domingo, 18 de noviembre de 2012

Frankenweenie (Tim Burton)



“Frankenweenie” fue uno de los primeros proyectos en la carrera de Tim Burton, estrenado como un cortometraje de 26 minutos en 1984, bajo la producción de Walt Disney Pictures. Ya en ese momento, Burton había hecho su primer cortometraje con Disney, que fue su primer gran trabajo, el cortometraje en blanco y negro y con la técnica de stop motion: “Vincent” (1982), con un enorme éxito en la crítica y que definiría el estilo de Burton. Cuando dos años más tarde presentó Frankenweenie, un corto en blanco y negro inspirado en “Frankestein” de James Whale, tuvo una buena acogida, pero Disney despidió a Burton por considerar el corto demasiado terrorífico para los niños.

Tim Burton, posteriormente de su salida de Disney inició su carrera como director de largometrajes, en donde mantuvo el estilo que mostró en sus primeros cortometrajes. Y durante todo ese tiempo Burton se ha consolidado como uno de los directores más importantes de los últimos tiempos, por su estilo particular y original. Ha demostrado su versatilidad paseando por distintos géneros, pero siempre manteniendo esa marca “Burton”, que se encuentra en todos sus trabajos. En su carrera ha dirigido filmes tan memorables como Beetlejuice, Batman, Eduardo Manos de tijeras, Ed Wood, Big Fish, entre otras.

En este año 2012, ya Burton estrenó “Sombras Tenebrosas”, que aún no he visto y “Frankenweenie”, que es una nueva adaptación de ese cortometraje del 84, que hizo que lo despidieran de Disney. Curiosamente, la nueva adaptación es producida nuevamente por Walt Disney Pictures. En esta nueva adaptación, lo hace como un largometraje, sigue con el blanco y negro, pero en esta ocasión recurre a esa técnica que se le da tan bien, el stop motion.

La película cuenta la historia de Victor Frankestein, un niño un poco introvertido que se dedica a realizar cortos donde su perro Sparky es el protagonista, quien además es su único amigo. Hasta que un día Sparky es accidentalmente arrollado por un camión, muriendo al instante. Victor cae en una gran depresión, hasta que un día en su clase de ciencias se interesa sobre el impulso eléctrico de los músculos, lo que la lleva a utilizar esa técnica para revivir a su perro. El experimento sale muy bien, pero Victor deberá enfrentarse a los distintos obstáculos para que nadie descubra que ha revivido a Sparky.

La nueva adaptación de Burton es simplemente excelente, me ha fascinado, me ha llevado por muchas emociones como hace ya un tiempo no lo lograba un filme. Y me ha sacado la primera lágrima del año (en cuanto a películas). Durante este año estaba muy preocupado de no haber visto aún una obra maestra, finalmente la he visto.

El cine de Tim Burton siempre me ha gustado, a pesar de que en los últimos años no tuvo muchos aciertos, estaba esperando su regreso. En esta oportunidad, hace un homenaje a sí mismo, a sus inicios en el cine y sobre todo hace un excelente homenaje al cine de terror de antaño en general, logrando uno de los mejores filmes de su carrera.

“Frankenweenie” te lleva y te arrastra pos distintas emociones, te conmueve desde el drama y la tragedia, pasando por la comedia y toques de humor, y al mismo tiempo combinando el mejor cine de terror. Durante todo este tour sólo podía sostener una sonrisa y gran emoción, esas emociones que sólo te embargan cuando ves un filme que te llega y que no te abandonará durante mucho tiempo.

 Así como Steven Spielberg es un maestro en hacer cine de entretenimiento de gran calidad y de llegar a los niños, Tim Burton combina de gran forma estos géneros y emociones, mostrando la belleza y la sensibilidad tras esos personajes retorcidos y tenebrosos que proyecta.

Da una enorme alegría volver a tenerlo con su mejor cine, los homenajes al cine de terror están casi en cada fotograma, es muy creativo y lo hace sin perder el hilo de su historia principal, que es la de ese niño que ha perdido a su mascota, su mejor amigo y no se resigna a dejarlo ir. Creo que habrá un toque especial para aquellos que hayan experimentado la pérdida de alguna mascota querida.

Los personajes todos son identificables y simbólicos, desde el perro Sparky, el profesor de ciencias, que tiene la voz de Martin Landau, quien estuvo en el filme Ed Wood. Y además tenemos a Winona Ryder, una consentida de Burton, que interpreta a Elsa Van Helsing. El personaje me recordó mucho su papel en Beetlejuice, cuando era una joven aún. Es una actriz que extraño mucho. En fin, todos esos personajes entran a la lista de esa larga gama de personajes memorables de Burton, quien siempre ha sentido debilidad por mostrar esos seres solitarios, alejados, melancólicos pero llenos de luz y amor, a pesar de sus defectos. Y esa es una de las grandes virtudes de este genio a lo largo de su carrera.

En síntesis, es un filme muy recomendado, una nueva obra maestra de Burton en su regreso nuevamente a la animación. Además de todos los aspectos anteriores, todos los aspectos técnicos son combinados de gran forma, los momentos tristes y sobre todo esos en donde hace homenaje a los filmes de terror, con escenas excelentes, mucho mejores que muchos filmes mal llamados de terror, jugando con las sombras y las luces, la música, en fin. Y en su parte sentimental, se encarga de equilibrarla con los otros elementos y dosificarla en su justa medida y de nunca caer en el facilismo. Con todo esto, una obra imperdible.

9/10

















No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada