sábado, 7 de abril de 2012

La Cabaña (W. Paul Young)


Como en gran parte del mundo se celebra la semana santa, estaba buscando algunos libros que he leído con temáticas afines. Los elegidos fueron La Cabaña y El buen Jesús y Cristo el malvado. Ambas totalmente diferentes. La segunda obra ya la comenté en mi Blog, así que sólo dejo el enlace:


El buen Jesús y Cristo el malvado (Philip Pullman)


La Cabaña. Este libro lo leí hace unos años atrás. Al principio estaba muy indeciso en comprarlo, porque se cataloga como un libro religioso, y en otros se cataloga como de superación personal, pero al fin decidí adquirirlo dejando un poco de lado los prejuicios, y debo confesar, que también influyó mucho que me gustó la portada (jeje).

El libo se divide en dos partes, en la primera observamos un thriller muy interesante, que desencadena en una tragedia. En esta parte, muy bien lograda, acompañamos al Mack (el protagonista) en su sufrimiento, sus dudas, sus pensamientos, en fin.

La segunda parte, que es la más polémica, inicia cuando el desdichado Mack recibe una carta del mismísimo Dios, invitándolo a que vuelva a la Cabaña, donde años atrás fue asesinada su pequeña hija. Cuando Mack, después de pensarlo bastante, y pensar incluso que fuese una invitación del asesino de su hija, decide ir a la cabaña, se encuentra con algo inesperado. Se encuentra con tres personas, una mujer gruesa y de raza negra que dice ser Dios, un hombre que dice ser Jesús y una mujer que dice ser el Espíritu Santo.

Al conocer esta descripción, sé que muchos imaginaran el direccionamiento ideológico que tendrá la trama. Y es cierto, en esta parte entonces empezamos a ver como Mack al principio de encuentra escéptico pero luego va entrando en confianza con cada una de las tres personas en la cabaña, y tiene varias conversaciones con cada uno, donde expone su ira y todas sus emociones guardadas.

Es cierto que al tener estos tres personajes, ya sabemos que vamos a tener un sesgo hacía una religión en específica. Y en realidad si existe ese sesgo en unos cuantos detalles, pero algo muy rescatable, es que en general se trata de abordar temas universales, que implica a muchas religiones o distintos movimientos, sin hacer énfasis o sugerencia a algún tipo de solución milagrosa o algo por el estilo. Al contrario, mantiene un margen y espacio para que el lector reflexione junto con Mack, sobre los distintos temas que mantienen en sus conversaciones. Ese detalle, me impresionó un poco, ya que me imaginaba que iba a tener un sermón, pero en realidad no lo encontré. Y se los digo yo, que no pertenezco a ninguna religión (al menos voluntariamente), pero respeto las creencias de cada persona.

En síntesis, no es un libro perfecto, pero tiene algunas cosas muy positivas y muy bien logradas, en cuanto a su argumento y la estructura narrativa. Y muchas veces las editoriales se equivocan en las etiquetas de los géneros de los libros. Como hay también, algunas organizaciones que se han aprovechado de este libro, para promocionar su lectura, para atraer fieles a sus filas. Sobre todo teniendo en cuenta la aparición de los tres personajes que les mencioné anteriormente. Creo que vale la pena leerlo y juzgarlo desde el punto de vista de cada persona.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada