miércoles, 6 de febrero de 2013

Especial: Trilogía sobre las Identidades: Holy Motors, Alps, The Imposter.



Me animé a hacer este especial porque dos de las últimas películas que vi, trataban de alguna forma el tema de la identidad. Y recordé que ya había visto otro filme que trataba el tema, así que decidí hacer una fusión de los tres filmes y como manejan el tema. 






Holy Motors (Leos Carax)

Holy Motors en la reseña que le hice, la describí entre otras cosas, como un particular retrato de la falta de identidad en la sociedad contemporánea.

El protagonista del filme, Oscar, asume distintas identidades, que varían a diario, se puede observar desde distinta óptica los diferentes problemas de la sociedad, pero sobre todo, somos testigos de la inconformidad del ser humanos con su propia existencia e identidad, y ese anhelo en ser alguien más, en hacer cosas diferentes que normalmente, con una vida normal, no tendríamos la oportunidad de hacer por las distintas limitaciones del sistema o de nuestros prejuicios. 






Alps (Giorgos Lanthimos)

“Alps”, la película del interesante director griego Giorgos Lanthimos, director de la excelente “Canino”. En esta oportunidad, vuelve a sumergirnos en una trama fuera de lo común, con el grupo “Alps”, que es un grupo o una empresa, cuyos miembros se encargan de reemplazar a los muertos en la vida diaria de sus familiares, a cambio de dinero.

El grupo Alps es muy interesante, ya que tienen sus normas e incluso su himno. Pero entrando en materia, lo que trata el filme con el tema de la identidad, es la pregunta de que si en realidad  podemos ser reemplazados. Una vez muertos, ¿alguien más nos puede reemplazar frente a nuestros familiares?

Al parecer, el grupo Alps parece dar un ejemplo afirmativo de tal cuestión. Las personas están tan embargadas en la monotonía, que incluso pueden aceptar la presencia de otra persona que “rellene” esa parte de sus vidas.

Pero aquí, únicamente no son importantes los que solicitan el servicio sino los que lo prestan. Estas personas que son capaces de adquirir distintas identidades y roles en un día. Su vida les parece tan vacía y sin sentido, que sienten la necesidad que ocupar la de otros. 






The Imposter (Bart Layton)

“The Imposter” es aparentemente un documental, aunque en realidad parezca un thriller. El documental muestra una historia real Nicholas Barclay, un niño de 13 años desaparecido en Texas. Tres años después la familia de Nicholas recibe la noticia de que lo han encontrado en España. Y empieza la historia, con entrevistas al supuesto Barclay y a algunos familiares de Nicholas. El supuesto Nicholas, que en realidad es Frédéric Bourdin, un experto suplantador de identidades. Físicamente se parecía muy poco a Nicholas, pero la familia no dudo en aceptarlo, ya sea para llenar ese vacío que dejó en sus interiores o por alguna otra sospechosa razón…

El filme usa elementos no tradicionales en los documentales, digamos que es una especie de anti-documental, rompe muchas de las normas de este, pero lo hace con una intención. Te sumerge en una enorme intriga, te hace dudar de lo que ves, de los personajes y te deja con una gran duda y una gran pregunta al final. Lo recomendaría por su atrevimiento y es muy entretenido. A mí personalmente, me gustó mucho este experimento fuera de lo convencional.



En los tres filmes observamos que hay un enorme problema en la sociedad contemporánea, sobre las identidades y el mismo ser humano. Son tantas las imágenes falsas que venden a diario, los hábitos y mentiras, que producen una gran presión a las personas y las llevan a perderse a sí mismas, en un estado de confusión y desolación. Ya que como el tercer filme, el documental “The Imposter”, toda nuestra realidad puede ser mentira o falsa. 





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada