pregunta qué calle era esa. "Santo y seña. Sraid Mabbot". No estaba tan lejos de los jóvenes, y la figura de la dama blanca no era tan siniestra.
Bloom va pendiente y alerta a todo en el peligroso barrio. Se encuentra con otro personaje. "Una encorvada figura con barba aparece envuelta en el lago caftán de un anciano de Sión y con un casquete de andar por casa con borlas magenta". Rudolph, es su nombre.
"¿Qué haces ahí en ese sitio? ¿No tienes alma?", pregunta Rudolph a Bloom. Y le toma su rostro en las manos. "¿No eres mi hijo Leopold?". Bloom se reencuentra con el fantasma de su difunto padre. Hay reproches del pasado. 
"Creo que sí, padre. Mosenthal. Es todo lo que queda de él", dice Bloom.
Juntos recuerdas duros episodios. Llegadas borracho luego de gastar el dinero. Bloom como corredor de cross. Por eso había llegado tan mal y fangoso a casa. "Bonito espectáculo para tu pobre madre". "¡Mamá!", grita Bloom invocando a su madre. Ellen Bloom aparece.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 92 y 93: Sigue la acción entre diálogos, recuerdos, fantasmas y sordidez en este extenso capítulo, donde todo es importante. A diferencia de los otros, donde hay a veces relleno de temas generales, acá Joyce se explaya en su obra y sus personajes, alcanzando cumbres.
Habíamos quedado en que aparecía Ellen Bloom, la madre de Leopold, junto a su padre Rudolph. Se describe el aspecto de la madre. Casi no la reconoce. Luego escucha otra voz. "Poldy", le dice. Y reconoce la aparición de su mujer, Marion (Molly). Se pone nervioso, piensa en preguntas, esperanzas, pies de cerdo para la cena de ella, cosas que contarle, excusas, deseo, hechizo. La aparición pide que la llama "Mrs Mario" de ahora en adelante. Bloom se disculpa por no llevarle lo que le pidió el día anterior, la loción de cera blanca y agua de azahar. Recuerda el jabón de limón que compró. El jabón también habla y tiene diálogo:
"Bloom y yo somos una pareja de altos vuelos: él da esplendor al mundo y yo limpio los cielos".
Molly lo llama. "Ti trema un poco il cuore?", y se aleja cantando el dúo de Don Giovanni, de Mozart.
De repente, vuelve a la realidad. Desaparecen los fantasmas y apariciones. Por el momento. La vieja Alcahueta agarra a Bloom del brazo y le ofrece a una jovencita. "Diez chelines la virginidad. Bien fresca, nadie la ha tocado. Quince años. No hay nadie dentro, sólo su viejo padre que está borracho como una cuba".
Bloom sorprendido aún de las apariciones. Vuelve a ver, ahora a Gerty MacDowell, la coja de la playa. Mientras la Alcahueta intenta espantar a Gerty porque le daña el negocio. Al parecer Gerty en realidad es otra prostituta que se acerca. Pero Bloom sigue viendo a las mujeres de su vida, y que hemos visto en capítulos anteriores. Ahora ve a la señora Breen, quien se burla de él por encontrarlo en esos antros, y amenaza en contarle a Molly. Pero también recuerdan cuando estuvieron enamorados, antes de Molly. Coquetean.
"Esos días queridos han muerto y no volverán. La vieja y dulce canción de amor". Bloom dice que le contará por qué está allí. Que caminen. De repente interrumpe la realidad. Nuevamente con la Alcahueta. La celestina. Pero Bloom regresa a la señora Breen. Siguen los floridos recuerdos.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 94: Siguen los diálogos y acotaciones. Bloom desaparece a sus fantasmas y apariciones, los confunde con las prostitutas. Y sigue con la señora Breen, su antiguo amor, antes de conocer a Molly. Bloom revive una escena anterior en la comida en el hotel Ormond, por supuesto, lleno de vísceras y riñones.
Vuelve a aparecer la señora Breen y Bloom le dice que le va a contar como fue a parar en ese sitio. Y la invita a seguir caminando con él. La vieja Alcahueta que ve al pobre Bloom alucinar, se da por vencida y lo deja ir. Bloom habla y habla sobre Molly y su hija Milly, y poco a poco la señora Breen se desvanece. Nuevamente el barrio y la calle con su decadencia se hace visible ante Bloom.
Aparecen nuevos personajes. Un grupo de vagos escuchan una historia que les cuenta su contramaestre. Dos de los vagos, sin brazos, pelean. En un descenso a los infiernos de Bloom. Pero preciso cuenta una historia de Bloom, del pasado, de cuando orinó en un cubo de cerveza de los albañiles. Los vagos se burlan.
Aparecen como haciendo un coro "Las Putas", entonando:

"¿Vas muy lejos, muchachito? 
¿Qué tal tu pierna de en medio? 
¿Tendrías una cerilla? 
Ven acá y te la restriego"

Bloom sigue avanzando, al ritmo de sus pensamientos. Sale hacia una calle iluminada con nuevos personajes. Una patrona de una taberna sin licencia regateando con un peón y dos cascas rojas. Se detiene y los escucha. Pero sigue avanzando. Se encuentra a un perro, con la lengua colgando. El perro del Ciudadano. Dos guardias aparecen y lo acusan de arrojar desperdicios. Y más sobre un animal. Aparece Bob Doran, y Bloom riñe con los guardias de acusarlo de maltratar al animal, y menciona al pobre caballo del tranvía. Bloom se lamenta de haber ido al hospital de maternidad y seguir a Stephen.
Le piden su nombre. Y Bloom se identifica como Henry Flower, su seudónimo por correspondencia. De repente aparece Martha, su interlocutora de cartas. Con un ejemplar del Irish Times en la mano:
"¡Henry! ¡Leopold! ¡Lionel, tú que te me perdiste! Lava mi honor". Los guardias se llevan a Bloom y él se asusta. Martha se identifica como Peggy Griffin, su verdadero nombre. Y acusa a Bloom de seductor. Y de repente empiezan a aparecer personajes y acusaciones contra Bloom. Parece el Proceso de Kafka.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 95: Ante tantas acusaciones Bloom intenta defenderse:
"Señores del jurado, permítanme explicarles. Es una pura mixtificación. Yo soy un hombre incomprendido. Me han hecho el chico expiatorio de esto. Soy un respetable hombre casado, sin una mancha en mi reputación". Habla sobre su esposa y su suegro, distinguido jefe militar. El guardia pide más detalles y Bloom se las da hasta las suyas, de su padre y su condición de británico que luchó por la bandera. Dice que se dedica a la actividad literaria. "Escritorperiodista". Y de la próxima publicación de unos cuentos. Además del trabajo en la prensa británica e irlandesa.
Hablando del trabajo, aparecen Myles Crawford y Philip Beaufoy, dejándolo en ridículo, y acusándolo de plagiario. "Un untuoso intruso disfrazado de literato". Y acusa de plajiarlo a él, Beaufoy. Y entran en un enfrentamiento verbal entre los dos.
El guardia sigue llamando a más testigos al tribunal, y llegan más acusaciones contra Bloom. Entre ellas Mary Driscoll y otras damas aristócratas que lo acusan de haberles escrito propuestas indecorosas.
Luego habla Georges Fottrell, el ujier del juzgado: "¡Orden en la sala! El acusado hará ahora una declaración embustera". Bloom realiza su prejuzgada defensa. Y luego aparece su defensor, J. J O'Molloy, que inventa una defensa. Bloom propone llamar a 3 personas de confianza que den valía de su moralidad. Entre las damas que entran a acusarlo llega una vestida de amazona y le dice cornudo.
"Toda esa gente. Yo me refería sólo a la idea de los azotes. Un cálido cosquilleo encendido sin efusión de sangre. Un refinado vareo para estimular la circulación". Amenazan con azotarlo. Llega Davy Stephen, mensajero, con las direcciones de todos los cornudos de Dublín.
Aparece el reloj y empieza a sonar. Cucú. Cucú. Cucú.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 96 y 97: Se escuchan las arandelas y aparece el jurado que va a juzgar a Bloom. Claramente, con rostros ya conocidos: Cunningham, Jack Power, Simon Dedalus, Kernan, Lambert, entre otros, y un rostro sin facciones de un Innominado.
El jurado se encuentra hablando de otro acusado: Jack el destripador. Y es el Ujier, quien presenta a Bloom. 
"... Es un conocido dinamitero, falsificador, bígamo, alcahuete y cornudo y una molestia pública para los ciudadanos de Dublín".
Frederick Falkiner, Presidente de la Magistratura de Dublín se encuentra escandalizado y ordena retenerlo en prisión hasta que su Majestad decida y lo cuelguen del cuello. El sub-sheriff Long John Fanning se refiere a Bloom como Judas Iscariote y pregunta quién lo va a ahorcar. Aparece Rumbold: "Majestad, soy Harry el Ahorcador, el terror del Mersey. Cinco guineas por una yugular. El cuello o nada.
Bloom implora de su buen corazón y recuerda varios episodios de bondad manifiesta. Se defiende de las acusaciones, como poner bomba en el entierro de Dignam, y confiesa solo patear despojos al perro. Aparece el difunto Dignam encarnado en el perro y defiende a su amigo.
Bloom se traslada momentáneamente al presente, se desvanece el juicio y se encuentra con Zoe Higgins, una prostituta joven de la calle, quien le indica finalmente donde se encuentra Stephen Dedalus con sus amigos. Zoe coquetea con Bloom. "¿Cómo andan las pelotitas?", le dice metiendo mano y le pregunta si es el padre de Stephen.

BLOOM: Yo pensaba que eras de buena clase por tu acento. 
ZOE: ¿Y sabes lo que pasa por pensar?
Zoe le pide que haga un discurso electoral y Bloom lo hace y se transfigura nuevamente, y esta vez es el alcalde de Dublín, aclamado por el público en una fiesta de la ciudad. Sucesor de Parnell y edificador de la nueva "Bloomusalén".

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 98: El público alaba a Bloom. "El mayor reformador del mundo", dicen algunos. 
"¡Dios salve a Leopoldo Primero!". Y sigue el proceso de beatificación de Bloom. Y la inauguración de la nueva Bloomusalén. 
Entre el público aparece un opositor, "El Hombre del Macintosh". 
Pero Bloom lo manda a aniquilar inmediatamente. Suena un cañonazo. Y sigue la celebración. Entre el público aparece su archienemigo el Ciudadano, también para felicitarlo.
También aparecen O'Molloy, Hynes, Dollard, Llavees, Lenehan, Burke, Byrne, entre otros. Bloom les explica su proyecto para la regeneración social, con la unión de los judíos y musulmanes, trabajo manual obligatorio, parques abiertos al público noche y día, entre muchos otros. Muchas mujeres abrumadas por Bloom terminan suicidándose. Y luego salen más detractores, que llevan a hacerle exámenes médicos a Bloom, que arrojan que Bloom es bisexualmente anormal y un ejemplo acabado del nuevo hombre femenil. Y Bloom manifiesta sus deseos de ser madre.
Nuevamente aparecen Stephen, Lynch y compañía. Bloom vuelve a la realidad en el barrio de las prostitutas. Habla con Zoe, que le indica que Stephen y Lynch están dentro de la casa con dos prostitutas. Una de las prostitutas comenta que leyó en el periódico sobre la venida del Anticristo y el fin del mundo.
El fin del mundo también habla en este capítulo y dice (con acento escocés) : "¿Quién va a bailar la ronda, la ronda, la ronda?"

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 99 y 100: El Fin del Mundo tiene forma de pulpo de dos cabezas con falda escocesa y celebra alegre. También está el profeta Elías, y se anuncia su segunda venida. Habla a los presentes en el bar. Y dice si llegase la segunda venida, ¿estarían preparados? Y menciona a los presentes: Florry Cristo, Stephen Cristo, Zoe Cristo, Bloom Cristo, Kitty Cristo, Lynch Cristo, "es asunto vuestro daros cuenta de esa fuerza cósmica". Y les sigue hablando de los ángeles, del yo superior, de las vibraciones, el cosmos. En un momento el profeta intercambia palabra con las prostitutas y hablan de pecados y de sus clientes o primeras experiencias y traumas sexuales.

"ZOE-FANNY: Yo le dejé que me la metiera dentro por puro gusto".
"STEPHEN: En el principio era la palabra, en el final el mundo sin fin. Benditas sean las ocho bienaventuranzas".

Aparecen las bienaventuranzas en forma de los que bebieron con Bloom en el hospital de maternidad: Dixon, Madden, Crotthers, Costello, Lenehan, Bannon, Mulligan y Lynch, con batas blancas de estudiantes de cirugía. Y si 8 como las bienaventuranzas. Los bienaventurados cantan.
Aparecen más figuras. Se escucha un ruido. El siseo de la luz de gas del burdel. Zoe se da cuenta y lo arregla. Debe subirse a una mesa. Y Lynch aprovecha para subirle la falta, dejar expuesta sus carnes y arrepentirse de inmediato. Mientras por la chimenea cae un individuo: Lipoti Virag. El abuelo de Bloom.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 101: "Granpapachi" dice Bloom al ver aparecer a su abuelo, un antiguo científico, quien le empieza a hacer comentarios y recomendaciones sobre las mujeres y el sexo. Analizan y hablan de las prostitutas. "Está bien flaca" dice Bloom. Su abuelo lo felicita y habla de sus vestimentas: "Bien observado: y esos bolsillos en cesto de la falda y ese efecto ligeramente acampanado tienen la finalidad de sugerir rotundidad de caderas. Una nueva adquisición en algún saldo monstruo, por la cual algún panoli ha pagado el pato. Meretricia elegancia para engañar a los ojos".
"Cuidado con las niñitas con trenzas y las falsas enlutadas. Lirio de la calle... Revuélcala. Colúmbiala. Camaleón". Sigue el abuelo, quien luego recuerda momentos de su oficio y comparaciones con los animales.
Bloom pensativo recuerda a Eva y la serpiente. "Siempre sésamo abierto. El sexo hendido. Por eso tienen miedo de bichos, de cosas que arrastran. Sin embargo Eva y la serpiente lo contradicen. No es un hecho histórico. Evidente analogía con mi idea. Las serpientes también son golosas de la leche de mujer. Se abren camino retorciéndose por millas de bosque omnívoro para suculentisuccionarles el pecho hasta dejárselo seco".
De repente todo cambia. Incluso en la narración. Bloom se convierte en Henry Flower, el nombre que se pone en las cartas que se envía con Martha. Flower es romántico. Y el lenguaje también se vuelve más melegoso. "Hay una flor que florece".
En medio de ese cambio en Bloom, la escena de dirgie al joven Stephen, quien se encuentra pensando en medio de las prostitutas. Pero en su mente está su padre. "Tocar con los ojos cerrados. Imitar a papá", pero también se le cruzan escenas del día anterior y cosas que tienen pendiente por hacer. Florry, la prostituta, le pide que cante. Se niega diciendo que es un artista acabado. "El Retrato del Artista Adolescente", al que Joyce ya había homenajeado en otra obra, y con el mismo personaje de Stephen Dedalus... Quien a la vez es Joyce, el mismo James Joyce. "El pájaro que sabe cantar y no quiere" dice Florry.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 102: Zoe comenta que un cura estuvo hace dos noches por el burdel "haciendo sus cositas con la chaqueta abotonada hasta arriba". Lo que desencadena una discusión sobre la religión/el clero y la sexualidad.
Aparece nuevamente Virag, el abuelo de Bloom, y opina sobre el tema. "¡Al demonio como el papa! No hay nada nuevo bajo el sol. Yo soy el Virag que descubrió los secretos sexuales de monjes y doncellas". De repente en un plano alterna, el mismo Virag, tras formado en un monstruo y un animal, igual que Ben Jumbo y Dollard. Junto a ellos también en forma de coro un grupo de vírgenes. Y en medio de todo aparece Henry Flower nuevamente, romántico.
Volviendo al plano real, sigue Stephen y Lynch hablando con las prostitutas sobre el clero y la sexualidad. "Estoy segura de que eres un cura que ha colgado la sotana. O un fraile", dice Florry a Stephen. Lynch dice que es hijo de un cardenal. De repente, aparece en la puerta, el padre o el mismo Stephen proyectado, o las dos cosas, Simon Stephen Cardenal Dedalus con sotana. Con 7 acólitos enanos y simiescos.
Entonces suena el pestillo de la puerta. El pestillo tiene su diálogo. Una figura masculina anónima desciende por una crujiente escalera y se le oye tomar del perchero el impermeable y el sombrero. Bloom se inquieta por la presencia de tal hombre. ¿Imagina a Boylan? En su casa. "¿Y si fuera él? ¿Después?".
La referencia homérica del capítulo es Circe, la bella hechicera que transforma en cerdos a los compañeros de Ulises. Quizás por eso las distintas transformaciones y metamorfosis entre los personajes. Preciso en el lugar de las prostitutas y burdeles. Las hechiceras.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 103 y 104: Zoe convida a Bloom a un chocolate. Éste lo recibe dando un discurso sobre el chocolate, los sabores, los colores y las mujeres.
De repente entra Bella Cohen. "una maciza patrona de putas". Se describe a la madame en su forma de vestir y aspecto físico. Lleva un abanico negro de cuerno como Minnie Hauck en Carmen.
Entonces el abanico toma la palabra e inicia una conversación con Bloom. Pero se encuentra atraído por Bella y se va acercando poco a poco mientras conversa y coquetea con el abanico.
Bloom se inclina y ahora habla con La Pata de Bella. Con quien también coquetea. Y le empieza a amarrar los cordones de la zapatilla a Bella, quien se levanta bruscamente y lo pisa... Y lo oprime. Convirtiéndose en un hombre, Bello. Y adquiriendo una actitud masculina y dominante. Mientras Bloom se pone más sensible. Bello lo insulta y Bloom responde con bellas palabras. Inversión de géneros. Ya Joyce, además del lenguaje y la narración, también juega con los personales y sus roles, y los sexos, y el mismo sexo.

"Nota mi peso. Inclínate, esclava y sierva, ante el trono de los gloriosos tacones de tu déspota, tan resplandecientes en su orgullosa erección". 

"Prometo no desobedecer nunca", dice Bloom.

Bello busca a Bloom, que se encuentra escondido. Las otras prostitutas ayudan a buscar. Bloom asoma la cabeza y Bello lo toma con fuerza. "Así me gustan las niñas buenas. Sólo quiero castigarte por tu bien en un sitio blando y sin peligro. ¿Qué tal ese tierno trasero? Ah, iré suavecito, guapa. Empieza a prepararte". 
"No me rompas las..." dice Bloom cayendo.
La castiga y termina convirtiéndola (a Bloom) en la criada de la casa y otra prostituta más. Bloom grita y lanza chillidos. Bloom empieza a imaginarse como mujer poseída por hombres. El puño en la boca, la cabalgada, entre otros viejos recuerdos del pasado que empezarán a revivir. Mientras Florry, las otras prostitutas piden montarlo. Zoe también lo pide. Luego la mente de Bloom sigue viajando al pasado y con ayuda de Bello recuerda momentos de travestismo y Bloom confiesa que fue culpa de un amigo que acabó siendo homosexual.

"Fue Gerald quien me convirtió en amante de veras de los corsés cuando yo hacía un papel femenino en la escuela... Fue mi querido Gerald. A él le había dado por ahí fascinado con el corsé de su hermana. Ahora el queridísimo Gerald usa pomada color rosa y se dora los párpados. El culto a la belleza".

"Ciencia. Comparar los diversos goces que experimentamos cada cual. Y realmente la mejor posición... Porque muchas veces yo mojaba...". Bloom explora sus más oscuros deseos y recuerdos sexuales. Revelando su notoria bisexualidad, y sus deseos de juventud.
Bello le habla de los Pecados de la Vida Pasada. Y estos pecados también toman la palabra. Tienen diálogos. E inicia la confesión de los más grotescos ascos sexuales de Bloom en el pasado, donde hay participación de adulterio, excremento y materia fecal en algunos lugares. Urinarios públicos. Siendo fisgón y viendo parejas a escondidas. La masturbación. El onanismo. Después de todo, Bello lo presiona para que confiese su obscenidad más repugnante. Bloom piensa, muchos pensamientos vienen a su cabeza.

#Joyce2019 #Ulises C15

La referencia homérica de Circe la hechicera en el Cap. 15 de "Ulises" se mantiene en ese juego magistral de roles y géneros entre Bloom y Bella. Cambian de alma, sensaciones. Los pone en la piel del otro, y Bloom se redescubre en su identidad y su sexualidad. 

Grande #Joyce2019

Me recuerda a las "Metamorfosis" de #Ovidio2018 donde leímos más sobre Circe y Ulises.


Día 105, 106 y 107: Sigue la transfiguración de Bella y Bloom, y su intercambio de roles. Bloom queda relegado a ser una criada y una puta. Le dan órdenes y amenazan con azotarle. Luego Bello ofrece a Bloom a unos clientes. También le compara con Boylan y su visita a Molly. Bloom pide perdón a Molly, pero es tarde. Bella le dice que muera y todos los judíos lo lloran.
Luego Bloom se siente tratado de modo indecente y hablan sobre esa nueva situación. Y le dijo que todo había cambiado por voluntad de mujer desde que había dormido horizontal en el Valle del Sueño hace 20 años atrás. Lo invita a viajar al pasado. Viajan al Valle del Sueño, que también toma voz y le muestra a su hija Milly como su novio. Luego aparece una Ninfa, con quien conversa y explora su matrimonio, sus recuerdos y su infancia. Junto a la Ninfa, también los Tejos hablan, el árbol, testigo pasivo de varias momentos en la vida.

"Yo era precoz. La juventud. Los faunos. Sacrifique al dios de la floresta. Las flores que florecen en primavera. Era la época de aparearse. La atracción capilar es un fenómeno natural". En el ambiente natural, también un ternero recién nacido habla y dice que veía. Bloom confiesa sus pecados. En esa excursión, en su juventud, era rechazado, por lo que sucumbió al onanismo.

Luego vuelve a la realidad. Nuevamente la madame es Bella y él hombre. Discuten. "Besugo muerto" le dice Bella. "Revendedora de sífilis y purgaciones" le dice Bloom. Luego aparece Stephen y se reencuentra con Bloom, y están junto a Zoe, que les muestra el muslo desnudo. Bella se molesta y les cobra. Kinch y Lynch también de espectadores. Luego hablan todos al mismo tiempo. Charlando y peleando. Bloom paga su parte y también la de Stephen, que de vez en cuando suelta versos. Parecidos al capítulo Shakesperiano. Bloom está pendiente a Stephen, que se encuentra sin control. Protegiendo a su hijo imaginario.
Zoe le sigue la corriente y le habla del mismo modo, "¡Hamlet, soy la barrena de tu padre! Belleza de ojos azules, te voy a leer la mano". Y se prepara para leer la mano de Stephen y Bloom.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 108: Zoe sigue leyendo la mano a Stephen y también a Bloom. 
"STEPHEN: Sigue. Miente. Agárrame la mano. Acaríciame. Nunca he sabido leer Su letra excepto Su delincuente huella digital en el róbalo". Dice a Zoe.
Le pregunta el día que nació. Jueves. Hoy. "El nacido en jueves llegará muy lejos", dice Zoe. Sigue revelando detalles sobre su mano y su vida, hasta que Bloom extiende su mano para que la lea también.
"Ya me lo imaginaba. Nudillos nudosos, bueno para las mujeres", dice Bella al verle la mano a Bloom. "Rejilla. Viajes cruzando el mar y casamiento con dinero. Ah, ya veo. Meñique corto. Marido cornudo. ¿Equivocado esto?", dice Zoe dando directo en la herida de Bloom, quien dice que la línea no es natural sino debido a un accidente.
De repente aparecen Blazes Boylan (el amante de Molly) con Lenehan, quienes se encuentran hablando entre sí. Boylan baja del auto y le pregunta a Bloom por Molly. Y le insinúa que tiene un asunto privado con su mujer. Molly aparece en la visión también, se encuentra en el baño y pide que vayan a secarla. Y de repente Boylan y Molly se encuentran juntos y se acuestan delante de todo el mundo, quienes escuchan las voces y gemidos. Stephen se encuentra junto a Bloom y en medio del ajetreo entre Boylan y su mujer, ven un espejo. En el espejo ven la imagen de Shakespeare reflejado y cornudo, como Bloom. Shakespeare habla también:
"En la risa ruidosa échase de ver la mente vacía. Creíaste tú cuál si invisible fueras. Observa. ¡Yagogo!".
Bloom no resiste y hace esfuerzos para volver a la realidad.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 109: En medio de la visión del Shakespeare cornudo, aparece la viuda Dignam, a la que Bloom observa y la ve siguiendo la estética Shakesperiana. También algunos de los hijos de la viuda y Martin Cunningham.
Stephen interrumpe e inspirado por el Shakespeare cuernudo, habla sobre los cuernos y Pasífae, la que se enamora del toro. "Reinas yacieron con toros premiados. Recordad a Pasífae para cuya lujuria mi tataratatarabuelo construyó el primer confesionario".
Zoe se alarma aparentemente y Lynch anima a su amigo a seguir contando las historias de orgías de su viaje a París. Y Stephen sigue contando con detalles. Zoe y las otras putas lo alaban emocionadas por las historias. "Gran éxito de risa. Ángeles mucho gustar prostitutas y santos apóstoles grandes condenados de chulos".
STEPHEN: Fue aquí. Calle de putas. En Serpentine Avenue, me la enseñó Belcebú, una viuda regordeta. ¿Dónde está extendida la alfombra?
Bloom lo interrumpe e insiste en mostrarle algo. La voz de Simon Dedalus, el padre, suena animando a su hijo. Animando en una carrera de caballos y cacería. Bloom tiene la visión y traslada a todos los presentes a esa visión de carreras y cacerías. Zorros. Sabuesos. Caballos. Jockeys. Un torneo. Y en la realidad, pasan por la calle los soldados Compton y Carr, con Cissy Caffrey, cantando "Mi chiquilla es de Yorkshire".
"Siento un gran querer 
por mi rosa de Yorkshire..."

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 110, 111 y 112: Todos se ponen a bailar al son de la canción de "Mi chiquilla es de Yorkshire". Stephen agarra a Zoe por la cintura, mientras Florry y Bella danzan. Bloom observa. También se encuentra el profesor Maginni, que observa:
"La poesía en movimiento, el arte de la calisténica".
Los instrumentos también empiezan a tomar vida y expresarse.
LA PIANOLA: Dos muchachos hablaban de sus chicas, 
las novias que quedaron allá lejos...
También las Horas de la mañana y del medio día se pasean danzando.
"Zoe y Stephen dan vueltas impetuosamente, con brío más suelto. Avanzan las Horas del crepúsculo, desde largas sombras de tierra, dispersas, demorándose, lánguidas de ojos, con mejillas delicadas de polvos y falsa floración sutil".
Y sigue el baile entre los personajes, más las alucinaciones que se unen.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 113, 114 y 115: Stephen sigue hipnotizado y emocionado bailando... Pasa entre varias de las damas y luego baila solo. Mientras baila sigue en su mundo, ve alucinaciones y habla incoherencias.
Ve a su padre, Simon, que le hace recordar a su madre. "La danza de la muerte" dice Stephen.
"Las parejas se separan. Stephen gira con vértigo. El cuarto gira hacia atrás. Él se tambalea, con los ojos cerrados. Raíles rojos vuelan hacia el espacio. Estrellas en torno a soles giran a la redonda. Luminosos mosquitos bailan en la pared. Él se detiene en seco".
¡Oh!
Stephen se encuentra de frente con su madre. Con un velo de novia desgarrado. "Fija en Stephen sus órbitas huecas rodeadas de azul y abre la boca sin dientes lanzando una palabra silenciosa". Mientras un coro de vírgenes cantaba sin voz balbuceando ruidos. 
Desde la alta torre, Buck Mulligan miraba la escena.
"En otros tiempos fui la bella May Goulding. Estoy muerta". Dice la madre. "Todos tienen que pasar por ello, Stephen. Más mujeres que hombres en el mundo. Tú también. Llegará la hora".
Stephen habla con su madre y se disculpa. Que él no la había matado. Fue el cáncer. El destino. Su madre le contesta. Y mientras Stephen alucina, Zoe, Florry y Bloom lo ven pálido.
La madre de Stephen empieza a reñirlo. Insultarlo y maldecirlo. En medio de la riña, Stephen alza el bastón y destroza una lámpara. El Chorro de Gas tiene su propia parte, y hace: "Ppfungg". Todos en el lugar se alarman. Tratan de calmar a Stephen. Quien aprovecha y escapa al regresar en sí. Bella pregunta quién pagará la lámpara y señala a Bloom. Bloom trata de minimizar el daño ante la furia de Bella que amenaza llamar a la policía.
Bloom aprovecha y corre tras Stephen. Mientras sale del burdel llega Corny Kelleher, el funerario, con clientes. Mientras Bloom corre tras Stephen, ocurre otro momento magistral digno del surrealismo y lo real maravilloso. Mientras corre empiezan a aparecer en su persecución todos los personajes que se le aparecieron y con los que interactuó en la jornada anterior. Llavees, Menton, Nannetti, el Innominado, el Ciudadano, Callinan, Dollard, Lenehan, la señora Breen, Purefoy y etc etc. Todos intentan detenerlo y atraparlo. Llegando a la esquina de la calle Beaver, Bloom se detiene sin aliento.

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 116, 117 y 118: Luego de la persecución a Bloom de todos los personajes que interactuaron con él el día anterior, y andar siguiendo a Stephen, se detiene sin aliento.
Bloom ve que Stephen está apunto de meterse en una riña con los soldados Carr y Compton por algún posible agravio a Cissy Caffrey, una de las putas.
"Yo estaba en compañía de los soldados y ellos me dejaron para ir a hacer... ya saben y el joven corrió siguiéndome. Pero yo soy fiel al hombre que me invita aunque sólo soy una punta de a chelín". Decía Cissy.
Stephen no se defendía sino que borracho decía incoherencias sobre Sísifo, poesía, el doctor Swift, y habla con las imágenes que pasan por su mente ida (Lord Tennysob), lo que hacía a los soldados enojar. Y al final pide a la misma Cissy que le explique lo que está pasando.
Bloom llega y coge a Stephen por la camisa y trata de arrastrarlo, llamándolo "profesor".
Stephen se desprende de Bloom enojado: "¿Por qué no voy a hablar con él o con cualquier ser humano que ande en dos pies sobre esta naranja oblonga? No tengo miedo de a quién hablo con tal que le vea los ojos. Conservando la perpendicular". Sigue diciendo incoherencias y mezclando con sus visiones, pero Bloom le sigue la corriente y no lo abandona. Permanece con él. Sigue la proyección del hijo.
Y siguiendo las apariciones, hace su entrada el rey, Eduardo Séptimo, bajo un arco. El rey entra clamando paz, pero manifiesta haber asistido para ver una pelea limpia y justa. Da la mano a todos los presentes.
"Comprendo su punto de vista, aunque yo mismo no tenga rey por el momento. Vivimos en la época de los específicos. Una discusión aquí es difícil. Pero el punto es éste. Usted muere por su patria, supongo. No es que yo lo desee. Pero yo digo: Que mi patria muera por mí. Hasta ahora lo ha hecho así. Yo no quiero que muera. Maldita sea la muerte. ¡Viva la vida!". Dijo Stephen al rey.
El rey se eleva sobre una pila de muertos y hablando como tal Jesús dice:
" Mis métodos son muy nuevos y a algunos les dan enojos:
Para dar vista a los ciegos les hecho tierra en los ojos".

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 119, 120 y 121: En presencia del rey sigue la discusión entre Stephen y los soldados, con Bloom mediando entre ellos. Insistiendo en que Stephen está borracho sin saber lo que dice.
BLOOM: Vamos a casa. Te vas a meter en un lío. 
STEPHEN: No lo evito. Éste provoca a mi inteligencia.
Aparecen varios personajes a continuación que representan distintos tipos de patriotismo (irlandeses e ingleses), uno de ellos el archifamoso Ciudadano, tormento de Bloom.
"Así quiera el Dios del cielo
mandar acá abajo un fulano
de dientes agudos como navajas
a cortarles la garganta 
a los perros ingleses
que colgaron a nuestros jefes irlandeses".
También hay un mozo rebelde irlandés, Rumbold barbero demonio, nuevamente el rey y el comandante Tweedy, padre de Molly Bloom.
"Velas negras se levantan en sus lados, el del evangelio y el de la epístola". Se celebra una misa negra con los símbolos litúrgicos invertidos y frases y oraciones dichas al revés. El reverendo Hugh G. Haines Love es el encargado de la ceremonia. "Al diablo que es la alegría de mi juventud". "¡Osoredopodot Soid Roñes le anier seup, Ayulela!".

#Joyce2019 #Ulises C15


Día 122 y 123: Luego de la personificación bíblica de los personajes, los soldados siguen amenazando a Stephen, y Bloom trata de llevarlo a salvo.

Bloom: Vente conmigo antes que ocurra algo peor. Aquí tienes tu bastón. 
Stephen: El bastón, no. La razón. Esta fiesta es la razón pura.

Cissy dice que está borracho y lo perdona. El soldado Carr no se aguanta y le cae a golpes a Stephen. Los personajes alrededor empiezan a animar la pelea. El comandante Tweedy, la multitud, el sabueso y hasta una bruja que aparece de repente:
Una Bruja: ¿Con qué derecho le pegó al caballero ese casaca roja, y estando bebido? ¡Que se vayan a luchar con los bóers!
Stephen cae y todos lo rodean pero Bloom dice que se lo dejen a él y se queja de los soldados. Corny Kelleher llega y ayuda a Bloom y a Stephen. Y Bloom pide disculpas por el comportamiento de Stephen. Lo ayudan a subirlo a un auto.
Bloom intenta despertar a Stephen, quien empieza a susurrar algunas palabras sin sentido.
"blanco pecho... Oscuro... 
Sombras... Los bosques..."
Bloom se queda mirándolo mientras sostiene su sombrero y bastón. Y piensa:
"Está cara me recuerda a su pobre madre. En el bosque sombreado. El hondo blanco pecho. Ferguson, me parece que le entendí. Una chica. Alguna chica. Le mejor que le podría ocurrir".
Sigue pensativo contemplando a Stephen, su espíritu paternal se apodera de él y algo empieza a cambiar, a ver, a transformarse. Recordemos que estamos en el capítulo de la hechicera Circe...

"Contra la pared oscura, aparece lentamente una figura, un niño de once años, marcado por las hadas, cambiado por otro, raptado, vestido con traje de Eton con zapatos de cristal y un pequeño casco de bronce, llevando un libro en la mano. Lee de derecha a izquierda inaudiblemente, sonriendo, besando la página".

Stephen se transfigura a ojos de Bloom en su pequeño hijo Rudy. Como si no hubiese muerto. Bloom lo llama conmovido, por ambas criaturas en una...
Bloom: ¡Rudy! 
Rudy: "Mira fijamente, sin ver, a los ojos de Bloom y sigue leyendo, besando, sonriendo. Tiene una delicada malva. En el traje lleva botones de diamante y rubí. En su mano izquierda, libre, tiene un fino bastón de marfil con un lazo violeta. Un borreguito blanco le asoma por el bolsillo del chaleco".

Fin Cap. 15 y Parte 2

#Joyce2019 #Ulises C15







Capítulo 16


Día 124 y 125: Inicio del Cap. 16
Se rompe la estructura narrativa en forma de guión y diálogos teatrales de todo el extenso capítulo 15, y vuelve la narración en tercera persona, una narración más tradicional y plana por primera vez en la novela... Al menos por el momento.
En el tiempo, son las 12 de la madrugada, las primeras horas del viernes 17. Bloom sigue con Stephen, quien se encuentra aún durmiendo y recuperándose de la larga noche. Stephen pide algo de beber a Bloom, quien al no tener nada se plantea en salir a buscar algo cerca, pero para no dejarlo solo se lo lleva consigo. Caminan por el callejón Beaver, pasan por la esquina de la calle Montgomery, y la calle Amiens y la Dan Bergin... Camino hacia el Refugio del Cochero. Un café para noctámbulos.
En el camino pasan cerca de la Panadería Ciudadana de James Rourke, "el olor realmente apetitoso del pan nuestro de cada día, la más primaria y más indispensable para el público entre todas las mercancías. Pan, sustento de la vida, ganad el pan". Stephen pensaba mientras se deleitaba con el olor del pan.
Bloom, quien llevaba a Stephen, y estaba más en completa posesión de sus facultades, le iba diciendo a Stephen recomendaciones sobre los peligros de los barrios nocturnos, las mujeres de mala fama, entre otros granujas de alto bordo, que representaban una trampa mortal para jóvenes de su edad. Especialmente si iban alcoholizados. Le recordó algunas cosas que habían pasado, y le terminó hablando y advirtiendo de los guardias que servían a la corona. Como los soldados que lo golpearon y acusaron. "estaban dispuestos a jurar que era de día cuando era de noche".
También le habló de otras zonas más recomendables, más seguras y más tranquilas. Donde los guardias eran mejor pagados para proteger a las clases superiores.
"Y el mayor de los peligros era con quién se emborrachaba uno, por más que, tocante a la discutida cuestión de los estimulantes, a él le encantaba un vasito de vino viejo selecto y en su punto, en cuanto nutritivo y reconstituyente de la sangre y dotado de virtudes aperitivas".
Y también Bloom le regañó por sus amistades y frecuentadores de tabernas. "excepto uno, notorio caso de traición, desde cualquier punto de vista, por parte de sus cofrades estudiosos de la medicina".
"Y ese uno era Judas", dijo Stephen.

#Joyce2019 #Ulises C16


Día 126, 127, 128: Mientras seguían caminando Stephen y Bloom hacía el café nocturno. En el camino reconoció a un guarda amigo de su padre, pero Stephen evitó el encuentro tratando de ocultarse. Pero otro personaje también se le acercó, y reconoció a Corley, hijo de un inspector recién fallecido.
"Tomando a un lado a Stephen, hubo de contarle la acostumbrada elegía lastimosa. Ni unas monedas con que obtener alojamiento nocturno. Sus amigos le habían abandonado todos".
Stephen escuchó todas las lamentaciones de su conocido, y al final le recomendó una posibilidad de empleo en una escuela para niños. Corley dijo que no tenía madera de profesor. Stephen finalmente le dijo su propia miseria: "Yo tampoco tengo dónde dormir". Stephen no tenía nada para darle. Pero Corley dudaba, lo tenía en mente viviendo en opulencia.
Stephen rebuscó en su bolsillo y pareció alcanzar unos peniques. Que en realidad eran medias coronas, le hizo saber Corley. Y le dio una. Le agradeció. "Le pagaré algún día". Le preguntó por su acompañante, y le reconoció. Bloom.
Bloom observaba desde la distancia, dando vuelta en las inmediaciones de los adoquines junto al basurero de cok, pero no dejaba de ver a Stephen y su extraño amigo.
Corley y Stephen se separaron, y Bloom volvió a acercarse, quien percibió inmediatamente que el joven Dedalus había sucumbido a la blandilocuencia del parásito. Stephen le dijo que Corley le mandó a decir si podía pedirle un trabajo a un tal Boylan, que le diese trabajo como hombre-sandwich. Bloom se quedó abstraído ante la mención de Boylan, y su mente viajó a lugares donde prefería no estar.
Bloom recobró la compostura y dijo "Cada cual recibe su ración de suerte, dicen". Y le preguntó sobre cuánto le había dado. Stephen le respondió honestamente. Luego Bloom le regañó un poco por haberle dado tanto dinero, cuando él mismo lo necesitaba. Le preguntó dónde iba a dormir. Y al final del regaño aprovechó y preguntó, "¿por qué ha dejado la casa de su padre?"
"Para buscar desgracia", respondió Stephen.

#Joyce2019 #Ulises C16


Día 129 y 130: "He encontrado a su respetado padre en una ocasión reciente. Hoy, en realidad, o, para ser exacto, ayer. ¿Dónde vive él ahora? Por el transcurso de la conversación inferí que se ha mudado". Preguntó Bloom a Stephen.
"Creo que está en Dublín no sé dónde. ¿Por qué?"
Stephen le hace ver a Bloom que no quiere volver con su padre y sus hermanas. A continuación, Bloom le habla mal de Mulligan, uno de sus amigos.
"No hubo respuesta consiguiente a la sugerencia, sin embargo, en realidad estando demasiado atareadamente ocupados los ojos de la imaginación de Stephen en pintarse el hogar familiar la última vez que lo vio, con su hermana, Dilly, sentada junto a la lumbre, el pelo caído, esperando a que se hiciera un cacao flojo de Trinidad que estaba en el puchero manchado de hollín para poderlo tomar con caldo de avena en vez de leche después de las arenques del viernes que habían comido a dos por penique... "
"La cauta ojeada, medio de solicitud, medio curiosidad, aumenta por la amistosidad, que lanzó a la expresión de facciones de Stephen"... Quien escuchó atento lo que Bloom le decía sobre Mulligan.
Finalmente llegaron al Refugio del Cochero, donde encontraron a otros noctámbulos, abandonados y vagabundos. Bloom sugirió a Stephen comer algo. Escuchan a unos italianos que discuten en su lengua. Bloom hace un elogio de la lengua italiana. "Una hermosa lengua. Quiero decir, para propósitos de cantar. ¿Por qué no escribe usted su poesía en esa lengua? Bella poetria! Es tan melodiosa y llana. Belladona voglio!"
Stephen le dice que en realidad se están peleando por dinero. Pero Bloom sigue filosofando... 
"Los sonidos son imposturas. Como los nombres, Cicerón, Pedmore, Napoleón, Mr. Goodbody, Jesús, Mr. Doyle. Los Shakespeares eran tan corrientes como los Murphy. ¿Qué hay en un nombre?".
Se acerca un marinero barba roja y pregunta a Stephen sobre su nombre. "Dedalus", responde. "¿Conoce a Simon Dedalus?" le preguntaron. Bloom estaba un poco asustado. "Es irlandés. Irlandés del todo". "Demasiado irlandés" confirmó Stephen. El marinero cogió confianza y les contó un poco sobre él. Todos escuchaban y algunos le preguntaban detalles de sus viajes por el mar. Y siguió contando historias exóticas por el Mar Rojo, China, Norteamérica y Sudamérica. Icebergs. Cocodrilos. Mar Negro. Rusia. "Gospodi pomilooy", así es como rezan los rusos, dijo. También tenía pinta y discurso de farsante. Pero todos escuchaban e imaginaban sus historias. Bloom, por supuesto, elevado.

#Joyce2019 #Ulises C16


Día 131, 132 y 133: Siguió el supuesto marinero contando sus historias a Bloom, Stephen y todos los espectadores atentos. Habló de los caníbales en Perú, y hasta mostró de evidencia una vieja postal, que por supuesto, no probaba nada. Bloom lo descubrió al revisar la parte trasera de dicha postal, con la dirección y datos borrados. También se la pasa a Stephen, con quien intercambiaba miradas tras alguna historia del marinero.
Bloom empezó a hacerle preguntas específicas de geografía con la intención de exhibirlo, y el marinero trató de cambiar de tema. "Cansado, al parecer, calló. Su interrogador, percibiendo que no tenía grandes probabilidades de obtener muchos resultados con que viejo astuto, se entregó a nebulosas especulaciones sobre las enormes dimensiones del agua sobre el globo terráqueo". Aunque el marinero, pasado un tiempo, retomó.
Bloom habla sobre el mar y otros temas y ofrece una conversación con Stephen, al que éste último no parece animarle mucho: "Usted, como buen católico, hablando de cuerpo y alma, cree en el alma. ¿O se refiere usted a la inteligencia, a la fuerza cerebral en cuanto tal, distinta de cualquier objeto exterior, la mesa, digamos, esa raza?". Stephen se sentía acorralado y tuvo que hacer un esfuerzo en responder.
"Me dicen, según las mejores autoridades, que es una sustancia simple y por tanto incorruptible. Sería inmortal, entiendo, a no ser por la posibilidad de su aniquilación por su Causa Primera, que, según he oído decir, es muy capaz de añadir esa al número de sus bellas bromas pesadas, ya que la corruptio per se y la corruptio per accidens quedan ambas excluidas por la etiqueta de corte".
Bloom se quedó perplejo con la respuesta de Stephen, entendiendo poco de su nivel de argumentación. Pero se agarra de un término para responder y seguir la corriente. "Simple. Sustancia simple".

#Joyce2019 #Ulises C16


Día 134 y 135: Bloom siguió intentando mantener la conversación con Stephen en el bar, pero el nivel que tenía el joven era superior, y Bloom aunque trataba, no podía seguirlo. Por lo que cambiaba de temas. Le mencionó a Shakespeare, que como vimos en un capítulo anterior, es totalmente un tema donde Stephen se mueve muy bien. Hasta que le habló del café e invitó a que el joven terminara el suyo. 
"Líquidos sí puedo comer. Pero tenga la bondad de apartar ese cuchillo. No puedo mirarle la punta. Me recuerda la historia de Roma". 
"Entonces -dijo Stephen, mirando al vacío y continuando sus divagaciones como para sí o para algún desconocido oyente no se sabía dónde-, tenemos la impetuosidad de Dante y el triángulo isósceles, la señorita Portinari, de quien él se enamoró y Leonardo y San Tommaso Mastino".
Las divagaciones y el intento de Bloom de seguirle la corriente, pronto empezó a decaer. Mientras los demás hablaban de accidentes de mar, barcos perdidos, icebergs, la decadencia de la navegación de irlandesa etc. Y por ende al marinero con miles de cuentos.
"La pretenciosa Inglaterra ya se estaba derrumbando y su ruina sería Irlanda, su talón de Aquiles, lo cual les explicó como el punto vulnerable de Aquiles, el héroe griego -un punto que sus oyentes captaron en seguida".
Bloom recordó a Stephen la discusión con su amigo el Ciudadano, y hablaron del tema de los judíos en Irlanda. Hasta que dijo: "No podemos cambiar de país. Cambiemos de tema".
"Con un toque de temor por el joven de al lado, a quien escudriñaba furtivamente con aire de cierta consternación recordando que acababa de volver de París, los ojos, sobre todo, recordándole más intensamente a su padre y su hermana, pero sin poder arrojar mucha luz sobre el tema, sin embargo, evocó en su mente ejemplos de personas cultas que prometían tan brillantemente, malogradas en el capullo de la decadencia prematura, sin poder echar la culpa más que a ellos mismos". Reflexión de Bloom sobre Stephen.

#Joyce2019 #Ulises C16


Día 136, 137 y 138: Bloom seguía reflexionando en su monólogo interno, que como ocurre todo en este capítulo, está igual narrado en tercera persona. Y sigue reflexionando y analizando a Stephen. Al mismo tiempo que la hace consigo mismo. "El estímulo intelectual en cuanto tal, le parecía a él, de vez en cuando, un tónico de primera para la mente. A lo cual se añadía la coincidencia del encuentro, la discusión, el baile, la riña, el viejo marinero, del tipo de si te he visto no me acuerdo, vagabundos nocturnos, toda la galaxia de acontecimientos, todo ello iba a constituir un camafeo en miniatura del mundo en que vivimos"... Especialmente a las vidas de la décima parte sumergida... Como mineros de carbón, buzos, hombres de alcantarillas... Los que están muy bajo del microscopio. Y es lo que es el Ulises, y lo que celebra... Al hombre común.

Pensó incluso en escribir sus experiencias en un diario, "Mis experiencias, digamos, en un Refugio del Cochero".

Revisando el diario, Telegraph, veía varias noticias. Y entre ellas, sobre la muerte de Dignam, su amigo. Y se mencionaban los nombres de los amigos presentes en las exequias. Se leyó a sí mismo y a sus otros compañeros de jornada, incluso los dos Dedalus. Pero le chocó verse como "L. Bloom", privado de su nombre. Mientras que una vieja historia de amores imposibles e infidelidad le hace pensar brevemente en su caso... "¿Puede existir un amor de verdad entre casados, suponiendo que haya otro sujeto en el asunto?".
Bloom muestra una foto sexy de su mujer, Molly, de años atrás. Stephen la observa sin hacer mayor comentario. Pero sí piensa. Y el monólogo en tercera persona ahora cambia a Stephen. Siempre las pequeñas historias los llevan a pensar y reflexionar de forma macro sobre Irlanda, la historia, el pasado. Al final Bloom pregunta a Stephen cuando había comido, y se da cuenta que no había comido desde hace más de un día, "Anteayer". Hora de partir. Bloom invita a Stephen a ir a su casa a tomar algo. No dice a quedarse, pensando en la aprobación de Molly. Stephen aceptó.

Bloom lo veía débil y ofreció llevarlo apoyado a sí. "pasó su brazo izquierdo por el derecho de Stephen y le guió". En camino empezaron a hablar de música. Un tema en común. Aunque los gustos de ambos distintos. Wagner para Stephen. Muy pesada para Bloom. Mozart. Don Giovanno. Martha (se repite de nuevo). Música sacra. Rossini. Y Bloom, música popular. Pero cada uno hablaba de lo que le gustaba. Se acercaban a una calle donde estaba un caballo con una barredora. Lo que le lleva a una profunda reflexión interna sobre los caballos y el mundo animal. Vuelve a la realidad y Stephen seguía hablando de música. Le dice que a Molly le gustará conocerlo. A ella le encanta la música y es cantante. Stephen cantó unos versos, que sorprendieron a Bloom, y le incitó a seguir trabajando su voz. Stephen no respondió. Y el caballo deja unas boñigas (mierda) mientras ellos se alejan. Stephen entonó un último verso.

Fin Cap16

#Joyce2019 #Ulises C16







Capítulo 17


Día 139 y 140: Inicio del capítulo 17, el penúltimo. Y al parecer, el capítulo con la referencia homérica más clara... El regreso a casa... Ítaca.
"¿Qué caminos parelelos siguieron Bloom y Stephen al volver?"
Así inicia el capítulo, que nos dejó en el pasado, con Stephen siendo llevando por Bloom hacia su casa, porque éste no quería regresar a la torre por su pelea con Mulligan, y mucho menos a su casa con su padre y hermanas. Acepta ir a casa de su amigo y figura parenta, Leopold Bloom. Otro capítulo donde los dos grandes protagonistas del Ulises están juntos.
Este capítulo tiene una estructura narrativa curiosa, de preguntas y respuestas, en forma de catecismo. Transcurre de 1 a 2 a.m
"¿De qué deliberó el duunvirato durante su itinerario? 
Música, literatura, Irlanda, Dublín, París, la amistad, la mujer, la prostitución, la alimentación, la influencia de la luz de gas o la luz de arco voltaico en el crecimiento de los paraheliotrópicos árboles adyacentes, la exhibición de cubos de basura municipales para emergencias, la Iglesia Católica Romana, el celibato eclesiástico, la nación irlandesa, la educación jesuítica, las carreras, el estudio de la medicina, el día de ayer, el maléfico influjo de la víspera de fiesta, el desmayo de Stephen".
Dicho sea de paso, varios de los temas de la novela. Los temas cotidianos. Los temas humanos.
La dinámica de pregunta y respuestas tiene un carácter también metódico y científico, donde Joyce busca y explora un curioso mecanismo narrativo donde explora de forma científica a su propia historia y personajes. Lo que subleva aún más el genio de Joyce. Porque como veremos en la siguiente pregunta, también son preguntas sesudas que exploran en la psiquis y el monólogo interno de sus personajes:
"¿Descubrió Bloom factores comunes de semejanza entre sus respectivas reacciones, parecidas y diferentes, ante la experiencia?
Ambos eran sensibles a las impresiones artísticas, las musicales con preferencia a las plásticas o pictóricas. Ambos preferían una manera de vida continental a otra insular, un lugar de residencia cisatlántico a un lugar transatlántico. Ambos, endurecidos por la temprana educación doméstica y por una heredada tenacidad de resistencia heterodoxa, profesaban su incredulidad en diversas ortodoxas doctrinas religiosas, nacionales, sociales y éticas... "

¿Quién es el narrador de este capítulo?

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 141 y 142: Siguen las preguntas y respuestas sobre Bloom y Stephen, en el extenso interrogatorio narrativo del capítulo 17. Sobre sus opiniones divergentes en varios puntos. Ambos disentían abiertamente sobre diversos temas. También hubo una ocasión donde las opiniones fueron iguales. Pero las preguntas no sólo ahondan en las ideas y la filosofía de nuestros personajes sino también marcan el transcurso de los acontecimientos:
"¿Qué acción realizó Bloom a la llegada a su destino? 
En los escalones de entrada del cuarto número impar equidiferente, el 7 de la calle Eccles, insertó la mano maquinalmente en el bolsillo trasero de sus pantalones para sacar la llave de casa".
Bloom no encontró las llaves y recordó haberlas dejado en otro pantalón. Por lo que debe volarse y saltar la verja para entrar por el semisótano. Stephen lo observaba desde afuera, encender algo en la cocina y luego pasar hacia la puerta para abrirle. Y se dirigieron a la cocina.
Se describe lo que Stephen piensa al observar la casa y la cocina de Bloom. Los pensamientos y apariciones que recordó en esos momentos, con una pregunta antecedida, por supuesto. También lo que pensó al ver el fuego. Y lo que vio Bloom en el fogón. También se pregunta y se describe lo que los personajes perciben al ver el agua. Los elementos. Lo que induce en la respuesta una enorme descripción y disertación sobre el agua... Desde el grifo hasta el mar muerto. Los lagos, icebergs, etc. Stephen rechaza la oferta de lavarse de Bloom, diciendo que era hidrófobo, con aversión al agua fría. Igual Bloom le siguió dando consejos sobre la alimentación.

"¿Cuáles le parecían al anfitrión las cualidades predominantes de su invitado? 
Confianza en sí mismo, una capacidad igual y opuesta de abandono y recuperación".

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 143: Bloom pone a hervir el agua, mientras seguía su discurso sobre las características y beneficios del agua. Se pregunta y responde también sobre el proceso de hervir el agua. La ebullición. El calor. Calor. Temperatura. Grados Farenheit.
Y ya hervida, se pregunta para qué hubiese servido ese agua caliente. Para afeitarse. Pero Bloom la utiliza para hacer cacao para él y Stephen. Mientras se sigue preguntando y describiendo lo que se ve en la cocina de Bloom.

"¿Qué atrajo atención en el saliente operador?
Cuatro fragmentos poligonales de dos tickets de apuesta escarlata, desgarrados, con los números 8 87, 8 86".

Eran unos tickets rotos de apuestas de caballo. Claramente eran de Boylan (el amante de Molly). Lo había dejado. Lo que hace que Bloom se pierda un momento entre sus pensamientos y miedos. Recapitulando escenas del día anterior. Y recapitulando su vida en general.

"¿Encontró cuatro fuerzas separadoras entre su invitado temporal y él? 
Nombre, edad, raza, religión".

Se hacen alusiones poéticas, de anagramas y acrósticos... Con los nombres y edades. Y se hacen unos cálculos de acuerdo a la diferencia de edad de ambos. "Hace 16 años, en 1888, cuando Bloom tenía la edad actual de Stephen, Stephen tenía 6 años. 16 años después en 1920 cuando Stephen tuviera la edad actual de Bloom, Bloom tendría 54". Y siguen con el juego de intervalos de edades.

"¿Qué acontecimientos podrían anular esos cálculos? 
La cesación de existencia de ambos o de uno de ellos, la inauguración de una nueva era o calendario, la aniquilación del mundo y consiguiente exterminación de la especie humana, inevitable pero impredecible".

Y Bloom recuerda la época en que conoció a Stephen de niño.

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 144 y 145: Bloom sigue recordando cuando conoció a Stephen de niño. Siguen los momentos de cercanía entre dos de los grandes protagonistas. Cada uno proyectando su propia búsqueda. Del padre. Del hijo. El viaje. El regreso a casa. Ítaca.
Luego Bloom recuerda su propia juventud. Se recuerda a sí mismo. La vitalidad. El vigor. La energía. Los proyectos. Los sueños. Mientras Stephen canta... Y sin querer toca un tema sensible para Bloom... La figura de judío.
Por lo que también se ahonda en ese detalle particular dentro de la vida de Bloom y en su propia vida. Con las preguntas y respuestas. ¿Dónde fueron bautizados ambos? Sus elecciones académicas y proyectos de vida desde la juventud.

"¿Por qué Bloom se contuvo de afirmar que había frecuentado la universidad de la vida? 
Por su fluctuante incertidumbre sobre si esa observación había o no sido hecha ya por él a Stephen o por Stephen a él".

"¿Qué dos temperamentos representaban individualmente? 
El científico. El artístico".

Se ahonda en las áreas individuales de cada uno. Porque parte de la estructura de la esencia de este capítulo va ligado a lo científico. Al método. Y desde siempre, en lo artístico. Entre sus ambas áreas exploran los concentos de originalidad y éxito. Evocando imágenes. Se describen a detalle. Y luego de la misma literatura. Del lenguaje. De los símbolos. De la poesía. El canto. La música.
Bloom anima a Stephen a cantar sobre una vieja leyenda. Donde menciona el tema judío.

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 146 y 147: Siguen en la casa de Bloom, recordando y haciendo sus proyecciones afectivas. Leopold Bloom y Stephen Dedalus. Y sigue la dinámica de pregunta y respuesta guiando la narración.
Luego de la canción judía, se pregunta sobre el estado de ánimo de Bloom, el anfitrión, ¿por qué estaba triste? ¿Quieto? ¿Inmóvil? ¿Silencioso? Y ahondando en otros recuerdos infantiles y de la adolescencia. Y en los recuerdos se sigue explorando la difícil dinámica de Padre e Hijo o Hija... Porque va hacia los padres de Stephen, él como hijo y padre de Milly. Y en ese momento con la proyección de padre sobre Stephen, siempre relacionado con la nostalgia de su pequeño Rudy, fallecido a corta edad. Toda esta parte del capítulo muestra una dinámica explorativa interesante, psicológica y astronómica sobre ese tema.
"... alrededor del período de nacimiento de William Shakespeare sobre la delta de la constelación reclinada y nunca oculta de Casiopea, y de una estrella de origen semejante pero menor brillantez que había aparecido y desaparecido de la constelación de la Corona Septentrional hacia el período del nacimiento de Leopold Bloom, y de otras estrellas (presumiblemente) de origen semejante que (de hecho o presumiblemente) habían aparecido y desaparecido en la constelación de Andrómeda hacia el período del nacimiento de Stephen Dedalus, y en la constelación del Cochero unos años después con el nacimiento y muerte de Rudolph Bloom, junior..."
Una lámpara se erige como el símbolo de Marion "Molly" Bloom, presencia hasta ahora invisible en la casa. Ambos orinaron al mismo tiempo en la penumbra. Y se describe a continuación, en una respuesta, los detalles del chorro de orín de cada uno, que a la vez sirve para analizar a los personajes. La longitud. La altura. La fuerza.
Bloom intenta convencer a Stephen de quedarse, pero éste no acepta. Bloom imagina que quizás Stephen podría interesar a su esposa Molly, y ésta abandonara a Boylan. O a su hija. Pero quería cerca a su hijo adoptivo. Se ve una luz en la ventana de Molly. Y se acercaron a la puerta para despedirse. Sonaban las campanas indicando la hora. Y se describe donde estaban a esa hora, tipo 2 am, los otros personajes con los que Bloom había interactuado en el día: casi todos en la cama, sólo Paddy Dignam en una tumba. Y luego Bloom tiene recuerdos con el sonido de la campana y hasta recuerda por las preguntas experiencias con fenómenos paranormales.

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 148: Bloom se despide de Stephen y cuando entra de nuevo a su casa se percata de que los muebles de su cuarto han cambiado de lugar. Le avisó un golpe que se dio con uno de los muebles.

¿Las modificaciones en el mobiliario? 
"Un sofá tapizado en peluche ciruela había sido translocado desde enfrente de la puerta hasta el rincón junto a la chimenea cerca de la enrollada bandera británica... La mesa de azulejos de incrustaciones ajedrezadas azules y blancas había sido colocada frente a la puerta en el lugar dejado vacante por el sofá de peluche ciruela". Entre otras.

"¿Qué significados se adherían a esas dos butacas? 
Significados de semejanza, de postura, de simbolismo, de prueba circunstancial, de supermanencia testimonial".

La prueba de la infidelidad. El máximo temor de Bloom en toda la jornada anterior. Observaba con dolor ese escenario. Parecía hecho a propósito. A continuación se describe entre preguntas y respuestas, las emociones de Bloom al observar cada objeto cambiado de la habitación. Intercambio de miradas con los objetos. Intentando extraerle los secretos. Las revelaciones. La cruel verdad.

"¿Qué imagen compuesta asimétrica en el espejo atrajo entonces su atención? 
La imagen de un hombre solitario (autorrelativo) mudable (heterorrelativo).

¿Por qué solitario (autorrelativo)? 
Ni hermanos ni hermanas tenía 
pero su padre era hijo de su abuelo.

¿Por qué mudable (heterorrelativo)? 
De la infancia a la madurez se había parecido a su procreadora materna. De la madurez a la senilidad se parecería cada vez más a su creador paterno".

En el reflejo del espejo, donde demoramos más tiempo de contemplación, se hace un catálogo de los libros que se reflejan. Shakespeare, Spinoza, Ball, Conan Doyle, etc. Que también estaban invertidos y desordenados. Lo que despertó en Bloom la necesidad de orden. Luego enciende un cono de incienso y observa la habitación modificada. Se analiza su postura y lo que genera. Todos los detalles físicos e internos de la decepción. Se fue desistiendo y se describe el dolor en cada músculo y articulación. Los pies, de tanto caminar. Se quita los zapatos, las medias, se arranca una uña del pie, del dedo gordo y la huele. "se llevó a las narices la parte arrancada e inhaló el olor de lo vivo, y luego con satisfacción tiró el fragmento unguical arrancado". ¿Por qué con satisfacción? Porque ese olor le recordó a su infancia.

#Joyce2019 #Ulises C17


Día 149: Además de recuerdos sobre su infancia, el olor de su uña lo llevó a navegar sobre sus recuerdos y varios anhelos, deseos no cumplidos. Una meditación ambiciosa. Y se hace a continuación un catálogo de esas ambiciones no alcanzadas. Entre ellas, la casa/finca que le hubiese gustado haber tenido. Los detalles del inmueble vienen con muchas especificaciones, que después del extenso inventario, hasta se pregunta en las futuras mejoras.

¿El nombre del lugar?
"Bloom Cottage. Saint Leopold's. Flowerville".

También piensa sobre la posición social que le hubiese gustado tener. Sus hobbies. Y hasta extender su influencia al nivel del desarrollo del país. De Irlanda.

"¿Qué es lo que en definitiva le haría independiente de tal riqueza? 
El descubrimiento independiente de un filón de oro de inagotable mineral".

Bloom revisa cajones del cuarto y se describe todo el contenido. Cosas de su seudónimo, Henry Flower, de su hija, etc. Avisos del trabajo. Cosas de su padre. Rudolph Bloom. Suicidio. Recuerdos de su hijo, Rudy. Destellos de vida. Recuerdos. Memoria.
Cansado va finalmente a la cama junto a su esposa Molly. "desplazó una almohada desde la cabecera a los pies de la cama, preparó las sábanas adecuadamente y se metió a la cama". Mientras se mete a la cama no puede evitar pensar y sentir una presencia masculina que estuvo antes en su cama con su esposa. Boylan. "la huella de una forma humana, masculina, no la de él, algunas migas, algunos fragmentos de carne en conserva..."
Realiza un catálogo posible de amantes de Molly. Todos conocidos. Y las emociones sobre Boylan. Envidia. Celos. Abnegación. Ecuanimidad. Y sus justificaciones.

¿Represalia? 
" Asesinato, nunca, ya que dos males no hacían un bien. Duelo armado, no. Divorcio, ahora no". Más opciones evaluadas.

Se acerca a Molly desde su posición contraria en la cama y besa sus nalgas. Él excitado con erección. Mientras piensa en muchas cosas y personajes de la jornada anterior. Molly despierta e inicia otro interrogatorio a Bloom que se mezcla con la estructura del capítulo. Preguntas. Respuestas. Dónde. Lugar dónde. Hora en qué. Duración por la cual. Objeto con cual. Etc. Se describe la forma en que están acostados. De polo a polo. Pies y cabezas por un lado del otro. Estado de reposo o movimiento. Postura. Piensa en la falta de comunicación. La distancia con su esposa. Finalmente regresó a tierra. El marinero... Como Simbad el Marino... A su casa, a su cama, al silencio. No hubo nada. Ni con, ni cuándo, ni dónde.

Fin Cap. 17

#Joyce2019 #Ulises C17







Capítulo 18


Día 150: Y llega el capítulo final del "Ulises" de James Joyce. Dos semanas antes del Bloomsday, el 16 de Junio, que es el día en que transcurren las acciones de la novela. Y es el día dedicado a Leopold Bloom en Irlanda.

En este capítulo final vemos un cambio y una nueva voz. Una voz que nunca se había escuchado en la novela. Y es todo el capítulo dedicado a Molly Bloom. Desde su punto de vista y dentro de su propio monólogo interior. El capítulo no tienen ningún signo de puntuación, en analogía a la mente libre de Molly. Inicia tipo 2 o 3 a.m del día siguiente a los hechos de la mayoría de la historia, y luego de que Leopold llega a la cama con ella y se duerme.

La referencia homérica acá también parece evidente y directa. Luego que en el anterior capítulo Leopold regresara a casa, a Ítaca, ahora llega el turno de Penélope, esposa de Ulises, con un caso de infidelidad también asociado.

Molly está asombrada por la petición de Leopold antes de dormirse. Lejos de lo normal, que le llevase el desayuno a la cama con un par de huevos. Lo que le recordó cuando Leopold solía hacerse el enfermo porque estaba teniendo una aventura. Sospecha si la está teniendo. Y si le fue infiel el día antes. Recuerda a una criada con la que Leopold quiso tener una aventura. Y otras mujeres. Al parecer Leopold no era un santo.
"como aquella sinvergüenza de la Mary que tuvimos en Ontario Terrace poniéndose rellenos falsos en el trasero para excitarle ya está mal sentir cómo echa él el olor de esas mujeres pintadas una vez o dos tuve sospechas al hacerle que se me acercara cuando le encontré el pelo largo en la chaqueta..."

Y Molly sigue recordando las infidelidades de Leopold, y sus otros intereses. Varias criadas.

"la última vez que se me deshaogó en el culo fue la noche que Boylan me dio un gran apretón en la mano yendo por el Tolka en mi mano se me desliza otra mano yo nada más que le apreté el dorso de la suya así con el pulgar para devolverle el apretón". Y habla de su relación con Boylan, y la percepción que Leopold sabía de su relación. "él tiene alguna idea de que entre él y yo no es tan tonto".

También piensa en seducir a un muchacho. Y diversos pensamientos sobre el deseo, fantasías y el acto sexual. "le enseñaría las ligas nuevas y le haría ponerse colorado mirándole seduciéndole yo sé lo que sienten los muchachos con ese vello en los carrillos siempre enredándose y tirándose de la cosa".

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 151: "ahora dime en quien piensas quién es dime cómo se llama quién es el Emperador de Alemania sí imagina que yo soy él piensa en él puedes notarle tratando de hacer de mí una puta eso no lo hará nunca debería renunciar a esta edad de su vida sencillamente la ruina de cualquier mujer y no hay satisfacción en eso fingiendo disfrutar hasta que se corre él y entonces lo termino yo misma de cualquier manera".

Molly sigue hablando y tendido en su monólogo interior del sexo y el placer. Y también de sus propias experiencias. De lo que siente. Del comportamiento de los hombres en el sexo, y una que otra fantasía. "me gustaría que algún hombre cualquiera me cogiese alguna vez cuando él está aquí y me besase entre sus brazos no hay cosa como un beso largo y caliente que te baja por el alma casi te paraliza".

Confiesa que detesta confesarse y admite cierta fantasía religiosa, con el Padre. Y empieza a confesar detalles de su tarde con Boylan, del que resalta algunos atributos: "nunca en mi vida he notado ninguno que tuviera ese tamaño para hacerla a una sentirse llena debía haberse comido una oveja entera qué ocurrencia hacernos así con ese gran agujero en medio de nosotras como un garañón metiéndotelo dentro porque eso es lo único que quieren de una con esa mirada decidida y maligna".

En medio del recuerdo del tamaño del pene en su vaina, recuerda cuando parió a Molly, su hija. Recuerda también Pasajes, retazo del pasado. Cuando conoció a Boylan. Lo inevitable. Entre otras relaciones con hombres casados. "él nunca encontraría otra mujer como yo que le aguantara como yo". Menciona a sus esposas también. Vulnerables damas. Cuenta algunos chismes también. Líos amorosos. De esposos. Parejas. El matrimonio. Tan vulnerable.

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 152 y 153: "algunos hombres pueden ser terriblemente irritantes le vuelven a una loca y siempre las peores palabras del mundo para qué nos piden que nos casemos con ellos si somos tan malas como todo eso sí porque no saben arreglárselas sin nosotras"
"los hombres son todos tan diferentes Boylan hablando de la forma de mi pie se dio cuenta en seguida incluso antes de que me le presentaran cuando estaba yo en el D.B.C con Poldy riendo y tratando de oír"

Sigue Molly en su monólogo interior con sus confesiones de cama. Cuenta su primer encuentro con Boylan, y como éste apreciaba sus pies. También cuenta la aventura con el tenor Bartell d'Arcy, que la besó después que ella cantase el Ave Maria. Hay que recordar que Molly es cantante y Boylan su agente.

"nunca se sabe qué locura les entra a solas con una se ponen tan salvajes por eso si hubiera pasado alguien yo me las levanté un poco y le toqué los pantalones por fuera como le hacía a Gardner después con la mano izquierda para impedirle que hiciera algo peor donde había demasiada gente me moría por averiguar si estaba circuncidado".

Seguía recordando momentos con sus amantes varios. El teniente Gardner, besaba muy bien. Mejor que Bloom, al que se refiere muy poco en el recuerdo de sus fantasías sexuales. Solamente lo menciona en la parte con quien quería tener sus hijos. Con quien de hecho los tuvo.
Entre sus pensamientos pasan fugazmente recuerdo de las giras de concierto y sus amores. Cuando cantó en el coro de la iglesia por Leopold. El padre de Boylan. Los regalos de Leopold, y piensa en el dinero y en su edad:

"más que me quedan que vivir hasta los 35 no tengo cuántos tengo tendré 33 en septiembre".

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 154 y 155: "él debería dejar ese Freeman para los pocos chelines miserables que le saca y meterse en una oficina o algo así donde le dieran un sueldo fijo o en un banco donde le pondrían en un trono a contar el dinero todo el día claro que él prefiere andar enredando por la casa así que una no se puede mover con él sin tenerlo encima qué programa tienes hoy".

Sigue Molly en su monólogo, reflexionando sobre la belleza femenina y masculina, hasta de la fealdad de los órganos, y termina reprochando a Bloom por si falta de ambición y de tener un buen trabajo. Dice que le gustaría incluso que él fumara en pipa, como su papá, el militar. "para tener el olor de un hombre en la casa". Interesante proyección de Molly de su padre sobre su marido. Y confiesa las veces que ella intentó ayudarlo a avanzar en su trabajo. Los jefes se enamoraban de ella. Pero Leopold no aprovechaba.
Habla de su cuerpo, sus pecho. Y la terrible anatomía masculina. "un hombre con sus dos bolsas llenas y su otra cosa saliéndole colgada para abajo o apuntando para arriba".
Recuerda en la maternidad dando el pecho a Milly, y cómo tuvo que pedir ayuda a que la ordeñaran chupando sus tetas. Leopold. Un hombre. "como una especie de niñito grande que tuviera chupándome ellos lo quieren todo en la boca todo el gusto que esos hombres sacan de una mujer todavía noto su boca oh señor tengo que estirarme me gustaría que estuviera aquí".

"hacía mucho me gustaría que alguien me escribiera una carta de amor la suya no fue mucho y le dije que podía escribir lo que quisiera tuyo siempre Hugh Boylan".
Piensa en Boylan. En verla. La espera para volver a verlo. Recuerdos en Gibraltar. El teniente Mulvey. Una corrida. Una amiga. Libros. Su padre. Seduciendo a un estudiante. Deseo de cartas de amor. Boylan. Erotismo. Frente al mar. Se imagina contestando la carta desde su cama. Palabras. Deseos.

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 156 y 157: Sigue Molly en la cama, recordando en su monólogo interior. El pasado, su vida, sus amores. El teniente Mulvey en Gibraltar. Su padre militar. Amores frente al mar. Cartas. Su primer beso.
"nunca creí que escribiría dándome una cita la tenía dentro del canesú de la enagua todo el día leyéndola en todos los rincones y agujeros mientras papá estaba haciendo la instrucción para averiguar por la letra y el lenguaje de los sellos cantando recuerdo me pondré una rosa blanca y quería adelantar el estúpido reloj viejo cerca de la hora él fue el primer hombre que me besó debajo de la muralla mora mi novio de muchacho nunca se me había ocurrido lo que quería decir besar hasta que me metió la lengua en la boca su boca era dulce joven".

"nunca pensé que mi apellido sería Bloom", reflexiona Molly, comparando con los pantalones de mujer, bloomers. Y sigue reflexionando sobre su vida de casada, y la que pudo tener con otros hombres, otros amantes. Con el teniente Mulvey, etc. etc. Señora Boylan, se imaginaba también. Al menos estaba mejor que otros como Breen o Briggs. También reflexiona sobre su nombre "Molly"/"Marion".

También el teniente Gardner. "dijo que ningún hombre podía mirarme a la boca y los dientes sonriendo así sin pensar en ello". Recordó un anillo regalado. Y el viaje a Sudáfrica de donde nunca regresó.

"yo podía haber sido una prima donna sólo que me casé con él". Y recuerda unos títulos y canta. La Glorieta de mi Dama. Vientos que soplan del sur.

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 158 y 159: Sigue el monólogo y capítulo final dedicado a Molly Bloom. Recuerdos infantiles. Recuerdos de comidas, el menú de la casa, las comidas favoritas, los extraños gustos de Leopold. Un pícnic.
Milly creciendo. Problemas entre madre e hija. Celos. "sale así no importa lo que digan tiene una lengua demasiado larga para mi gusto llevas la blusa demasiado escotada". Y sigue una línea de pensamientos y recuerdos de su fricción con la Milly adolescente. Que a la vez son nostalgias de Molly frente a la juventud que ya no posee, o que empieza a desvanecerse. Y nostalgia de mejores épocas. Que muy bien vivió y disfrutó.
Los dolores de la menstruación interrumpen de repente sus pensamientos:

"la gata misma se las arregla mejor que nosotras tenemos demasiada sangre dentro o qué es ah santa paciencia se me está desbordando como el mar en todo caso no me dejó embarazada".

Piensa que su cita con Boylan del lunes está peligrando. Piensa en la noche anterior con él. Se baja de la cama y usa la bacinilla. Mientras orina tienen pensamientos de la noche de pasión, relación con forma y fuerza de su orín (como lo hizo Leopold en el capítulo anterior antes de subir al cuarto). Y también se observa, toca y siente su cuerpo: "él nunca ha visto unos muslos mejores que éstos mira qué blancos son el sitio más liso es ahí mismo entre este poquito de ahí liso como un melocotón despacito Dios mío no me importaría ser hombre y montar a una bonita mujer". Y sigue haciendo del íntimo momento, un acto erótico.

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 160: Luego de usar la bacinilla, Molly siente dolores. Como si tuviese algo adentro. En un momento lo confunde con el embarazo. Pero son los dolores menstruales.

"más vale que no convierta este asunto en una sentada para toda la noche encima de este trasto deberían hacer bacinillas de tamaño natural para que una mujer se pudiera sentar encima como es debido". "Él se arrodilla para hacerlo", dice Molly mientras observa a Leopold aún dormido. Y empieza a analizar a su marido dormido, su postura, sus manías y afloran viejos recuerdos de cuando vivían el joven amor. Su primer encuentro. Los sitios que visitaron. El sexo que tenían. Las cartas de Leopold. Vuelve a la cama, en la misma posición, con los pies de su marido a la altura de su cabeza. Y sigue en su monólogo analizando a su marido. Leopold Bloom. ¿Por qué llegaría tan tarde?, pensó. Enredado con alguna otra, imaginó. Piensa en Josie. Otra mujer en la vida de Leopold. Y también repasa a los amigos de Bloom, varios de ellos que estuvieron en la jornada anterior con él.

"eso será un cambio bien sabe Dios tener una persona inteligente con quien hablar de una misma non siempre oyéndole a él". Molly piensa en los jóvenes estudiantes. En los hombres más jóvenes. Idealistas. Poetas. Y tiene pensamientos eróticos en una relación con un estudiante. Joven profesor. Piensa en Stephen Dedalus. Lo vio llegar con su marido a la casa. Lo recuerda de niño. Y ya era un hombre.

Hasta en alusión a una estatuilla masculina en la sala de estar, con la que Molly fantaseaba y mezclaba con otras fantasías de efebos:

"eso sí que es belleza de verdad y poesía muchas veces me daban ganas de besarlo por todas partes también su cosa tan joven y tan bonita ahí sencillamente no me importaría metérmela en la boca si nadie mirara como si ello mismo te pidiera que lo chuparas tan limpio y blanco parecía él con su cara de niño y bien que lo haría yo en 1/2 minuto aunque se me fuera para abajo un poco como qué es sólo como sémola o rocío no hay peligro además estaría tan limpio comparado con esos cerdos de hombres me figuro que nunca se les ocurre lavársela de un año para otro".

#Joyce2019 #Ulises C18


Día 161: "para qué otra cosa nos han dado estos deseos me gustaría saberlo no lo puedo remediar si todavía soy joven no puedo milagro que no soy una vieja bruja arrugada antes de tiempo viviendo con él tan frío sin abrazarme nunca excepto a veces mientras duerme por el lado del revés mío sin darse cuenta supongo con quién está". Sigue Molly en la cama y en sus pensamientos, analizando y reflexionando sobre su vida y Leopold, que aún duerme.

"una mujer necesita que la abracen 20 veces al día casi para tener aspecto joven no importa quién con tal de estar enamorada o amada por alguno si el hombre que una necesita no está ahí a veces válgame Dios a veces pensaba yo que me iría por ahí por los muelles algún anochecer oscuro donde nadie me conociera a buscar un marinero recién desembarcado que estuviera caliente para hacerlo sin importarle de quién era yo hacerlo en un portón en algún sitio". Y continúa su fantasía con gitanos y otros especímenes.

"sí porque una mujer cualquier cosa que haga sabe dónde pararse seguro que no estarían en el mundo siquiera si no fuera por nosotras ellos no saben lo que es ser una mujer y una madre cómo podrían dónde estarían todos ellos si no tuvieran una madre que les cuidara lo que nunca tuve yo"... Piensa en Stephen en ese caso, sin madre. Pero la línea de pensamiento la lleva a pensar en su pequeño Rudy, el hijo que murió pequeño, que Leopold también lamenta, y relacionaba también con Stephen. Y en sus pensamientos recuerda el fatal hecho:

"no fue culpa mía nos juntamos cuando yo miraba esos dos perros él encima de ella por detrás en medio de la santa calle que me desanimó del todo... Sabía muy bien que nunca tendría otro nuestra primera muerte también fue nunca fuimos los mismos desde entonces ah no voy a ponerme triste".

Envidia y crítica a los hombres. Leopold y Boylan incluidos. Pueden tener muchas mujeres y jamás se les crítica. Lamenta que Stephen no se quedase a pasar la noche. Hasta se imagina que se quedase a vivir con ellos. El cuarto de Milly. Podría escribir y estudiar. "me gustaría tener una larga conversación con una persona inteligente y educada". Y sigue pensando en todo lo que le gustaría tener. Estar. Sentir.

Finalmente piensa si debe retomar su vida sexual con Leopold. Piensa en comprarle cosas en el mercado. De su gusto. Arreglarse y ponerse sus mejores bragas. Piensa en cómo lo harían... "para que se le ponga en pie su cosita le haré saber si eso es lo que quería que su mujer se deja joder sí y bien jodida casi hasta el cuello". Y mientras se plantea en cómo harían el amor, retomando el sexo, también se plantea en decirle que es cornudo. "metérmelo dentro me dan ganas de contárselo con pelos y señales y hacérselo hacer delante de mí le está bien empleado es todo culpa suya si soy una adúltera".

Y sigue su reflexión sobre el deseo y la necesidad del sexo en la relación. En la vida. Piensa en arreglarse. Limpiar el piano. Flores. La vida en color nuevamente. Revive su primer encuentro y unión con Bloom. El monte Howth. Gibraltar. "el sol brilla para ti dijo él el día que estábamos tumbados entre los rododendros en Howth Head con su traje gris tweed y su sombrero de paja yo le hice que se me declarara". "sí primero le di el pedazo de galleta" "sí ahora hace 16 años Dios mío después de ese beso largo casi perdí el aliento sí dijo que yo era una flor de la montaña sí eso somos todas flores un cuerpo de mujer sí ésa fue la única verdad que dijo en su vida" "sí eso fue lo que me gustó porque vi que entendía o sentía lo que es una mujer y yo sabía que siempre haría de él lo que quisiera y le di todo el gusto que pude animándole hasta que me lo pidió para decir sí y al principio yo no quise contestar sólo miré a lo lejos del mar y al cielo estaba pensando en tantas cosas". Pensaba en los otros hombres de su vida en ese momento, antes de Leopold. Antes de decir "sí". Mulvey, Stanhope, Hester, Groves, marineros... Los nombres se revuelven y mezclan con paisajes, carros, toros, castillos. Todo lo que le pasaba por la mente ante la propuesta de Leopold. Cuando de niña en Gibraltar era una flor de montaña.

"sí cuando me ponía la rosa en el pelo como las chicas andaluzas o me pongo una roja sí y cómo me besó al pie de la muralla mora y yo pensé bueno igual da él que otro y luego le pedí con los ojos que lo volviera a pedir sí y entonces me pidió si quería yo decir sí mi flor de la montaña y primero le rodeé con los brazos sí y le atraje encima de mí para que él me pudiera sentir los pechos todos perfume sí y el corazón le corría como loco y sí dije sí quiero Sí".

Fin del Ulises. Obra maestra.

Nota: El post recopilatorio de todos los textos de la lectura colectiva será publicado mañana en el Bloomsday

#Joyce2019 #Ulises C18







Fin de las lecturas colectivas del "Ulises" y la "Iliada". El mismo día. Del 1ro de enero del 2019 hasta el 15 de Junio. Más de 5 meses, casi 6, la mitad de un año leyendo con cuidado y detalle dos obras maestras bellas y complejas. #Homero2019 #Joyce2019 Adiós, Aquiles, Bloom, Leopold, Molly, Stephen...


Final de la Iliada #Homero2019: Una tregua por el dolor compartido y el miedo a los dioses. Hasta el río llora. Todos de luto.
Final de Ulises #Joyce2019: Monumental. Tregua por la vida y el amor. El pasado. (...)



Acá el libro que me acompañó en la jornada:



James Joyce



Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)