martes, 12 de marzo de 2013

Después de Lucía (Michel Franco)




“Después de Lucía” es el segundo largometraje del director mexicano Michel Franco. Franco presentó en el 2009 su ópera prima, titulada “Daniel & Ana”, filme que aún no he visto, pero que al parecer trata nuevamente el tema de los jóvenes, sus problemas personales, sociales y su relación con la tecnología. Temas que vuelven a aparecer en Después de Lucía. La película fue presentada en el Festival de Cannes en la sección “Una Cierta Mirada”, donde ganó el premio a la Mejor Película. Premio totalmente merecido. 

Dirigida y escrita por Franco, el filme cuenta la historia de Alejandra, una joven que se muda junto con su padre, luego de la muerte de su madre Lucía. Tratando de sobrellevar la tristeza de la ausencia en otro lugar. En la nueva escuela, Alejandra conoce nuevos amigos, con los que empieza a tener problemas. Problemas que llegan inesperadamente a extremos, que a la vez traen terribles consecuencias. 

El filme trata el tema del bullying o el acoso escolar. Hace tiempo quería ver el filme, para poder anexarlo en mi especial sobre el tema de Violencia en las Aulas, pero no la logré ver a tiempo para la publicación. La película aborda muchos temas frecuentes que señalo en el especial, el análisis del entorno familiar, los comportamientos del acosado y fragilidad que es aprovechada por sus compañeros. El problema de las redes sociales y artefactos tecnológicos, que hacen viajar la información a una increíble velocidad.

Franco se afianza como uno de los directores hispanos más interesantes, influenciado fuertemente por el cine europeo de los últimos años, las nuevas escuelas. Preocupado por los problemas que atraviesan los jóvenes actualmente, también es un director minucioso y detallista, que dota a sus escenas y su filme en general, de calidad artística. Al hacer buenos e ingeniosos enfoques y planos que refuerzan la acción de la escena.   

Excelente dirección, tratamiento del argumento, actuaciones, sobresaliendo la joven Alejandra, interpretada por Tessa Ia. Y una buena fotografía. 

En síntesis, aunque no es un filme totalmente redondo, y me quedó faltando un poco, es un gran filme y una de las películas del 2012. Y a la vez, uno de los mejores filmes que han tratado el tema del acoso escolar. Un filme sobre el dolor de la ausencia, sobre lo que descuidan los padres por su dolor, sobre el terrible acoso tanto físico, como virtual y mental, sobre la falta de justicia, sobre la educación y la  sociedad. Un filme que no da cátedra sobre el tema, pero que tiene un buen argumento, además de cualidades artísticas, que la convierten en un filme notable y muy recomendable. 

(8/10)




 












No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada