martes, 7 de agosto de 2012

El Puente (Bernhard Wicki)


Esta película la recordé recientemente en un especial que hice de cine bélico. Es una película excelente, una de mis películas antibélicas favoritas. “Die Brücke” en su título original, es un filme de Bernhard Wicki, realizada con muy poco presupuesto y no es muy famosa, pero sin duda es otra muestra de que el verdadero arte supera todos los obstáculos. Es una obra maestra triste y hermosa que sucedió en realidad (como explican al final del filme), pero fue tan intrascendente que no fue documentado.

Cuando terminé de ver el filme la primera vez que la vi y me encontré con ese mensaje al final, corrí a investigar sobre la historia, y me di cuenta de que la película fue la adaptación de un libro. De inmediato me puse a buscar el libro por todos lados, hasta que finalmente lo encontré. El libro se llama “El Puente” de Gregor Dorfmeister, quien en el libro utilizó el pseudónimo de Manfred Gregor. Gregor escribió el libro de una experiencia personal, él fue uno de los jóvenes que con tan sólo 16 años vivieron esa terrible experiencia defendiendo el puente de acceso a su pueblo sobre el rio Isaar. Cuando las enormes máquinas de guerra llegaron a la posición donde se encontraban los jóvenes, Dorfmeister reaccionó y se marchó huyendo a la casa de sus padres. El lugar de donde dice nunca debió haber salido.

Wicki toma la experiencia narrada por Gregor y la lleva al cine de forma magistral. Contando una historia ambientada en 1945 en Alemania, a finales de la Segunda Guerra Mundial, donde ya la guerra se ha terminado con la invasión de las tropas aliadas a Alemania. Ya no quedaban soldados adultos que defendieran sus posiciones, sólo quedaban jóvenes adolescentes, quienes como eran educados con su ideología a servir para defender a su patria, iban a prestar su servicio encantados, sin importar sus vidas. En un pequeño pueblo, un grupo de jóvenes son elegidos para proteger un pequeño puente, que da la entrada al pueblo. Ellos felices y orgullosos aceptan su misión con seriedad y compromiso, alienados con la ideología Nazi, sin saber a lo que se enfrentan.

El filme además de plasmar los acontecimientos del libro, tiene un marcado simbolismo, en donde se camufla una constante crítica a los acontecimientos. Inicialmente observamos la vida normal de estos jóvenes, quienes viven y hacen cosas de jóvenes, pero que viven con esa mentalidad de querer entrar a las filas para defender a su país, de todos los estratos. Además de tener problemas con sus respectivas familias, la ausencia de los padres, los padres corruptos que se beneficiaron del régimen, entre otros casos donde el ambiente en el hogar era incómodo. Cuando les llega la oportunidad, hay una ruptura entre lo que venían haciendo, sus vidas, su familia, sus amigos, etc. Y se vuelven soldados sin experiencia, blancos perfectos de la muerte. Hasta su triste final, que además tiene otro ingrediente al mostrar la deshumanización de los soldados alemanes y de los mayores. Un triunfo con sabor a la peor derrota, una triste realidad que descubren demasiado tarde, tan tarde que algunos ni siquiera llegar a saberlo.

La dirección es muy hábil y brillante, hay planos realmente excelentes. El blanco y negro también la ayuda enormemente. La fotografía notable. Y las interpretaciones, ninguno de los chicos era actor profesional y aún así estuvieron creíbles y excelentes, ellos son el motor y la razón de ser del filme.

En síntesis, es un gran filme para reflexionar, con grandes virtudes, algunas de las grandes producciones bélicas de años posteriores y recientes, se han inspirado en muchas de sus escenas (hasta Spielberg). Un filme imprescindible que no merece ser olvidado.


9/10


Trailer de El Puente (Die Brücke)

Frases de la película









No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada