lunes, 10 de diciembre de 2012

Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky)



Stephen Chbosky, en 1999 publicó su novela juvenil “The Perks of Being a Wallflower”. La novela tuvo gran éxito en los jovenes, pero fue años después en el 2012, que el mismo Chbosky decide adaptar su propia historia, escribe el guión y dirige el filme. No conocía el libro y no lo he leído. Tenía muchas ganas de ver el filme debido a sus excelentes críticas y el reparto particular que tenía. En efecto, me ha parecido un producto muy diferente al de la mayoría de películas americanas sobre jóvenes. Y creo que me ha dejado con curiosidad de descubrir el libro, que al parecer está estructurado por distintas cartas. El filme es un retrato fresco y sincero sobre la adolescencia, con sus virtudes y defectos, pero ante todo sobre la amistad.

La historia se desarrolla desde el punto de vista de Charlie, un chico de primer año de secundaria, quien se encuentra recuperado luego de haber sido internado por sus problemas mentales, causados por distintos traumas, desde la muerte de su querida tía hasta la de su mejor y único amigo, quien se suicida y lo deja solo para enfrentarse a lo que le queda la vida escolar. Charlie regresa con actitud positiva, tratando de socializarse y conseguir nuevos amigos. En ese proceso, conoce a Patrick y Sam, dos estudiantes de último año populares y que se divierten mucho. Lo que traerá un gran cambio tanto en Charlie, como en la vida de los dos hermanastros.   

En esta ópera prima, Chbosky se muestra como un realizador interesante y con futuro. Desde muy buenos planos hasta una excelente dirección de sus actores, sacando lo mejor de cada uno. Crédito que también pertenece a ellos. Logar Lerman interpreta a Charlie. Logan, a quien conocimos por protagonizar Percy Jackson, en esta oportunidad encarna un personaje totalmente diferente, un chico tímido, traumatizado pero muy inteligente, que intenta superar sus miedos y socializarse. Emma Watson interpreta a Sam. Emma, a quien conocimos como la adorable Hermione en la saga Harry Potter, demuestra que ha dejado atrás ese personaje y que puede encarar cualquier papel. En esta oportunidad a Sam, un chica muy extrovertida pero con muchas inseguridades. Y finalmente, Ezra Miller interpreta a Patrick. Miller, a quien ya conocemos por diversos personajes complejos como el de We Need to Talk About Kevin. En esta oportunidad se mete en la piel de Patrick, un joven alegre, extrovertido con un secreto que lo hace mostrar toda su humanidad.

A través de este trío de personajes, recorremos muchos aspectos de la adolescencia como las drogas, el sexo, los miedos, las crisis, la diversión, en fin. Sam y Patrick acogen a Charlie, y le hacen sentirse por primera vez parte de algo. Y Charlie en cambio les da su cariño, aceptación y los ayuda en distintos aspectos de la vida de cada uno. Ya que al acercarse más a ellos, ve los realmente vulnerables que son. Todo este proceso de intercambio, es el desarrollo de la misma amistad.

Sin revelar más detalles, por medio de Charlie, quien sueña con ser escritor, somos testigos del desarrollo de sus amigos y de él mismo. Además de presenciar una historia diferente y honesta sobre jóvenes, con sus contrastes y sus luchas individuales que adquieren sentido al encontrarse y encontrar apoyo. A pesar de que trata de escapar de tópicos, cae en algunos, pero es inevitable.  Lo realmente destacable es que se distinga y se mantenga. Con destacables actuaciones de su reparto. Convirtiéndose así en una de las pequeñas joyas del año. En el primer visionado pensaba ponerle un 6.5, pero en el segundo me ha convencido mucho más. Muy recomendada.

7/10   



Frases de la película








No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada