martes, 7 de agosto de 2012

Otesánek (Jan Svankmajer)


Hace tiempo tenía escrito en mi libreta de apuntes el nombre “Otesánek”, siempre lo veía y decía que iba a buscar sobre que trataba, inconscientemente pensaba que era el nombre de algún poeta, pero hace pocos días que volví a revisar mi libreta, dije que ya iba a averiguar de qué trataba el nombre. Me sorprendí cuando encontré que se refería a un filme, y sobre todo que era del curioso director Jan Svankmajer, del que he visto algunos cortometrajes muy buenos, uno de ellos en mi especial de cortometrajes. Aún no he recordado como el nombre de Otesánek llegó a mi libreta de apuntes, pero aún así y luego de ver la sinopsis, que me asustó un poco, me animé a verla.

Para que entiendan porque me asustó un poco, comparto la sinopsis:

Cuando un matrimonio se entera de que no puede tener hijos, se sienten muy frustrados. Para paliar el dolor de su esposa, el marido recorta una raíz del jardín, dándole forma de niño. La mujer, en su desesperación, acepta a la raíz como si fuera realmente un bebé. Y, de repente, la raíz cobra vida.

Ese argumento me asustaba, porque si bien puede ser un experimento surrealista interesante, puede ser también una basura. Tomando el riesgo de encontrarme con una decepción, y animándome de los cortos del director me animé a verla.

Según “Otesánek” es un cuento popular de Europa (como en efecto se muestra en el filme), llamado “El pequeño Otik”. Es una película extraña, surrealista, cómica, dramática y en ocasiones grotesca, pero que por alguna razón no me ha desagradado y al contrario me ha gustado. Fue una sorpresa. Me gustó mucho la mezcla del director del surrealismo con el realismo, así como el buen ritmo y dirección, a pesar de los 132 minutos, le mantienes el hilo. Y aunque sabes cómo va a terminar, porque la niña va leyendo el cuento al mismo tiempo, te vas sorprendiendo de cómo se va haciendo realidad el cuento, con la habilidad de Svankmajer de trabajar además con el stop motion. Es toda una grata experiencia, en donde además hay símbolos con gran significado, en ese espectáculo mágico hay diversas críticas a la sociedad, y toda esa mezcla en un solo filme me ha parecido muy interesante y llamativo.

Todo un descubrimiento que me ha sorprendido. Y aunque aún no recuerdo como llegó a mi libreta de apuntes, me alegro de que haya estado allí. Tal vez es otro enigma surreal. No sabría si recomendarla abiertamente, creo que no es un filme para todos los gustos, pero si para los valientes, que quieran experimentar alguna de las sensaciones anteriormente descritas. Empezar viendo los cortometrajes del director para ir acostumbrándose a su particular estética.

7.5/10


Trailer de Otesánek





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada