jueves, 27 de diciembre de 2012

Kiseki (Hirokazu Koreeda)



“Kiseki” “I Wish” o “Milagro”, es la última película de este director japonés, que siempre sorprende con sus historias y sobre todo con su sutileza, ya sea cualquiera el tema que trate. En esta ocasión, los niños vuelven a ser protagonistas. “Kiseki”, es una historia sobre las complejidades de los deseos y los milagros. La película en sí misma es un milagro, hermosa, triste y sencilla. No totalmente redonda pero si tiene mucho corazón.

Dirigida y escrita por el mismo Koreeda, en esta ocasión cuenta la historia de dos niños. Ambos hijos de una pareja joven que se ha divorciado. Uno se queda con la madre, que se va a vivir con sus padres y empieza a trabajar de cajera, y el menor de va con el padre, que es un músico. Ambos desean la reconciliación de sus padres y poder vivir juntos nuevamente, uno más que otro. Por lo que deciden aprovechar, con un grupo amigos, la inauguración de una nueva línea de tren que unirá a las dos ciudades, para pedir un deseo.

La película se centra en los dos hermanos, quienes cada uno por su lado viven sus vidas con sus respectivos padres. El que vive con la madre, el mayor, extraña mucho a su hermano y su padre y quiere que todos estén nuevamente juntos. El menor, que vive con su padre, quiere a su hermano y su madre, pero en el fondo no quiere que vuelvan a estar juntos por las terribles discusiones que estos tenían.

Además de las vidas de los hermanos, vamos recorriendo detalles de las vidas de sus amigos, pequeños quienes también tienen problemas y deseos. Pero no sólo los niños son los protagonistas, también tenemos a sus padres, algunos de ellos retratan deseos frustrados, al parecer su tiempo de soñar, desear y creer en milagros ha pasado. Algunos infelices y otros aún con la esperanza de que sus hijos no sigan sus pasos y se atrevan a conocer el “mundo”. Ese mundo con un significado muy especial y simbólico.

Koreeda, nos presenta una historia real, triste y al mismo tiempo mágica y luminosa. Hay escenas y tomas, simplemente magistrales y sencillas, que captan y hablan por sí mismas. Labor destacable del estupendo reparto, desde todos los niños hasta los adultos.

El filme lo tenía pendiente desde principios de año pero no lo había podido ver. Me ha encantado, me ha conmovido, alegrado y emocionado. Lo único que podría reprocharle, es que tal vez se extiende un pelín al final. Pero eso no le resta para nada sus grandes virtudes. Una historia sencilla, sincera y altamente profunda. Una de las tantas escenas que me encantaron, es cuando todos los chicos gritan sus deseos en el cruce de los trenes. Algunos lo cambian en último momento, otros simplemente guardan silencio. Y todos descubren que ellos mismos son los artífices de los milagros y de la realización de sus deseos.

Muy recomendada.

8.5/10


Frases de la película









No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada