domingo, 20 de noviembre de 2011

Un Dios Salvaje (Carnage) – Roman Polanski


Acabando de ver otra de las películas que más ansiaba por ver, no podía estar más satisfecho. Esta última película del gran Roman Polanski, es una adaptación de la obra de teatro de la francesa Yasmina Reza. Es una película que brilla con luz propia, una fascinante sátira, una comedia negra con un guión magnífico, con unos actores brillantes, que mantienen unos diálogos impactantes.

En realidad es una película muy sencilla, ya que toda la acción trascurre en un solo espacio: La casa de la familia Longstreet. Es impresionante la habilidad de Polanski en desarrollar una película tan interesante y tan meticulosamente en ese espacio, y en ningún momento llega a molestar al espectador, al contrario quedé con ganas de ver mucho más, jeje. El tiempo se pasó volando, y absolutamente toda la película la disfruté. Me parecen bastante interesantes y pertinentes las comparaciones de la película con El Ángel Exterminador de Buñuel. Las únicas dos partes que no se desarrollan dentro de la casa de los Longstreet, son el inicio y el final del filme, en donde Polanksi nos traslada fuera de la casa y nos muestra al inicio, el parque con el suceso que genera el desarrollo del filme, y al final, en el mismo parque con otra toma definitiva. Ambas escenas cortas son cortas y efectivas.

Bueno la película se desarrolla en Nueva York (aunque fue filmada en Europa), en donde dos familias: Los Longstreet y los Cowan, se reúnen para hablar sobre el reciente incidente que involucra a los hijos de las dos parejas. El hijo de los Cowan ha agredido con un “palo” al hijo de los Longstreet en el parque. Todos se reúnen en casa de los Longstreet para resolver el problema de forma “civilizada”, y así lo hacen efectivamente al inicio, pero el encuentro se prolongará haciendo que la discusión se complique e intensifique en alto grado.

Ese es el argumento en forma general, la presentación y la formalidad de las dos familias es el abreboca, y duro unos pocos minutos, luego inician los destapes, las mascaras caen, y lo que sigue a continuación es un festín, que va subiendo de nivel cada vez más. Los actores, todos extraordinarios, representan distintas personalidades (algunas son estereotipos típicos), pero que van mostrando su verdadera naturaleza poco a poco.

Los Longstreet: Penélope Longstreet (Jodie Foster), es una mujer conservadora, moralista extrema y se cree ética y moralmente superior a todos. Además es escritora, interesada en las desgracias del continente africano. Según, como comenta su propio esposo, ella cree que debemos vivir sintiendo culpa de los infortunios de los que sufren (en especial, los africanos). Todo un personaje interesante, ella misma menciona la decadencia y el estado de la cultura occidental, entre otras cosas muy interesantes. Jodie Foster, la interpreta de maravilla, hace tiempo no la veía en un papel donde demostrará nuevamente sus prodigiosos dotes. Tiene una evolución interesante en el filme, y es de los personajes más curiosos.

Michael Longstreet (John C. Reilly), es el esposo de Penélope. Un hombre que se encarga de la venta de artículos para el hogar. Al principio bastante calmado y cortés, pero que va evolucionando o “mostrándose” realmente de una forma muy interesante. Según su propia esposa un mediocre, con ínfulas de persona muy importante, al tratar de impresionar a los invitados con algunos pequeños lujos. John C. Reilly, además de que es un personaje que le va como anillo al dedo, lo borda de forma impresionante.

Los Longstreet, son una familia de clase media baja. Y son los padres del agredido.

Los Cowan: Nancy Cowan (Kate Winslet), es una mujer muy educada y decente, que al principio demuestra tolerancia y entendimiento ante el vergonzoso evento. No recuerdo exactamente su profesión, pero recuerdo que tiene algo que ver con el sector financiero. Nancy, también poco a poco, y con ayuda del Whisky, muestra su verdadero rostro. Kate Winslet, la interpreta excelentemente.

Alan Cowan (Christoph Waltz), es el esposo de Nancy, es un abogado muy exitoso, bastante cínico y sarcástico, que lo vemos gran parte del filme poniéndole más atención a su Blackberry, que a la conversación. Es uno de los personajes más interesantes, y se lleva algunas de las mejores partes del guión. Christoph Waltz, lo borda totalmente.

Los Cowan, son una familia de clase media alta. Y son los padres del agresor.

Algo interesante que ocurre en el filme, y es que las actuaciones son fantásticas. Aunque hay algunos duelos actorales entre ellos. Cada uno tiene su momento de lucirse, y la gran potencia y calidad de todos ellos, muestran en definitivas grandes lecciones interpretativas. Además, cuando se inicia la disputa entre las dos parejas, y empiezan a sacarse todos los trapos sucios, y las máscaras caen, vemos en un momento en que las esposas se unen contra los esposos, y así sucesivamente. Ninguno se salva de esta batalla verbal y psicológica.

En el magnífico guión escrito por el mismo Polanski en compañía de Yasmina Reza, además del destape de los cuatro personajes, hay un destape de varios “pilares” de la sociedad occidental, y en general, claro. Ya que los personajes representan entre sus pequeñas características y matices, a un gran grupo. Hay una gran crítica a la sociedad, y es presentada un poco la verdadera naturaleza de los seres humanos, seres que se ven obligados a utilizar mascaras por las exigencias de la misma sociedad y los distintos imaginarios colectivos, que representan todos nuestros valores. Hay muchos símbolos interesantes que vale la pena analizar introspectivamente. Muy seguramente, se sentirán identificados con alguno de los cuatro personajes, tan llenos de matices y detalles.

Podría decir muchas más cosas, pero pienso que la labor debe ser más personal e individual. Pero a mí me ha encantado esta película. Ha llenado con creces mis expectativas. Me divertí muchísimo viéndola. Ese humor divertido, y a la vez inteligente y reflexivo, me fascina. Súper recomendada, las actuaciones, el guión y la dirección son de muy alto nivel, la música de Alexandre Desplat es sobresaliente, el montaje (aunque sencillo es efectivo). En general, a esta película especialmente, no necesita nada más, así está perfecta. Posiblemente lo único negativo (aunque posiblemente no lo sea), es que por su calidad, se hace muy corta y quedan muchas ganas de ver más, pero Polanski hace milimétricamente bien su trabajo, y con ese final lo dice todo.

De lo mejor que he visto en todo el año. Y parece ser un año interesante para el cine. Que bien!!!

8.5/10

Trailer de Carnage (Un Dios Salvaje)

Frases de la película




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada