sábado, 28 de mayo de 2011

Cinema Paradiso, de Giuseppe Tornatore (1988)



Desde hace tiempo tenía entre mi lista de películas pendientes por ver a Cinema Paradiso. Finalmente pude verla hace poco y que dicha encontrarme con una de las mejores películas que he visto. Indudablemente una gran Obra de Arte del Cine. Es una película que hace un homenaje al cine y al amor por el séptimo arte.

Absolutamente todo es perfecto, la música, la fotografía y sobre todo las maravillosas interpretaciones que hacen todos los personajes. Especialmente el jóven Totou, en cada una de las etapas de su vida (como niño esta simplemente magistral) y Alfredo.

Hay muchas escenas estupendas, sobre todo aquellas que muestran la bella relación del pueblo con su cine. Sencillamente ponen en evidencia el gran poder del cine en las personas, como vehículo de unión y entretenimiento. La escena donde Alfredo proyecta la película en la plaza para las personas que no pudieron entrar al cine, es genial. Así como muchos otros detalles que engrandecen las escenas, y al final a toda la película.

En Cinema Paradismo, todos los habitantes del pueblo, con sus distintas vidas, problemas y personalidades asisten al cine, para escapar un poco de la monotonía en un pequeño pueblo, y sumergirse en las distintas historias que son proyectadas cada día. Entre los personajes se encuentra un cura que le gusta censurar las escenas de besos, los niños, los jóvenes que disfrutan de las primeras proyecciones donde no se censura el desnudo, las madres con bebes etc. Y proyectando la película en un cuarto al fondo del cine, se encuentran Alfredo y Totou, quienes tienen la dicha de escuchar las reacciones del público ante cada emoción desprendida por la película. Y por supuesto, la fugaz relación de amor entre Totou y la hija del banquero.

La relación de amistad entre Alfredo y Toto es maravillosa. Y estos dos mantienen conversaciones que presentan algunas de las frases más memorables del filme:

- (Alfredo a Totou): “No vuelvas, no escribas, no llames, hazme caso. Hagas lo que hagas, ámalo; como amabas la cabina del cine Paradiso”.

- Alfredo: (...) La vida no es como la has visto en el cine,
la vida... Es más dificil
¡Márchate!¡Regresa a roma!!
Eres joven el mundo es tuyo
Yo ya soy viejo. No quiero oirte más , sólo quiero oir hablar de ti.

Y el final, es simplemente grandioso. Entre los mejores finales de la historia del cine.

En fin, Cinema Paradiso es una película que todos alguna vez tendríamos que ver, no sólo para apreciar el amor al cine, sino para apreciar una gran lección de vida y humanidad.

Trailer de Cinema Paradiso

Historia de la Princesa y el Soldado

Frases de la película


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada