viernes, 2 de diciembre de 2011

Moneyball (Bennett Miller)


Confieso que tenía muchos prejuicios antes de ver esta película. Pensaba que era otra película sobre beisbol, convencionales a morir, donde parece haber un problema, luego hay una idea, luego la idea sale mal y al final todo termina bien. Normalmente con un cuadrangular o algo por el estilo. Después de ver la película, y en el transcurso de esta, me he dado cuenta de que no otra de esas películas que me imaginaba, y al contrario, había visto un producto de calidad.

Moneyball: Rompiendo las reglas, es una adaptación del libro de Michael Lewis (Moneyball: el arte de ganar en un juego injusto). Y narra la historia verdadera del gerente general de los Atléticos de Oakland, Billy Beane, interpretado de forma muy convincente por Brad Pitt. A pesar de ser una película sobre el beisbol, este no es el argumento principal, que se centra en aquello que no vemos en los juegos. Todo lo que pasa por fuera del estadio: las negociaciones de los jugadores y todo lo que realizan los ejecutivos de los grandes y pequeño equipos del beisbol. Y esto es lo que la hace mucho más interesante. Ya que como ocurre en otros deportes de gran difusión en el mundo, hay un mundo diferente entre lo que muestran los jugadores (de cualquier deporte de difusión) a un público, y lo que los dueños y coordinadores de estos equipos realizan. Digamos que es un pequeño escenario de lo mismo que se presenta por fuera del ámbito deportivo.

El filme, al igual que el libro se centra en la historia de los Atléticos de Oakland y su representante Billy Beane. Billy es un ex-jugador de beisbol que fue fichado cuando era muy joven y tuvo que decidir entre ser un deportista profesional e irse a jugar a los Mets o aceptar una beca en la universidad de Stanford. Billy tomó su decisión teniendo en cuenta el dinero principalmente, por lo que luego se lamentaría. Principalmente, porque los evaluadores le habían augurado un gran éxito por sus cualidades.

Billy se convierte en caza talentos y posteriormente en el gerente del equipo. La película inicia cuando los Atléticos sufren una derrota frente a los Yanquis en la postemporada del 2001, que representaría la salida de 3 de las estrellas del equipo. Luego Billy planea una estrategia para armar un equipo para la próxima temporada. En sus visitas, conoce a Peter Brand (Jonah Hill), un joven recién graduado de economía en la Universidad de Yale. Brand llama la atención de Beane al escuchar sus ideas sobre una forma de evaluar el valor de los jugadores a base de cálculos estadísticos. Esto, además de llamarle mucho la atención Beane, le trajo nuevamente a colación su idea de que el método de evaluación de talento que tradicionalmente se les hace a los jugadores era muy subjetivo. Lo decía por su propia experiencia. Posteriormente, a pesar de iniciar mal la temporada, y luego de algunos ajustes tuvieron un gran éxito al hacer un record de 20 victorias en forma consecutiva, con su nuevo modelo y el presupuesto más bajo de la liga.

Bueno, uno de los puntos más fuertes del filme es el guión, escrito por Aaron Sorkin y Steven Zailian. La historia en sí es interesante, pero el talento de estos guionistas, recrean la historia con muy buenos diálogos y con una estructura general narrativa que funciona muy bien. Hay una crítica interesante al mundo del deporte en general, la crítica es mostrada de forma fría, al no tomar un papel de jueces, ni críticos directos, sino simplemente a mostrar la realidad de cómo funcionan las cosas. Algo muy notable.

Si le sumamos al excelente guión, la dirección de Bennett Miller (Capote), quien sabe plasmar de forma correcta el guión.

Las actuaciones son destacables, la de Pitt es muy buena, la de Hill es destacada también, ambos muestran una química interesante en pantalla. Y Philip Seymour Hoffman, que es correcto, aunque su papel no sea muy destacado. No es una película donde brillen las actuaciones o sobresalgan por encima de la película, porque el guión le hace un gran contrapeso.

En síntesis, una verdadera sorpresa, no tenía muchas expectativas pero me ha gustado por su nuevo enfoque. Muy buena y sólida. Para los que gustan y no gustan del deporte, es más que eso.

7.5/10

Trailer de Moneyball


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada