viernes, 17 de febrero de 2012

Take Shelter (Jeff Nichols)


Hace poco vi esta película, una de las que más esperaba por ver del cine del 2011. Como siempre mi primera impresión al terminar de verla fue de gran impacto. No sólo me pareció una joya del cine indie de USA, sino una gran obra. Con un ritmo imparable, este filme lleno de detalles, símbolos y matices, funciona en la mayoría de su metraje como una representación interesante de una realidad del país occidental, mezclando géneros de forma hábil para sostener el argumento. Además de dos grandes interpretaciones principales y un desenlace que me sorprendió mucho, pero fue una sorpresa tanto positiva como negativa.

El filme dirigido y escrito por Jeff Nichols, haciendo así su segundo filme luego de su opera prima “Shotgun Stories”, también protagonizada por Michael Shannon. En esta oportunidad Nichols vuelve a meterse dentro del terreno familiar para contar la historia de Curtis LaForche, un hombre que vive en un pequeño pueblo ubicado en la ciudad de Ohio, con su esposa y su hija, que es sorda. Todos trascurre con normalidad y parece ir bien, hasta que Curtis empieza a experimentar terribles visiones apocalípticas en sus sueños, hasta que traspasan su entorno real. Entonces Curtis se encuentra en el dilema sobre si hacer caso a sus alucinaciones y aceptar que tiene problemas mentales heredados (casualmente) o si es un profeta del siglo XXI.

La historia transcurre en el 2010, podemos darnos cuenta al observar un calendario grande que aparece en una oficina. Un dato muy significativo si vamos percibiendo las distintas alusiones que son presentadas, como el de la crisis financiera y otros problemas actuales en la sociedad norteamericana, que aún se mantiene arraigada a muchos comportamientos tradicionales. Nichols mezcla este drama familiar, junto con todos los miedos, problemas y preocupaciones que invaden a muchos hogares, y lo conjuga junto con elementos artificiosos o fuera de lo normal, para representar tal vez la desesperación interna y psicológica del personaje principal.

La película inicia con un ritmo normal, y a medida que va avanzando y Cortis es sumergido cada vez más en las alucinaciones, vamos convirtiéndonos en mayores participes de este thriller. La película a la vez que mantiene el ritmo, lo va tejiendo de forma correcta al dejar abierta la trama a interpretarla a la perspectiva del público y que cada uno vaya haciendo su análisis, y a la vez que se imagine como va a terminar esta historia. Y ese es uno de los sentimientos que mantiene al público pegado hasta el final, a través de esos 123 minutos de metraje.

Las actuaciones son excelentes, destacando al dúo principal, con un genial Michael Shannon, que borda el papel a la perfección, le caen como anillo al dedo este tipo de papeles, y una Jessica Chastain que también está nuevamente extraordinaria interpretando a la esposa de Cortis.

A pesar de que la película se desarrolla con todas sus incógnitas, me parece que hay una coherencia y un buen trabajo hasta que llega al final. La primera vez que la vi, el final me sorprendió, ya que da un vuelco a la trama, y me pareció entre grandioso y el desastre. Pero en definitiva, creo que el final se encarga de dañar muchas de las virtudes del filme, que hasta ese momento se encontraba muy bien hilado en su enredo. El mensaje no queda muy claro, y presiento que hasta es un poco facilista ese final. Por eso, aunque me sorprendió me esperaba algo mucho mejor. Creo que pudo haber mayor sugerencia y más trabajo en ese tramo final. Porque de igual forma, siguen las muchas interpretaciones, pero ese direccionamiento al final distorsiona varias cosas.

En síntesis, es una muy buena película en la mayoría de su metraje, pero no está muy bien resuelta. Una buena obra con fisuras. Mi puntaje, por lo que me gustó:

7/10

Trailer de Take Shelter



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada