lunes, 5 de marzo de 2012

Sin Palabras (Ana Sofía Osorio y Diego Fernando Bustamante)


Esta película fue presentada en el FICCI, en la sección de Colombia al 100%. Lastimosamente fue la única que pude ver de esta sección, porque me incliné más por ver los filmes de la Competencia Oficial. Pero me quedaron pendientes algunos títulos por ver de la sección de Colombia al 100%, como El Gran Sandini y Sofía y el Terco. Lo interesante de esta sección, era que la mayoría estaban siendo presentados por primera vez en una “Premiere Mundial”. Como el caso de “Sin Palabras”.

“Sin Palabras” es una muy simpática película, una comedia romántica de la incomunicación verbal con un trasfondo serio, bastante actual y real, como es el proceso de inmigración ilegal de ciudadanos orientales que quieren llegar a Estados Unidos.

Los directores nos cuentan la historia de Raúl, un joven que trabaja en una ferretería, después de interrumpir sus estudios de diseño en la Universidad. Raúl se encuentra despechado en esos momentos porque su novia se fue a Alemania. Luego, de repente Raúl observa por la ventana de la ferretería que en el otro lado de la acera, una joven con rasgos orientales se encuentra desde hace mucho tiempo sentada, y al parecer sin esperar a nadie. Raúl cruza la carretera, esa carretera muy significativa que entre otras cosas simboliza las distintas barreras que los separan, y así empieza la historia entre Raúl y Lian… o Li An.

Esta es la base de la historia. La película como mencioné al inicio me pareció muy divertida y simpática, la forma en que se empieza a desarrollar la relación entre los dos, en donde ninguno entiende una palabra de lo que dice el otro, es muy divertida. Y luego ver como encuentran la forma, a través de gestos y distintos métodos para entenderse y comunicarse.

También está la historia de trasfondo, que es una realidad muy dura. En esta parte son interesantes los cambios de ánimo que se dan, de las bromas y la comedia a abordar el drama de la inmigración ilegal. En ambos momentos, hay mucha credibilidad y se mantiene el ritmo del filme.

Posteriormente, en el desenlace de la historia, el guión decae demasiado en la parte argumental, dejando de ser creíble, para una fácil y alegre conclusión. Pero ¿qué comedia romántica no utiliza estos elementos fantasiosos en su resolución?, es por esto que lo paso por alto, y me quedo a disfrutar el filme como una historia ligera, simpática y divertida en momentos. Algo que si pongo de punto negro, es que no alcanzo a creerme de lleno el enamoramiento de los dos jóvenes. Algo que de pronto influya es que aunque sus actuaciones son divertidas y naturales por momentos, no alcanzan a atrapar de lleno sus personajes en todos los matices. ¿O quizás sea el guión? ¿O ambos tienen problemas?

En síntesis, una película fresca y ligera con fisuras, pero recomendada, seguro se divertirán mucho y saldrán con una sonrisa.

6/10


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada